Ticker
Finanzas Personales

Presta dinero y ¡gana más!

Tener una franquicia de casa de empeño no suena mal en tiempos de incertidumbre económica; para adquirir la franquicia de la más antigua del país necesitas 1 millón de pesos iniciales.

Por: Armando Aguilar |
Domingo, 20 de enero de 2013 a las 06:00
¿Buscas tener una franquicia? Tú puedes ser socio de una de las primeras casas de empeño en México, si compras una.

Prendamex, la primera casa de empeño privada en el país, abrió su primera sucursal en 1996.

"En aquel entonces, que una empresa te ofreciera préstamos inmediatos y recibiera una garantía prendaria a cambio era un concepto muy innovador", recuerda Luigi Galli Mondragón, director general de la empresa.

Un año más tarde, Prendamex desarrolló y registró su modelo de negocio de franquicia, convirtiéndose así en la primera de su tipo en el país.

"Tenemos más de 900 sucursales, lo que nos pone como la red del ramo prendario más grande del mundo", asegura Galli a la revista Dinero Inteligente de diciembre 2012.

¿Cuánto por la casa de empeño?

La inversión Inicial para obtener una franquicia de Prendamex es de 1 millón de pesos.

La cuota de franquicia va de 120,000 a 240,000 pesos, según el número de habitantes donde se piense abrir la sucursal. Las regalías son de 1% sobre cartera mensual promedio y la publicidad, de 0.3%.

El retorno de inversión se estima entre 24 y 36 meses.

¡Advertencia!

"Este negocio requiere, además de su inversión inicial y cuota de franquicia, capital de préstamo importante que deberás cubrir tú", advierte Héctor Alcáza, director comercial de la consultora en franquicias Alcázar & Compañía.

En efecto, el dinero que prestarás por los bienes empeñados no está incluido en la franquicia.

Entonces, ¿corres el riesgo de sólo prestar y tener una bodega de prendas almacenadas?

"Claro que no. Puedo decirte que 87% de nuestros clientes recuperan sus prendas. La solidez y confianza que dan 16 años de experiencia respalda nuestro negocio".

Lo que tendrías que recordar es que entrarás a un negocio financiero.

¿Cómo funciona el negocio?

Una persona tiene una necesidad económica (tal como una urgencia médica, deudas impostergables, gastos escolares...) y alguna prenda o un bien que lo puede sacar del apuro; esta persona lleva su prenda a valuar y en 10 minutos Prendamex le ofrece un préstamo con intereses sobre el bien.

La franquicia de esta empresa tiene presencia en todo el país (excepto en Durango) y en el extranjero.

¿Qué incluye?  

El uso de la marca El sistema informático operativo Prendamex, prototipos y especificaciones arquitectónicas Manuales de operación y administración Asesoría para la adecuación del local y apertura Catálogo de proveedores autorizados Capacitación inicial y periódica del personal operativo Asistencia técnica, operativa e informática constante Publicidad institucional Asesoría en publicidad local

"El corazón de nuestra empresa son los valuadores, por eso nos encargamos desde su capacitación inicial hasta convertirlos en expertos para que den un avalúo justo que no descuide los intereses de nuestros franquiciatarios", dice Luigi Galli.

El director general de la casa de empeño afirma que otro aspecto que cuida Prendamex es la no "canibalización" entre sucursales, es decir que cuidan que no haya más de un local en un determinado mercado.

Galli dice que realizan estudios de mercado, para validar los sitios de ubicaciones y otros criterios que aseguran que el establecimiento de nuevas sucursales sea estratégica.

Ante la gran cantidad de sucursales de casas de empeño podría pensarse que se trata de un mercado saturado.

"Pese al auge que ha tenido el sector con más de 23 marcas de franquicia, su crecimiento continúa", señala Héctor Alcázar.

¿Y la competencia?

Otro factor a considerar es la competencia; las Instituciones de Asistencia Privada (IAP) son parte de ella. De los más de 5,000 lugares dedicados al préstamo prendario que hay en México, casi 90% son casas de empeño comerciales y el restante 10% son IAP, como el Nacional Monte de Piedad, Montepío Luz Saviñón y la Fundación Rafael Dondé.

Muchas veces, los pignorantes prefieren acudir a estas últimas, ya que ofrecen un CAT que, en promedio, es de 120%, mientras que en las casas de empeño privadas éste se incrementa hasta un 257%; algo que han querido compensar con mejores avalúos.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DWB