¿Ya piensas en la educación de tu hijo?

Conoce las características de los fideicomisos, seguros y fondos de inversión para educación; tal vez tu hijo está en pañales, pero cada día pierdes una oportunidad de obtener un rendimiento.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Lunes, 27 de junio de 2011 a las 06:04
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La educación superior es un tema que cobra importancia con el paso del tiempo, debido a que las ofertas de trabajo cada día son más disputadas y la educación marca la diferencia entre un futuro prometedor y la frustración.

Si tienes hijos, nunca es demasiado temprano para pensar en ahorrar para costear el pago de la universidad, sin embargo, es importante conocer tu perfil de ahorro y de inversión para saber cuál es la mejor opción para resguardar los recursos que destinarás a ese objetivo.

Grandes diferencias

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) un fideicomiso es una figura jurídica mercantil a través de la cual una persona destina ciertos recursos a un fin lícito determinado, mientras que un fondo de inversión es un instrumento que invierte en valores con algún grado de riesgo.

La primera diferencia entre un fideicomiso y un fondo es que el primero garantiza que el dinero se destinará a lo que elegiste, sin necesariamente otorgar un rendimiento.

La otra alternativa son los seguros de inversión, que pueden darte la tranquilidad de que tu hijo tendrá los recursos suficientes para estudiar si algo te pasa, señala Sofía Belmar, directora ejecutiva de Mercadotecnia de MetLife México.

¿Cuál es la opción que me conviene?

Yenún González, gerente de Skandia University, explica que los fideicomisos tienen una ventaja principal: aún si tuvieras problemas con el pago de tus deudas o de una hipoteca, los recursos resguardados no serán sujeto de embargo.

Por otra parte, si lo que buscas son ganancias, deberás apostar por un fondo de inversión. Mikhail Mora, director comercial y de producto de Principal Fondos de Inversión señala que algunos fondos ofrecen además la ventaja de que el pago se hace con un cargo a la cuenta bancaria del cliente; de esta manera no hay que preocuparse por hacer largas filas en el banco o recordar hacer el depósito a través de Internet.

Para el caso de los seguros de educación, puede que los rendimientos no sean tan altos como un fondo, pero hay opciones que contemplan diferentes modalidades para el pago de las coberturas, que pueden ser mensuales, trimestrales o anuales.

¿Ahorro en dólares o pesos?

Ya sea un fondo, un fideicomiso o un seguro, lo importante es que haya una diversificación de la inversión. Ahorrar todo en dólares te expone a la volatilidad de los mercados y, si todo está en moneda nacional, corres el riesgo de perder oportunidades de obtener ganancias.

Si elijo un Fideicomiso:

-Debes estar conciente de las condiciones y asegurarte que la opción a rendimiento esté estipulada por escrito.

-Cerciórate que la empresa esté registrada y sea legal.

Si elijo un Fondo:

-Determina tu perfil de riesgo respondiendo a las preguntas ¿cuánto necesito? y ¿cuánto tiempo tengo para lograrlo? Eso te dará una idea del nivel de riesgo que deberás tomar: recuerda que entre más tiempo tengas disponible, se reduce el nivel de incertidumbre.

-Asegúrate de que tus recursos contarán con normas de seguridad y que el perfil esté acorde con tus necesidades.

-De acuerdo con datos de Principal Fondos de Inversión, unos padres previsores que empiezan a ahorrar cuando su hijo nace, tendrían que aportar mensualmente 1,500 pesos para poder pagar una universidad de prestigio en México; en cambio, si se empieza cuando tiene diez años la mensualidad aumentaría a 4,500 pesos, aproximadamente.  

Si elijo un seguro

-Revisar que cuente con un amplio rango de aceptación, es decir que pueda contratarse para niños desde recién nacidos hasta los 18 años.

-Verificar que ofrezca protección por fallecimiento del menor y del padre o tutor.

-Revisar que tenga la opción de contratar un fideicomiso para garantizar que la suma asegurada se destine al pago de colegiaturas.

- Identificar que el seguro permita tener sumas aseguradas adicionales para ciertos momentos especiales en que el menor cumpla 5, 11, 14 ó 16 años. Estos montos permiten cubrir algunos gastos necesarios como computadora, clases especiales, viajes, paso de primaria a secundaria, admisión en preparatoria y eventos importantes, entre otros.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0030R0
recomienda
Patrocinado por