Organiza tu búsqueda de empleo

Conseguir trabajo es tarea de tiempo completo, pero existen épocas con mayor oferta de vacantes; detecta los mejores meses y días para hallar el empleo que estás buscando y arma tu plan.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Lunes, 25 de febrero de 2013 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Buscar trabajo es una tarea que no conoce horarios o días, pero existen temporadas en que las solicitudes para cubrir vacantes aumentan. Desde la segunda quincena de enero y hasta la última semana de febrero, las empresas suelen abrir espacios, ejerciendo el presupuesto establecido al cierre del año anterior, refiere la bolsa laboral Trabajando.com.

"Los meses pico en recepción de ofertas son los dos primeros del año y a principio de marzo. Después viene otra oportunidad en octubre", comenta Margarita Chico, directora corporativa de Comunicación de Trabajando.com México.

Ésa bolsa de trabajo registró un incremento del 6% en las vacantes de enero 2013, considerando un universo aproximado de 12,000 ofertas en los sitios asociados a su comunidad laboral. Al cierre de febrero podría superar el 10%. Margarita Chico refiere que el aumento en ofertas en ésas fechas es una tendencia común en las bolsas de trabajo, pues las organizaciones concluyen noviembre -diciembre con un presupuesto y un plan de negocio a ejercer los primeros meses del siguiente año.

En enero de 2012, el Índice OCC del Empleo -que OCCMundial.com emite comparando la actividad laboral en diferentes áreas- alcanzó un récord histórico para este indicador con 140 puntos, mientras que este año se registró 113 puntos. Algunos estados tuvieron mayor dinamismo en ofertas, como Campeche, Colima, Sonora, Tabasco y Zacatecas.

El Distrito Federal, Nuevo León, Estado de México, Jalisco y Querétaro se mantienen como las entidades con más oferta de vacantes. Entre las áreas de mayor dinamismo por parte de las empresas destacan seguro y reaseguro; logística, transportación y distribución; manufactura, producción y operación; así como salud y construcción.

"Los primeros meses del año son históricamente los de mayor generación de empleo, al liberarse presupuestos en las empresas, éstas comienzan con sus planes de negocios que conllevan contratación de profesionistas", expresa Fernando Calderón, director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial.

Hay un cierto patrón para cuando las empresas contratan en general. Enero repunta y lo importante es que el candidato debe estar listo para aumentar sus aplicaciones ése mes", señala la firma de reclutamiento Lee Hetch Harrison en su documento "Preparing for Meetings with Hiring Managers" (Prepara tus encuentros con reclutadores).

A su vez, indica el documento,

Hay que estar pendiente de los meses que pueden ser atractivos para determinados perfiles, agrega el estudio.

Buscar trabajo es un empleo en sí mismo, recuerda la psicóloga industrial y reclutadora Patricia Noriega. Para hacer de esta actividad una disciplina puedes armar un calendario del empleo:

- Enero, febrero y principio de marzo. Las organizaciones se encuentran ejerciendo el presupuesto aprobado para abrir plazas o cubrir alguna vacante existente. Febrero también suele ser un mes activo en ferias de estudios, por si te interesa cursar un programa de especialización o ganar nuevos conocimientos fuera o dentro del país. 

- Abril, mayo y agosto. Esta es la época en que bolsas de trabajo, sector público y empresas hacen ferias del empleo; algunas en universidades y otras para público en general, apunta Margarita Chico. Por ejemplo, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Instituto de la Juventud del DF, y los portales de las entidades publican calendarios de ferias.

Otro espacio son las ferias de trabajo virtuales, organizadas por sitios de empleo en Internet y con las que puedes interactuar las 24 horas del día y desde tu casa. 

- Mayo y junio. Si lo que se busca es un trabajo temporal, estos meses son recomendables para ubicar ofertas porque las empresas buscan personal para proyectos específicos de verano o temporada festiva, explica la representante de Trabajando.com. Las actividades orientadas a servicios/ventas incrementan sus ofertas de empleo.

- Julio. Este mes entra en las "peores fechas" para buscar trabajo (fijo, no temporal) al ser un periodo vacacional. La situación es mejor en septiembre y hay otro repunte en octubre, indica Margarita Chico.

Diciembre tampoco es la mejor época en aumento de ofertas, a no ser de trabajo temporal. Sin embargo, puede aprovecharse el mes para actualizar aspectos de imagen profesional y enviar el currículo, porque poca gente hará esa actividad en estas fechas, cita Lee Hetch Harrison.

Trabajo diario

Los meses en los que no se registra un aumento de plazas pueden ser propicios para atender otros temas relacionados al empleo, como ensayar entrevistas; tomar algún taller de cómo mejorar la búsqueda laboral o para actualizar un conocimiento; revisar tarjetas de presentación y muestras de trabajo; fortalecer la presencia en redes sociales profesionales; actualizar la base de contractos, entre otras, sugiere Noriega.

"Conseguir un trabajo debe ser una disciplina, porque nunca sabes cuándo puedes detectar una oportunidad, esto implica que ser proactivo cada día de la semana", indica Margarita Chico.

Lo recomendable es organizar la semana para dedicar cada día a una actividad vinculada a contratación Por ejemplo, lunes y martes para hacer un monitoreo de las empresas y envío de currículo, incluyendo subir este documento a los micro sitios de contratación que tienen muchas compañías.

Miércoles y jueves ocuparlos para dar seguimiento a ofertas y hacer llamadas; viernes se puede dedicar a trabajar en alguna tema de tu desarrollo profesional, pues es el día de menor productividad en las empresas respecto a ver candidatos, indica la vocera de Trabajando.com. Lo importante es hacer monitoreo constante del mercado y tener una proyección semanal de que tareas harás para llegar a más ofertas, vinculados a tu perfil. 

Una regla importante en conseguir trabajo es no pasar por alto detalles que pudieran considerarse básicos. Eso sucede con el currículo, a veces los candidatos creen que con pedir a un amigo su CV ya tienen cubierto este proceso. "Terminan siendo copias, con frases trilladas y que nada aportan o hablan del valor diferencial del candidato", eso te descarta y molesta al reclutador, puntualiza Margarita Chico.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005GP9
recomienda
Patrocinado por