Patrocinado por

ALERTA »  Pemex pierde 52,226 millones de pesos en el segundo trimestre

¿Tu oficina es un ‘edificio enfermo’?

En el país hay 20,000 centros de trabajo que tienen un ambiente poco saludable, según Grupo Xtra; tres de cada 10 trabajadores enferman por la exposición a sistemas de calefacción y otros factores.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Jueves, 24 de enero de 2013 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Podría pensarse que los trabajadores de oficina están más seguros que aquellos que realizan su actividad en la calle.

Sin embargo, las cifras indican lo contrario, alrededor de 200,000 centros de trabajo en México tienen un entorno poco saludable y tres de cada 10 empleados padecen problemas sanitarios a causa de la exposición a sistemas climatizados y otros factores.

Estas cifras forman parte de un informe realizado por la firma Grupo Xtra, a partir de datos de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, y de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, a través de su Norma Oficinal de condiciones de iluminación en los centros de trabajo.

En la Ciudad de México se reportan  a diario alrededor de 280 casos de enfermedades en trabajadores, según datos de la Secretaría de Trabajo y Fomento al empleo del Distrito Federal. A nivel internacional, el promedio de días perdidos por una enfermedad vinculada al trabajo aumentó de 15.5 a 16.8 entre 2011 y 2012, de acuerdo con el Health and Safety Executive Board, organismo que regula en temas de salud laboral en el Reino Unido.

"Tradicionalmente se asocia la enfermedad de las oficinas a factores psicosociales como estrés, ansiedad, o por el tipo de actividad desempeñada. Pero una tendencia que crece son los problemas vinculados a las características físicas del lugar, como tipo de iluminación, ionización, ruido, vibraciones, temperatura, humedad y ventilación", explica Liliana Silva, directora de Mercadotecnia de Grupo Xtra.

En el Distrito Federal algunos de los problemas de salud más frecuentes son enfermedades vinculadas a vías respiratorias, ojos, dermatitis, síndrome del túnel carpiano (presión sobre el nervio a nivel muñeca), luxaciones, esguinces y desgarros, indica el informe Accidentes y Enfermedades de Trabajo 2002-2011 de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Silva menciona que desde la década de los ochenta se detectaron síntomas patológicos atribuidos a los edificios. En ese entonces se hablaba de 5% de la población afectada por una errónea planificación de las oficinas, actualmente estos problemas perjudican a 30% de los trabajadores.

Lo más común es ver al empleado con irritación de ojos, nariz y garganta; sensación de sequedad en membranas, mucosas y piel; ronquera; dificultades para respirar; comezón; dolor de cabeza; fatiga mental y elevada incidencia de infecciones respiratorias, de acuerdo con datos de Grupo Xtra.

"No hay nada que delate estos centros de trabajo a simple vista", pueden ser edificios bonitos, supuestamente funcionales, pero con condiciones que aumentan los cuadros de enfermedad, como mala ubicación de equipos de cómputo, lo cual genera reflejos sobre los ojos, así como sistemas de climatización cerrados y temperaturas estandarizadas, ejemplifica Liliana Silva.

Se conocen 5,000 padecimientos vinculados a actividades laborales, pero muchos no están reconocidos como ‘enfermedades' o problemas de salud por la ley, según investigaciones realizadas en la maestría en Ciencias de la Salud de los Trabajadores, que imparte la Universidad Autónoma Metropolitana.

Un ejemplo claro es el estrés. Un empleado difícilmente puede comprobar que sus alergias o cuadros de gripa crónica son producto de la exposición prolongada a un ambiente climatizado, que pocas veces cumple con los estándares de limpieza necesaria, explica el médico general por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Fernando Noriega.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) definió en los ochenta el síndrome del Edificio Enfermo (Sick Buldings Syndrome) como "un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en espacios cerrados, que afecta al menos a 20% de los ocupantes".

La OMS diferencia entre dos tipos de edificio: los que se pueden considerar temporalmente enfermos, en los que se incluyen instalaciones nuevas o recientemente remodeladas. En estos lugares los síntomas disminuyen o incluso desaparecen con el tiempo, aproximadamente en seis meses.

El tema más preocupante, dice la OMS, son las instalaciones  que están permanentemente enfermas por la mala ventilación; son sitios que no cuentan con tomas de aire adecuadas porque las ventanas no pueden abrirse, por ejemplo.

Fernando Noriega refiere que las oficinas con sistemas climatizados deben establecer periodos de descanso, así el personal no está expuesto a una temperatura todo el día. Los ojos irritados y con ardor son muchas veces producto de esa condición en los lugares de trabajo.

Los empleados que están en instalaciones cerradas son candidatos a tener el "síndrome del edificio enfermo", y debido a que los empleados no pueden "escapar" de ese tipo de instalaciones hay que invertir en revisiones de limpieza periódica del sistema de ventilación, detalla Noriega.

También se puede recurrir a cuestiones más prácticas como incluir determinado tipo de vegetación en las áreas de oficina, este factor ayuda a mejorar la calidad del aire; además, la limpieza del lugar debe ser fuera de horarios de oficina, para evitar la exposición a otro tipo de químicos.

 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EJH
recomienda
Patrocinado por