Carteras extraviadas, vía para fraudes

Ocho de cada 10 personas temen a los riesgos de perder su billetera con datos personales valiosos; en 2012 el delito de clonación de tarjeta aumentó 11.9%, según reporta la Condusef.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Martes, 12 de febrero de 2013 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Perder la cartera acarrea problemas mayores al de estar algunos días sin tu identificación. Nueve de cada 10 mexicanos guardan en su cartera información privada que podría servir a alguien más para cometer fraudes, clonación de tarjeta y robo de identidad, dice Alfonso Flores, director general de CPP, firma británica que ofrece soluciones para comunicar la pérdida o robo de tarjetas.

El delito de clonación de tarjetas aumentó 11.9% en 2012 respecto al año anterior. En 2011 el monto que los usuarios reclamaron ante la institución fue de 476 millones de pesos por presuntos fraudes cometidos, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

La credencial del IFE y las tarjetas bancarias son documentos suficientes para que cualquiera haga transacciones falsas y usurpe la identidad. Se necesita sólo tres datos -nombre, dirección y fecha de nacimiento- para pedir préstamos, abrir cuentas de banco, contratos de telefonía y rentar una casa, entre otros trámites, advierte el estudio "La vulnerabilidad y riesgos de extraviar una cartera" de CCP.

La identificación oficial es el objeto básico en cualquier cartera (86% de los casos). De los 500 entrevistados en el estudio, la mitad lleva también sus tarjetas de débito. El 30% también trae licencia de manejo, 17% una tarjeta de crédito y 78% dinero en efectivo.

El 42% manifestaron que lo que más le molesta de perder la cartera es el proceso de cancelar las tarjetas y renovar la documentación. Sin embargo, la mayor preocupación deriva de la posibilidad de que alguien más tenga sus datos personales. Los mexicanos se sienten ‘vulnerables' a lo que pueda ocurrir con su información, de acuerdo con el 82% de las respuestas. Incluso se llega a una sensación de estrés superior a la generada por haber perdido dinero.

La mayoría de los encuestados (97%) indicó que tendría intenciones de devolver la cartera o bolsa, en caso de encontrarla, aunque un 5% lo haría después de sustraer el dinero en efectivo. El 79%, aproximadamente 395 entrevistados, piensan que no recuperaría su cartera si ellos fueran las víctimas.

¿Honestos?

Extraviar la billetera asusta, pero qué pasa cuando uno se encuentra este objeto. La investigación de la firma británica incluyó el "sembrado" de 500 carteras en Ciudad de México y municipios del Estado de México que conforman el área metropolitana.

Transporte público, supermercados, tianguis, restaurantes, parques públicos, centros comerciales, museos, universidades y la propia calle, fueron algunos de los puntos donde se colocaron carteras. Cada una contenía una tarjeta creada especialmente para este ejercicio por Scotiabank, un billete de 50 y otro de 20 pesos, una fotografía familiar, una receta médica, tickets de compras o consumo, y un número al que se podía marcar para localizar a su "dueño".

Sólo se recuperaron 47, lo cual representa el 9.4% de las 500 carteras ‘sembradas'. El 93% de las entregadas aparecieron con la tarjeta de crédito y el 70% con dinero. De quienes sí se pusieron en contacto para hacer la devolución, 65% fueron hombres, 35% mujeres, y de éstos 37% eran jóvenes de entre 18 y 29 años.

"Es importante que la gente cuente, como parte de los servicios ofrecidos por su banco, alguna protección contra el robo de identidad, la clonación de tarjetas o incluso con alguna solución personalizada para este tipo de incidentes", indica Alejandro Flores.

El director de CPP también ofrece otras sugerencias:

- Evita perder de vista la tarjeta cuando pagues con ella, en este proceso se pueden hacer copias y clonación de la misma.

- Revisa el cajero y presta atención a la gente que espera afuera y en el interior del lugar. Cuando introduzcas el PIN de la tarjeta cubre el teclado.

- Lleva en la cartera únicamente las tarjetas necesarias. Nunca en los bolsillos.

- Si esperas recibir una tarjeta nueva, revisa cotidianamente el correo. Recuerda que los bancos no contactan para confirmar contraseñas o detalles cuentas.

- Las tarjetas deben cancelarse inmediatamente después de haber sido extraviadas o robada; es recomendable contar con un servicio de protección de tarjetas.

- Revisa los estados de cuenta regularmente para asegurar que no hay cargos extraños en tu cuenta.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005FIV