Consigue un ascenso con inteligencia

Para ganar una promoción es necesario un cambio de actitud profesional, dicen expertos; los ascensos no necesariamente se dan al que tiene más tiempo, sino al que lo trabaja mejor.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Miércoles, 06 de febrero de 2013 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Una de las mayores inquietudes en los empleados mexicanos es cambiar de trabajo. Siete de cada 10 personas en el país buscan una oferta laboral y su principal incentivo es ascender y mejorar su crecimiento profesional, señala la firma Randstad Holding.

Un error común al querer más responsabilidades es pensar que la promoción llega por sí sola. "Antes de negociar analiza qué tienes por ofrecer, qué te hace diferente y cómo son las relaciones con tu área, no sólo cuántos años llevas en la empresa", comenta la coach y orientadora de carrera Paola Ruvalcaba.

México tiene el segundo lugar entre los países con más trabajadores en busca de una promoción con 84%, por debajo de la India con 86%, según datos de Randstad. La firma detalla que los mexicanos desean mayores oportunidades y esperan que las compañías los impulsen para obtener el desarrollo y el crecimiento al que aspiran.

En opinión de Ruvalcaba ese es otro de los problemas con el ascenso, creer que una empresa tiene la responsabilidad de subir de puesto por mérito por ser puntual o quedarse horas en la oficina. La realidad es que es común ver promociones en gente que lleva poco tiempo en un grupo. "Es gente que supo trabajar su ascenso", asegura.

Una persona puede llevar años en una organización haciendo bien su trabajo, pero de pronto se anuncia que alguien con menos antigüedad recibe la promoción para el puesto que el trabajador más experimentado había deseado. Esto indica que los ascensos no siempre son para el más dedicado, refieren especialistas de OCCEducación, servicio de OCCMundial.

Una promoción implica responsabilidades para las cuales hay que demostrar visión, creatividad, empatía, resolución de problemas e, incluso, poder de persuasión, detalla el portal.

"Debes trabajar en estas cualidades y romper con el mito de que las oportunidades sólo son ‘buenas' si se destinan a los esmerados. Esa persona cumplida puede no tener relaciones prósperas con otros, lo cual no significa ser lambiscón, sino crear un ambiente donde alguien más te respalda", dice la coach.

Dorothy Tannahill-Moran, autora de Should I Stay or Should I Go? (¿Debería irme o quedarme?) refiere que un ascenso "no ocurre por arte magia, sólo porque hayas pasado tiempo suficiente en el actual empleo". Esto se da cuando se demuestra la habilidad para desempeñarse en el siguiente nivel.

¿Qué buscas?

Antes de promoverte, hay que pensar en aspectos como: ¿existen oportunidades en mi trabajo actual, me interesa un área distinta, qué habilidades requiere el nuevo puesto, o función y qué demanda ese cambio?, sugiere OCCEducación.

Paola Ruvalcaba aconseja concentraste en esta pregunta ¿qué ganaré y perderé con este movimiento? Explica que el empleado suele anhelar un cambio, sin considera las exigencias a cumplir y los sacrificios inherentes a un ascenso. "Quieres más responsabilidades, saliendo diario a las 6:00. Eso seguramente no será posible, hay que pensar en los sacrificios y carga laboral que implica una promoción".

Si la intención es ganar otra oportunidad, aunque el cambio no sea ascendente, sino horizontal, hay que pensar en término de aportación. Ubica las áreas donde destacas, estilo para resolver un problema o enemistad en el equipo.

En opinión de Ruvalcaba, la regla es trabajar la promoción desde la negociación, argumentando aquello que diferencia y dará valor al puesto, más no querer el puesto desde la exigencia. "Algunos profesionales han visto frustrado su deseo de crecer porque llegaron al jefe con reclamos y demandas sobre lo no recibido. Y eso resta puntos".

De acuerdo con especialistas de OCCEducación, una manera de ascender es poner un dedicar esfuerzo extra en otras actividades que no te corresponden, pero pueden formar parte del nuevo puesto. Además, prepara un argumento de cómo aportarás más beneficios; piensa en una estrategia que mejore los resultados y propón alternativas para reducir costos o un nuevo servicio.

En términos de promoción no olvides cuidar tus relaciones. Una persona puede ser talentosa, pero carecer de habilidades sociales, y sin ellas la oportunidad de ascenso se reduce.

Entre los miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), los mexicanos son los trabajadores que más horas laboran, y los más rezagados en salario. Es común que la carga de trabajo y de responsabilidades aumente, como si se hubiera dado un ascenso aunque esto no se refleje en el salario.

Ante ese escenario, los especialistas sugieren generar el momento para exponer la situación. Existe un temor a perder el trabajo, eso es natural ante la situación del mercado, indica Ruvalcaba y enfatiza que hacer notar tal condición, no tiene por qué asustar, pero hay que plantear bajo el siguiente enfoque: ¿qué respaldo puedo tener mientras llega un aumento o promoción?

Acudir en tono de queja o amenaza no genera resultados óptimos. La empresa debe saber que eres capaz de dar un extra, sin embargo, no se labora por altruismo, también estás ahí por dinero y quieres saber qué puedes esperar de la organización. Si no se vislumbra oportunidades, puede ser el momento de buscar otras alternativas, puntualiza OCCEducación.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005F2C
recomienda
Patrocinado por