El ABC del currículo del recién egresado

Tener poca experiencia no es un obstáculo para redactar un currículo que atraiga a un reclutador; especialistas sugieren dar peso a los conocimientos académicos y las prácticas profesionales.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Viernes, 25 de enero de 2013 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — México es uno de los países con el mayor número de ingenieros egresados por encima de Brasil y Alemania, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), sin embargo, de los 75,000 estudiantes que terminan esta carrera pocos encontrarán trabajo en su ramo.

El mismo panorama se repite en otras profesiones. 41 carreras universitarias viven una situación crítica de empleo, de acuerdo con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES). Pocos se colocan en actividades vinculadas a su formación, el 55.5% de los mexicanos laboran en otras especialidades debido a la escasez de oportunidades, y 70% estaría dispuesto a insertarse en un área distinta con tal de emplearse, indica una encuesta del portal OCCMundial.com, entre 750 entrevistados.

Con la alta competencia y, literalmente, miles de egresados en busca de un contrato de trabajo, hay que poner cuidado a los detalles que se relacionan con el empleo, como el currículo. Tener los contactos ayuda pero también ser capaz de redactar una página que llame la atención del empleador, expresa la psicóloga por la UNAM y orientadora vocacional, Leticia Pérez Martínez.

"En México lo más común es que el CV se use todavía como un resumen de cargos, muy descriptivo, en vez de una carta que te pueda vender y que debes saber jugar", expresa Aleida Ballesteros, coordinadora de plan de vida y gestión de competencias en el Centro de Vida y Carrera del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

20 segundos es el tiempo aproximado que un reclutador destina a mirar de un candidato. No es lo mismo reseñar 15 años de experiencia que tratar de convencer al reclutador para que te permitan empezar a ganar habilidades, menciona Pérez Martínez.

Un punto importante es saber que a primera vista se descartan los currículos por formato y sintaxis. "He visto caso de CV que integra dos colores, esto a simple vista se elimina y vas con el siguiente", ejemplifica Ballesteros, quien cuenta con experiencia en procesos de reclutamiento.

Un consejo poco sugerido es comenzar el currículo redactando la información por la izquierda y seguir con otros datos a la derecha, lo que se conoce como ‘línea z'. Algunos estudios refieren ese lado como el punto donde más prestas atención al leer un documento, específica la representante del Tec de Monterrey.

Un error perceptible en los currículos de los jóvenes es incluir foto, menciona la especialista. Este elemento se descarta, a menos que el puesto lo especifique, de ser así, se debe optar por dar una imagen casual, usando colores neutros como una camisa blanca.

En la redacción de un currículo para recién egresados hay otros elementos que agreganvalor y no deben pasar desapercibidos, entre estos citar la actividad extracurricular. Estas son otras sugerencias para armar este documento, de acuerdo con Aleida Ballesteros:

1. ¡Sí! a la edad. Además de iniciar con el nombre completo, y no incluir el título de la carrera (por ejemplo Lic. Erika Ríos), no hay problema en poner fecha de nacimiento. "Las vacantes tienen un perfil y están bien marcadas por edades", por lo que este indicador suele ser una guía para el reclutador en muchos casos, explica la especialista y agrega que los profesionales maduros deben prescindir de esta regla.

2. Que los conocimientos hablen. Quien concluye su carrera quizá no ha tenido experiencia de trabajo, por lo que la parte académica debe destacarse. Después de los datos personales, es importante poner nombre de la carrera, lugar donde se estudió y fechas en que se cursó.

No es recomendable citar preparatoria y secundaria. Si existe alguna experiencia internacional, como un intercambio durante la carrera, es el momento de citarlo. Hacer mención de un promedio sólo es recomendable cuando se obtuvo una mención por excelencia.

3. Presume tu iniciativa. En prácticamente todas las universidades o formación técnica se piden las prácticas profesionales, y en otros casos se incluyen programas de trainee. El hecho es que pocos escapan de la figura de becario, hay que mostrar esos primeros indicios de acercamiento al mercado. La sugerencia es colocar este tipo de información en el apartado de experiencia profesional, mencionando la práctica realizada, en dónde y por cuánto tiempo.

Debido a la poca o nula experiencia con que se cuenta es difícil reportar resultados, sin embargo, esa información puede cambiar por habilidades o competencias adquiridas durante la práctica (negociar, comunicar, compromiso con el medio ambiente, por citar algunas). La regla en este caso (y sin importar edad) es evitar la "paja" al redactar. La información poco relevante no aporta, sólo quita espacio, hay que centrarse en mencionar ejemplos puntuales de situaciones vividas en esta actividad. 

4. ¡Bienvenido! lo extra -académico. Para la empresa, dice Ballesteros, un punto valorado es la experiencia que tuvo el egresado en otros círculos, independiente al académico. Por ejemplo, haber destacado en cierta actividad deportiva, cultural y social. Si hubo resultados sobresalientes en estos campos hay que mencionarlo. "Esto arroja una impresión muy fuerte al reclutador. Sobresalir en estas áreas habla de competencia, perseverancia, entrega, que puede aplicarse a términos empresariales",

En este apartado también es importante citar el periodo en que se dieron los triunfos. La representante del Tec subraya que las fechas son un aspecto valioso en el currículo del egresado -de ahí que se pide incluirlas en diferentes espacios del CV- porque sirve de guía para saber el tiempo dedicado a cada actividad.

Para cerrar este documento, se indican las habilidades en idiomas o sistemas, pero siendo realistas en términos de nivel: básico, medio, avanzando.

Evita caer en la idea de mentir, 48% de los mexicanos lo han hecho en algún momento de su carrera, principalmente en manejo de idiomas, cursos y lugares donde no laboró, reporta el portal Trabajando.com México. Sin embargo, los reclutadores tienen diversas técnicas para descubrir la información falsa. "Cuánta gente no se ha quedado en silencio al pedir que sigan su entrevista en inglés y resulta que no dominaba el idioma", ejemplifica Ballesteros. 

Si el currículo se presentará impreso es importante anexar una carta motivo en la cual se expone con más detalle la información citada en el CV. A través de este documento, que no debe rebasar tres cuartos de cuartilla, el reclutador debe encontrar cuál es tu motivación para trabajar en determinada empresa y qué puntos de tu formación y de otras actividades pueden ser interesantes para el puesto.

En esta carta, explica Ballesteros, las habilidades y las competencias deben redactarse con más intención. Al final sólo incluye tus datos de contacto.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005ELP
recomienda
Patrocinado por