Día del amor: ¿emoción contra cartera?

Festejar el 14 de febrero no debe ser una amenaza al equilibrio financiero, evita gastar de más; antes de dar rienda suelta a tus tarjetas en San Valentín asegúrate de que podrás cubrir las deudas.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Lunes, 11 de febrero de 2013 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Los mexicanos son los más románticos de América Latina, pues 78% considera que el día del amor y la amistad es un motivo de celebración, según arroja un estudio de la firma de citas online Match.com. 

Comparados con países como Chile, con 64%, y Argentina, con 56%, los mexicanos muestran una tendencia clara a mayores demostraciones de afecto.

El problema de ser tan emotivos surge cuando el amor y el cariño toman el control del termostato de gasto y lo que puede ser un gran detalle para la pareja se convierte en una deuda que no estaba contemplada.

"Es muy importante estar conscientes de la responsabilidad de contar con un crédito disponible, eso no implica que podemos vivir como millonarios o que podamos hacernos de aquello que deseamos con sólo desenfundar un plástico, si ya de entrada existe una deuda es importante evitar gastar a través de financiamientos", advierte Maca Hernández, directora de Organízate Ya, consultoría enfocada en el mejor aprovechamiento del tiempo y recursos.

Para la especialista, el primer error es tratar de medir las emociones a través de lo que se puede comprar, pues se pierde de vista el principal objetivo de la celebración: el amor.

"Pasamos de regalar experiencias y objetos elaborados a mano, a regalar objetos y medir el afecto con su costo, la peor parte de terminar con una resaca financiera tras el día del amor es olvidar que lo importante no es precio, sino el detalle, el gasto nunca fue un componente obligatorio", explica.

Ante el riesgo de que San Valentín lance flechas directo a tu cartera, Visa recomienda tomar en cuenta algunos consejos financieros:

1.- Considera el presupuesto. Determina cuánto puedes gastar para que puedas planificar un día especial dentro de tus posibilidades económicas reales.

2.- Escoge tu medio de pago. Las tarjetas pueden ser una alternativa conveniente y segura comparada con el uso de efectivo y cheques, pero no olvides llevar un control de tu gasto y tener un plan para liquidar la deuda que contraigas.

3.- Si optas por pagar con tu tarjeta de crédito. Verifica con tu banco emisor tu límite de crédito, la fecha de cierre del ciclo de facturación de tu estado de cuenta y la fecha en que deberás hacer tus pagos. Esto te ayudará a saber cuánto tiempo tienes para pagar tu tarjeta de crédito. Tienes la opción de pagar sus gastos del Día de San Valentín al finalizar el ciclo de facturación o los puedes financiar.

4.- Opciones en línea. Las tiendas online ofrecerán algunos productos, puedes comparar precios y conseguir la mejor oferta, si el envío tarda, puedes hacer un vale por el obsequio. Recuerda que es muy importante elegir tiendas virtuales conocidas.

5.- Sácale jugo a tu tarjeta. Verifica con el emisor de tu tarjeta si hay promociones u ofertas especiales vigentes en ciertos establecimientos comerciales. De esta manera, podrás aprovechar descuentos y ahorrar para la compra de tu regalo, el restaurante y en boletos para espectáculos.

6.- Si sales a cenar. Ten siempre presente tu presupuesto y elije la opción que mejor se ajuste a tu límite de gasto. Procura no olvidar tomar en cuenta el costo del postre, las bebidas y propinas, pues esos pequeños cargos aumentan la cuenta y afectan el costo final. Igualmente, considera las opciones de estacionamiento para evitarte el gasto adicional.

7.- Manos a la obra. Preparar tu propia cena o postre en casa puede ahorrarte el dolor de cabeza de hacer reservas para cenar fuera. Cocinar juntos y cenar a la luz de las velas puede resultar una velada verdaderamente romántica. No olvides ver en tu supermercado local ideas para recetas, ofertas especiales y cupones.

8.- Gastar no es obligatorio. El mejor regalo no necesariamente es el más costoso. Atrévete a probar algo diferente. Actividades como visitar un museo, ir a una exhibición en una galería de arte, asistir a un evento o festival al aire libre, o incluso un paseo por un lugar bonito, te brindará una experiencia amigable para tu presupuesto, que no dejará de ser una cita memorable.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005FB5
recomienda
Patrocinado por