El IPN crea pilas ecológicas

Investigadores del Politécnico diseñaron un prototipo recargable a base de níquel; el material da un voltaje similar al de las pilas comerciales y además es menos contaminante.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Miércoles, 16 de enero de 2013 a las 06:02
35% de la contaminación por mercurio es producto de las baterías que se incineran con basura doméstica. (Foto: Getty Images)
35% de la contaminación por mercurio es producto de las baterías que se incineran con basura doméstica. (Foto: Getty Images)
Otros enlaces

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La contaminación generada por el desecho de pilas y baterías en México no es menor. En los últimos siete años se han desechado 35,500 toneladas de estos productos en el país, y el 30% de su composición corresponde a sustancias tóxicas que dañan el medio ambiente, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Ecología.

El 35% de la contaminación por mercurio es producto de las baterías que se incineran con basura doméstica, y basta con una pila de reloj para contaminar 6.5 millones de litros de agua, detalla la organización Greenpeace.

Para contribuir a disminuir esta problemática, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) diseñaron prototipos de pilas recargables a partir de aleaciones bimetálicas y multimetálicas basadas en níquel.

Las pilas son sometidas al mismo proceso que una batería convencional, pero el material permite ciclos de carga y descarga más eficientes y menos contaminantes. "Las pilas están en todos lados: teléfonos celulares, reproductores de audio y video, cámaras", pero en México es prácticamente nula su fabricación en formato recargable, comenta Arturo Manzo Robledo, de la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas (ESIQIE) del IPN.

Las pilas secundarias o recargables generalmente se han utilizado como fuente de energía para aplicaciones portátiles y automóviles híbridos de baja emisión de contaminantes, explica el investigador y responsable del proyecto. La alta densidad de energía y de baja contaminación que caracteriza este material despertó en los politécnicos el interés por crear el prototipo recargable de níquel.

El principio electroquímico es el mismo que el de las pilas comerciales, la diferencia está en las alternativas de catalizadores que garanticen e incluso incrementen el desempeño de este producto a un menor costo. Por ejemplo, la investigación aborda la posible sustitución del cadmio (Cd) por otro material que permita alcanzar valores de voltaje muy similares, y con un ciclo de carga y descarga eficiente.

Por el momento, el grupo se ha enfocado en diseñar prototipos para pilas que se utilicen en equipos de baja potencia. Manzo Robledo señala que la investigación es una punta de lanza para continuar la síntesis de materiales para pilas y ofrecer una alternativa de tecnología desarrollada, totalmente, en el país.

El consumo de pilas en México se incrementó 13 veces en la década pasada, al pasar de 2,500 toneladas en 1996 a 32,900 en 2007. El problema es que un número importante de las pilas consumidas (más de 200 millones) son pirata, según datos del laboratorio de investigación en biorremediación de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005E5S