¿En qué puedes invertir 100,000 pesos?

Ahorrar esta suma y no ‘ponerla a trabajar’ es un error para tus finanzas, dicen los especialistas; iniciar un negocio, apostar por los mercados o valores del Gobierno son alternativas a tu alcance.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Viernes, 08 de junio de 2012 a las 06:00
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) —

Los tiempos en que invertir era una actividad sólo para personas con varios millones en la bolsa terminaron, trabajar en el hábito de ahorro puede dejar grandes recompensas para quienes deciden pasar del ‘guardadito' a la inversión. 

Es importante determinar el tipo de inversionista que eres antes de poner tu dinero en un instrumento de inversión o en un negocio, pues el primer punto a asimilar en el ‘mundo de las inversiones' es que cuando das el paso tus recursos adquirirán cierto nivel de riesgo pero no con ello significa que tu dinero entre a una especie de 'apuesta', sino que el comportamiento de las ganancias está sujeto a diferentes variables.  

"No es lo mismo pensar en una alternativa para un profesionista que en un par de años reunió 100,000 pesos, que en un trabajador para el que ese capital es el dinero que ha ahorrado en toda una vida, los niveles de riesgo que toleran y el objetivo de la inversión son distintos", señala el director general de Allianz-Fóndika, Juan Carlos Pelayo García.

Con esto en mente, te presentamos tres alternativas para diferentes perfiles, que te permitirán tener una noción de cómo ‘poner a trabajar', ese guardadito.

1. Fondos de inversión

Para una persona de entre 30 y 40 años con nivel socieconómico medio-alto, el mercado de fondos de inversión es una opción atractiva, sin embargo, debes tener presente que al poner tus recursos en los mercados financieros, el comportamiento de tu inversión dependerá de algunos factores que quedarán fuera de tu control.

"No hay una receta que todos puedan seguir en sus portafolios porque cada cliente tiene intereses distintos, pero si se perfila de manera adecuada se puede generar una combinación cómoda entre rendimientos y riesgo según el tipo de inversionista", explica Juan Carlos Pelayo.

De acuerdo con el ejecutivo, una persona con una tolerancia media al riesgo puede tener una combinación de 70% de renta variable (acciones y bonos) y 30% de deuda gubernamental, este último factor es un tipo de activo que genera más tranquilidad porque no sufre impactos fuertes por la volatilidad.

"En este momento particular no se recomienda invertir en divisas como dólares o euros, al final del día lo importante es que los inversionistas se sientan cómodos con la configuración de su portafolio, que conozcan los riesgos y recurran a asistencia profesional si tienen dudas. En el pasado no podía pensarse en invertir cantidades que no se expresaran en millones, ahora las operadoras de fondos lo hacen posible", añade.

2. Cetes

Tener 100,000 pesos bajo el colchón y dejarlos ahí durante un tiempo prolongado puede ser un riesgo, la inflación hace que en un año tu dinero ‘pierda valor' porque el aumento de precios impide que compres lo mismo con el mismo monto con el paso del tiempo es por ello que debes buscar alguna alternativa que te genere un beneficio para tu ahorro.

"Los inversionistas de Cetes Directo tienen la ventaja de que sus recursos se depositan en una de las alternativas más seguras del mercado, sin comisiones y con la misma tasa de rendimiento a la que tienen acceso los grandes inversionistas y grupos financieros", explica  Alejandro Díaz de León, titular de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Los Cetes son Certificados de la Tesorería de la Federación, uno de los instrumentos que el gobierno emite para fondearse; a cambio ofrece una tasa de interés cobrable al final de un plazo establecido de 28, 91, 182 o 365 días.

Considera que el 'aval' de esta inversión es el gobierno mexicano, y está respaldado por un crecimiento sostenido y finanzas públicas sanas, la plataforma Cetes Directo ofrece además tutoriales y apoyo para que comprendas la operación, que los convierte en una buena alternativa para iniciarte como inversionista.

3. Inicia tu negocio

Abrir la cortina de un local para vender algún alimento o producto podría ser una apuesta muy arriesgada, existen modelos de franquicias que puedes adquirir por incluso menos de 100,000 pesos y, al ser esquemas probados el riesgo se reduce.

Por ejemplo, la firma Franquicias de Alto Consumo cuenta con los modelos de la Tiendita de 3 Pesos, Chissa todo a 5 pesos, Barañas todo a 5 pesos e Infinance (un negocio de asesoría financiera inmobiliaria), que requieren una inversión de 75,300 pesos para convertirte en empresario.

De acuerdo con Francisco Rodríguez de la Mora, director Franquicias de Alto Consumo, la inversión puede recuperarse entre aproximadamente 6 y 8 meses, y no requiere cuota de entrada ni pago de regalías.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n00544O