Ticker
Finanzas Personales
Columna invitada

¿Cómo invertir en la Bolsa?

Debes tener sangre fría para no tomar decisiones precipitadas que afecten tu plan a futuro; es necesario quitarnos la idea que dice ‘voy a jugarle a la bolsa’, ya que no es un juego de azar.

Por: Juan Carlos Pelayo * |
Miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 06:00
Si las inversiones en Bolsa se entienden bien, pueden ser muy benéficas. Primero que nada, debemos quitarnos de la cabeza ese mito que dice: ‘Voy a jugarle a la Bolsa’, ya que no es un juego de azar.

Invertir en acciones de empresas que cotizan en la Bolsa significa que te estás asociando con las compañías más grandes y supervisadas de México, que han probado históricamente tener buenos resultados. Por lo tanto no es un juego aleatorio.

Existen diferentes alternativas para invertir en Bolsa, ya sea comprando acciones en directo o a través de un fondo de inversión común, que a su vez meterá el dinero de sus participantes en acciones.

Es muy importante que como inversionista de Bolsa tengas dos características indispensables: a) Un horizonte de inversión de largo plazo (por lo menos un año) y b) Sangre fría para que no tomes decisiones precipitadas en momentos críticos del mercado.

Las inversiones en Bolsa presentan volatilidad, es decir, los precios de las acciones suben y bajan todo el tiempo, por múltiples factores, desde los resultados de las mismas empresas, cuestiones macroeconómicas, políticas o hasta asuntos especulativos que provocan que el precio se mueva. Ése es uno de los principales riesgos que tienes al invertir ahí.

Este riesgo disminuye sustancialmente con el tiempo: imagina que invertiste 10,000 pesos en un fondo común, y el primer mes tu estado de cuenta refleja un saldo de 9,000. Tienes una minusvalía de -1,000 pesos. Si en ese momento entras en pánico y decides retirarte, reconoces la pérdida y esos -1,000 pesos no se recuperarán.

Ahora bien, si tienes un horizonte de inversión de largo plazo, no entras en pánico y te esperas. Al paso del tiempo, el precio del fondo se recuperará. Imagina que 12 meses después, en tu estado de cuenta se refleja un saldo de 12,000 pesos. ¿Qué pasó? Que el subir y bajar de los precios es de todos los días, pero con el tiempo esos sobresaltos parecen desaparecer.

En el ejemplo anterior compraste a 10 pesos cada acción (como invertiste 10,000 pesos, adquiriste 1,000). Este 10 se hizo 9.90, 9.80 y subió a 10.20 y así el precio fue fluctuando hasta que 12 meses después vendiste a 12 pesos, generándote un rendimiento de 20%. ¿Te afectó la volatilidad? Por eso, es importante que tengas un horizonte de largo plazo.

Te recomiendo que inviertas en Bolsa a través de un fondo, ya que éstos presentan muchas ventajas sobre las inversiones en directo: el monto requerido es mucho más accesible, el portafolio al que te estás integrando ya existe, por lo tanto ya tiene historia y es manejado por un grupo de expertos.

Acércate a un experto y empieza por invertir una parte de tu dinero para que te vayas familiarizando.

*Juan Carlos Pelayo es director de Allianz Fóndika. Preguntas a elexperto@expansion.com.mx

 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0029XL