¿Cuándo fueron tus últimas vacaciones?

Ser un empleado 24/7 impacta negativamente a la persona y aumenta la rotación laboral; el empleado cansado baja su rendimiento hasta 45%, dice la Organización Internacional del Trabajo.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Jueves, 25 de octubre de 2012 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Tomar unos días de descanso es recomendable para romper con la rutina laboral; sin embargo a los mexicanos se les dificulta tener ese tiempo disponible. Junto con Estados Unidos y Canadá, México es una de las regiones en donde sus ciudadanos menos vacacionan, según una encuesta de la firma Harris Interactive a 7,803 empleados.

A los mexicanos le gustaría tener más días disponibles para descansar: seis de cada 10 dijeron que les gustaría tener entre 10 a 15 días fijos al año. Pero México es un país con un esquema de descanso corto; el 56.8% de las personas ocupadas tienen entre cinco a siete días de recesos al año, según una encuesta de Trabajando.com a más de 1,500 profesionales.

Al igual que en otras economías donde la escasez laboral es una amenaza, los empleados incluso tienen miedo de pedir días para vacacionar.

"En muchos casos, lo ven como un momento vulnerable en su vida laboral, como si durante ese periodo se tomarán decisiones que impactan su estancia en ese trabajo", señala la psicóloga industrial, Elsa Noriega Martínez.

Otro problema son las nuevas tecnologías que han impuesto un horario de trabajo de 24 horas los 365 días del año.

De acuerdo con el director de Club Med México, Saverio Friselli, el horario permanente genera cansancio continuo, falta de productividad e incluso depresión y nerviosismo; y advierte que primer síntoma de un empleado con altos niveles de estrés o hartazgo laboral es la incapacidad de generar nuevas ideas y soluciones.

El informe Managing the Risks of 24/7 operations, de la escuela de medicina de la Universidad de Harvard reporta que algunos empleadores consideran de manera errónea que los trabajadores con una ‘actitud correcta y proactiva' son aquellos con capacidad para superar la fatiga y compensar la adversidad, adoptando el modelo 24/7.

Noriega Martínez argumenta que cuando se exige a los empleados estar permanentemente conectados se interpreta como sinónimo de poca productividad si no lo hacen. Con este esquema la capacidad para estar alerta y actuar con precisión en los momentos requeridos disminuye y a largo plazo incrementa los niveles de rotación.

Además de los problemas de bajo desempeño, los empleados de horario 24/7  terminan por buscar espacios de flexibilidad sin la aprobación de la compañía, opina Nuria Chinchilla, directora del Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE Business School.

La flexibilidad es parte del paquete de retribución no tangible (salario emocional) del trabajador, asegura Chinchilla. El estudio IFREI 2011 (International Family-Responsible Employer Index) dirigido por la especialista refiere que la mayoría de los trabajadores tomarían la opción de renunciar a un ascenso si implica estar menos tiempo con la familia.

Saverio Friselli agrega: "Estar conectados todo el tiempo desvanece la vida personal de la laboral. Este horario extendido no permite que los trabajadores descansen y la productividad disminuye de manera paulatina. El empleado cansado baja su rendimiento de 30# a 45%, según estadísticas de vida de la Organización Internacional del Trabajo".

El directivo asegura que las nuevas tecnologías no se han empleado en forma equilibrada. Ayudan a realizar el trabajo pero también ocasionaron que no existan periodos de descanso y disfrute. "Es un fenómeno mundial pero se acentúa en México".

Algunos síntomas del síndrome 24/7 incluyen rehusarse a tomar descansos de 15 minutos cada hora y media de trabajo, el trabajador aprovecha las horas de comida ‘para adelantar labores' y tiene más de un año sin vacaciones.

Las vacaciones no son un lujo, pero en México se ven de esa manera aún cuando éstas generan un impacto positivo en el desempeño laboral.

Estudios de la Universidad de British Columbia, en Canadá, demuestran que existe una correlación entre la felicidad (o estado de bienestar personal) y realización de las actividades en la oficina.

"Al fusionarse la vida laboral real con la virtual, se recrudece la adicción al trabajo pero paradójicamente disminuyen resultados", puntualiza el directivo de Club Med México.

"Marcar un tiempo de receso no es una trivialidad, hacerlo permite a la persona mejorar su capacidad de respuesta y generación de ideas", indica la psicóloga Elsa Noriega.

El modelo 24/7 debería aplicar para situaciones críticas de la organización, no hacer de esto una dinámica continua en el trabajador, explica Noriega Martínez.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005AMC
recomienda
Patrocinado por