Año nuevo, ¿tarjeta nueva?

Mudar el adeudo de tus tarjetas es una opción para aligerar los pagos, conoce las alternativas; aunque hay productos que ostentan tasas de interés bajas, debes considerar todos los costos.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Miércoles, 09 de enero de 2013 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El costo de tener una tarjeta de crédito no sólo se determina por la marca o el banco, existen variables que pueden jugar un papel fundamental como la tasa de interés, anualidades o el costo anual total, que es una suma del costo total del financiamiento expresado en términos porcentuales anuales. 

"El primer paso para perder la salud financiera es que un pagador totalero reciba más ofertas de crédito de las que puede pagar y las tome. Es el inicio de un gasto sin control porque una sola tarjeta con una línea de crédito bien calculada puede ser una herramienta efectiva de pago, pero tener más de una tarjeta aumenta el riesgo de incumplimiento", explica Juan Pablo Zorrilla, director general de la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda.

En 2002, Santander lanzó un producto que permite realizar transferencias de saldos de tarjetas de otros bancos. El surgimiento de su tarjeta ‘Light', que ofrecía las tasas más bajas del mercado abrió la puerta a la mudanza de adeudos.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explica que las transferencias de saldos son operaciones en las que otro banco te ofrece una línea de crédito para que puedas pagar la que tienes actualmente pero a una tasa menor.

De acuerdo con el último reporte de tarjetas de crédito del Banco de México, las tarjetas con líneas de crédito mayores a 15,000 pesos representan 47.7% del total de plásticos y 80.1% de la cartera de crédito.  A continuación te presentamos los Costos Anuales Totales de cada banco para que compares cuánto cuesta tener una u otra tarjeta.

(Fuente: Banco de México) 

Muchos de los bancos admiten la transferencia de saldos, pero antes de tomar esta decisión, la Condusef recomienda que cumplas con algunos requisitos:

1. Consulta tu Reporte de Crédito Especial en las Sociedades de Información Crediticia (Buró de Crédito, Círculo de Crédito) para saber cómo te ven las instituciones financieras, pues difícilmente te van a apoyar si tienes mala reputación.

2. Si tienes un buen historial puedes ir seguro con esas credenciales. Recuerda que también en Buró de Crédito, puedes solicitar tu Score de Crédito, que equivale a tu calificación en el uso del crédito, misma que te será de gran utilidad para estos fines.

3. Analiza tu situación y considera los cargos y comisiones que te cobran por transferir o consolidar tu saldo, haz cuentas para ver si te conviene.

Si tu situación es ya crítica y una transferencia no es opción aún quedan algunos caminos:

*Reestructura de deudas. Aquí el cliente solicita a su banco renegociar la deuda: ampliación del plazo, reducción de la tasa de interés o ampliación de pagos fijos, o incluso, la condonación del adeudo crediticio. Toma en cuenta cualquier renegociación que implique la condonación del adeudo quedará registrada en tu historial crediticio por un periodo de seis años, hecho que podrá limitar la obtención de nuevos créditos.

*Las reparadoras de crédito: Son empresas que ofrecen opciones para liquidar tus deudas. El objetivo es establecer un esquema de deuda a largo plazo en el que ganas tranquilidad (plazo) porque tu flujo de pago se canaliza a liquidar el adeudo y no se diluye en el pago de intereses.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DEG
recomienda
Patrocinado por