ALERTA »  La inflación en México llega a 4.32% en la primera mitad de octubre

Seis propósitos financieros para 2014

Evita que tus malos hábitos financieros saboteen tus metas del próximo año; ponerte objetivos de ahorro, contratar un seguro y no abusar del crédito pueden ser las claves.

Por: Ilse Santa Rita |
Martes, 31 de diciembre de 2013 a las 06:00
Determina qué quieres y cuánto necesitas para lograr cada objetivo. Evita que tu propósito sea ahorrar de forma abstracta. (Foto: Thinkstock)
Determina qué quieres y cuánto necesitas para lograr cada objetivo. Evita que tu propósito sea ahorrar de forma abstracta. (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) —

¿Este año querías dar el enganche de tu casa pero no pudiste ahorrar lo suficiente? ¿Tenías pensado viajar por Europa pero te gastaste el dinero? Evita que tus malos hábitos financieros saboteen tus propósitos del próximo año, después de todo, más que deseos son objetivos de vida.

El primer paso es evitar ponerte metas muy generales o abstractos como "ahorrar".

"Lo mejor es dales nombre y apellido, es decir, determinar qué quieres (por ejemplo, dar el enganche de la vivienda), cuánto dinero necesitas y en cuánto tiempo quieres tenerlo", explicó Raúl Martínez Solares, especialista en Economía Conductual y director general de Mexicana de Becas, Fondo de Ahorro Educativo.

Los especialistas te dan éste y otros consejos para mejorar tu conducta financiera y que este año, ahora sí, puedas comprar casa, pagarte la maestría, irte de vacaciones y cumplir todos tus propósitos.

1.       Ahorra con objetivo

Determina qué quieres y cuánto necesitas para lograr cada objetivo. Si quieres juntar el enganche de tu casa, determina cuánto debes ahorrar y divídelo entre los meses en los que quieres alcanzar esa cantidad.

El resultado será el monto que necesitas ahorrar de manera mensual, expuso Raúl Martínez Solares.

2.       También ahorra para emergencias y contrata seguros

El ahorro con objetivo muchas veces se convierte en la bolsa de las emergencias ya que en caso de haber una contingencia, usarás el dinero que estabas ahorrando.

Para evitar esto, conformar un fondo de emergencias o contratar un seguro puede ayudarte a sortear los eventos inesperados como enfermedades o accidentes en el hogar sin que estos pongan en riesgo tus objetivos patrimoniales, dijo Luis Fabre, Vicepresidente Técnico de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios financieros (Condusef).

3.       No excedas  tu capacidad de endeudamiento

Idealmente la suma de los abonos que das a todas tus deudas no debe superar el 30% de tus ingresos mensuales, coinciden los expertos. Si es así, corres el riesgo de caer en sobreendeudamiento.

Para conocer tu capacidad de pago resta a tus ingresos mensuales tus gastos fijos del mes y la cantidad que destinas al ahorro, esa es la cantidad de la que dispones para pagar tus créditos.

Si usas tarjeta de crédito, procura liquidar tus deudas antes de la fecha límite de pago para no generar intereses.

Enlace relacionado: Que tu aguinaldo no se vaya 'como agua'

4.       Conviértete en consumidor inteligente

Evita hacer compras por impulso, cuestiona las promociones y la publicidad, lee las etiquetas, conserva siempre tus comprobantes de compra para posibles aclaraciones, por lo menos hasta que estés seguro de que el producto funciona y cumple con las características anunciadas, sugieren especialistas de la Procuraduría Federal del Consumidor.

Nunca te vayas por la primera opción, comparar te permitirá aprovechar la competencia entre proveedores y adquirir mejores productos y servicios a un menor precio.

5.       Haz crecer tu dinero

En México, sólo  2.5% de la población que cuenta con un producto de ahorro formal pone a trabajar su dinero a través de un fondo de inversión, de acuerdo con datos divulgados por la Condusef.

Los montos mínimos para invertir en estos instrumentos varían según la institución financiera, pero hay algunas que permiten abrir contrato desde 1,000 pesos cuando el cliente se compromete a hacer aportaciones periódicas durante un determinado número de años, como es el caso de Skandia.

Hay otras opciones en los que puedes incursionar con 100 pesos como el caso del programa gubernamental CetesDirecto.

Para elegir un instrumento de inversión es necesario buscar que tenga un  rendimiento esperado por lo menos igual o mayor a la inflación. De los contrario, el aumento en los precios avanzará más rápido que el rendimiento y tu dinero perderá poder adquisitivo en el tiempo.

6.       Prepara tu retiro

Uno de los objetivos de largo plazo que los expertos recomiendan contemplar desde el inicio de la vida laboral es el retiro, pero sólo tres de cada 10 trabajadores en México realizan algún plan de ahorro o inversión con este propósito, según la Encuesta de Ahorro y Futuro elaborada por la Asociación Mexicana de Afores (Amafore).

Si se consideran únicamente las aportaciones obligatorias para el retiro, los trabajadores en México recibirán al momento de su retiro una pensión promedio equivalente a 30% de su último salario, mientras la tasa de reemplazo sugerida es de 80% del último salario, revelan cálculos de especialistas de Principal Financial Group.

Para poder recibir una pensión más generosa, el trabajador puede hacer aportaciones voluntarias a su afore o bien, contratar un plan personal de retiro con alguna aseguradora, una operadora  o distribuidora de fondos de inversión.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0063AD