Gasta tu aguinaldo… en ahorro

Evita comprometer este ingreso adicional al pago de deudas, considera el ahorro para tu retiro; antes de hacer compras de fin de año cuestiónate si realmente necesitarás los artículos que deseas.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Sábado, 05 de diciembre de 2015 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El aguinaldo es como una soda que aguarda en una hielera en un día soleado: antes de tenerla, la idea te agrada, una vez que está en tus manos resulta como caída del cielo, y cuando se termina, parece que no duró lo suficiente. 

El problema con el aguinaldo es que las personas empiezan a beber esa soda incluso antes de saber cuánto puede rendir.

Los trabajadores mexicanos destinan cuatro de cada 10 pesos de su aguinaldo al pago de deudas y en general son muy pocos los que destinan este ingreso al ahorro o inversiones, según un estudio de la facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Por ley, los trabajadores asalariados deben recibir al menos 15 días de salario al término del año si completaron 12 meses de trabajo para la empresa; esta gratificación de fin de año debe pagarse antes del 20 de diciembre. Si el trabajador no completa los doce meses, recibirá una parte proporcional.

Tomar en cuenta un presupuesto que contemple los ingresos y disponibilidad de gasto luego de cumplir con los pagos de los gastos de inicio de año (seguros, inscripciones, reparaciones en el hogar) puede ayudarte a no excederte en los gastos de fin de año, recomiendan la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Una de las opciones que puede ayudarte es dividir tu aguinaldo en dos partes, una que puedas destinar a los gastos propios de las fiestas de fin de año y una segunda que pueda destinarse al ahorro.

Para dar el paso y que tu aguinaldo sea tu primer paso en el mundo del ahorro y la inversión toma en cuenta los siguientes consejos:

1.- Ponte un objetivo que te motive a ahorrar, considera qué te gustaría hacer en el largo plazo, quizá dar el enganche para hacerte de una casa o un auto.

2.- Recorta tus gastos variables hasta que logres destinar una parte de tu ingreso al ahorro como gasto fijo.

Cuando obtienes un aumento de sueldo este parece insuficiente al pasar de algunos meses, si tú mismo reduces tu nivel de ingresos para destinar un porcentaje al ahorro, te acostumbrarás al cambio también en cuestión de meses.

3.- Antes de realizar un gasto en un regalo o una fiesta de fin de año, considera cuánto es lo más que puedes pagar y apégate a ese presupuesto.

4.- Evita descuidar los pagos de tus gastos fijos como agua, luz, renta o colegiaturas, empezar a gastar lo que tienes destinado a estos conceptos puede hacer que al final del mes incurras en deudas para fondearte.

5.- Piensa siempre en el retiro. A lo largo de tu vida tendrás etapas de acumulación en las que tu ingreso variará, pero invariablemente te enfrentarás a un periodo de tu vida en el que los ingresos se terminan porque la condición física ya no permite trabajar, piensa en cómo te gustaría vivir esa etapa y planea tu retiro.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CG1