Elige la mejor tarjeta de crédito

El plástico ideal es el que satisface tus necesidades, así que primero identifica qué requieres recuerda que un crédito no es una extensión de tus ingresos, sino un medio de pago.

Por: Verónica Galán |
Jueves, 15 de mayo de 2008 a las 06:00
CNNExpansion
La banca otorgó en los últimos años 18 millones de tarjetas de crédito. (Especial)
La banca otorgó en los últimos años 18 millones de tarjetas de crédito. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — Seleccionar la mejor tarjeta de crédito no es tan complicado como encontrar el amor de tu vida, pero definitivamente sí requiere que inviertas tiempo y esfuerzo en definir qué necesitas y cuánto estás dispuesto a pagar por ello.

Tus necesidades son las que determinarán si quieres un plástico barato: si no te importa cuánto te cobren pero sí qué servicios de valor agregado te otorguen o si estás buscando algún programa de beneficios específico, como el que te regresen un porcentaje de tus compras o te  otorguen millas para viajar.

Una vez definido qué quieres de una tarjeta de crédito, el primer paso es optar por los plásticos que emiten las instituciones financieras más sólidas y de mayor tamaño, aseguró en entrevista el catedrático de la Universidad Panamericana (UP), Mario Cortés.

“La mejor tarjeta, no hay ninguna. Todas tienen la misma problemática y la misma facilidad en un momento determinado. ¿Qué es preferible? Obviamente los bancos más sólidos y más acreditados”, dijo.

El verdadero problema es que los tarjetahabientes no acaban eligiendo el plástico que utilizan, sino utilizando la tarjeta que les llega de algún emisor, advirtió en entrevista por separado el director de Estudios de Mercado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Marco Antonio Carrera.

“La gente se ve acosada por una gran variedad de mensajes publicitarios y eso le resta que tome una decisión y haga un análisis adecuado. Si a eso le agregas que tiene una predisposición a no hacer análisis (…), a no reflexionar mucho, se da la combinación que tenemos: que la mayoría se queda esperando a usar la tarjeta que le van a dar”, agregó.

Empero, sí es necesario evaluar y comparar, por ello el segundo paso para seleccionar la mejor tarjeta es analizar los costos que tienen esos plásticos (comisiones, tasa de interés, cobro por penalizaciones, entre otros), advirtió por su parte la directora Comercial de Tarjeta de Crédito de IXE, Laura Rubio.

La diferencia en los pagos entre plásticos puede llegar hasta 109 puntos porcentuales en las tarjetas de crédito clásicas o tradicionales, tomando como base de comparación el Costo Anual Total (CAT), que anualiza la totalidad de los costos directos inherentes a un crédito, según datos de la Condusef.

La tarjeta de crédito tradicional más económica, a marzo de 2008, fue la Efe Clásica de Inbursa, con un CAT de 42.82%, seguido de la clásica de Afirme con un CAT de 45.16%; en contraste las  tarjetas que obtuvieron el CAT más alto fueron GE Money con su tarjeta Azul que se ubicó en 152.58% y la Spira Clásica con un 86.24 por ciento, detalló la dependencia gubernamental.

Sin embargo, no necesariamente la tarjeta más económica es la que más le convenga a una determinada persona, advirtió Carrera.

Si lo más importante para ti en una tarjeta de crédito son los beneficios que te ofrezca, asegúrate de que realmente te los haga válidos llegado el momento.

“Todos estos programas de recompensas, a la hora que los quiere uno volver realidad, se encuentra uno con muchos problemas para convertirlos, con muchas limitaciones”, alertó el catedrático de la UP, Cortés.

Al cierre de 2007, el sistema bancario mexicano reportó 34 millones de tarjetas de crédito vigentes.

Herramientas para elegir

Algunos portales en Internet, como www.kardmatch.com te ofrecen la posibilidad de seleccionar la tarjeta de crédito que más te convenga tras llenar un cuestionario. Una vez que te aparecen las opciones de plásticos, puedes solicitar el crédito desde ahí.

Para quienes ya son tarjetahabientes, también existe la posibilidad de tomar una  prueba de compatibilidad, para ver qué tan afín se es al producto que ya se posee.

El primer paso es proporcionar datos generales como ingreso mensual, promedio que gastas en la tarjeta, cuántos plásticos adicionales te interesa adquirir y tu comportamiento de pago.

El segundo punto es definir qué tipo de consumidor eres, para lo cual existen cinco perfiles predeterminados en el sitio descritos con características específicas: el viajero, busca recompensas, personalidad, en control y práctico.

Debes elegir el perfil que más te identifique. En caso de que ninguno lo haga, tienes la opción de crear tu propio perfil para continuar con el ejercicio.

¿Hasta dónde me endeudo?

Si ya estás sufriendo dificultades para pagar tu crédito, seguro ya te endeudaste de más, pero si todavía no llegas a ese punto de angustia, los directores de áreas de tarjetas de crédito y otros expertos recomiendan que no te endeudes más allás de entre el 30 al 40% de lo que ganas.

“No hay una regla como tal financiera que te diga cuánto tienes que estar endeudado, pero yo siempre recomiendo no endeudarse más del 30 al 40% de los ingresos que tiene; siempre que le quede el 50%”, explicó en entrevista el director de Tarjetas de BBVA Bancomer, Luis Vega.

Del dinero que queda libre la persona tiene que pagar su vivienda (hipoteca o renta), alimentación, educación, servicios de la casa y transporte, recordó por su parte Cortés.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) advirtió recientemente que los bancos han iniciado una competencia que puede llegar a ser perversa en tarjetas de crédito y que ha llevado a muchas familias a endeudarse, debido a que sólo realizan pagos mínimos equivalentes a un reducido porcentaje de la deuda total.

 “Corregir a la brevedad la tendencia en los  últimos meses de competir ofreciendo los pagos mínimos más bajos, esta es una dinámica que puede ser muy perversa”, dijo Guillermo Babatz, presidente de la CNBV.

El pago mínimo de 5% de un crédito de 10,000 pesos le llevaría al titular de la tarjeta 10 años para cubrir su deuda y acabaría erogando 26,761 pesos por intereses, reveló un estudio reciente de la Condusef.

Tomando en cuenta las distintas variables y los peligros que representa el dinero plástico ahora sí es momento de que decidas si necesitas una tarjeta de crédito, si la quieres y si serás capaz de manejarla.

(Con información de Tania Moreno y José Manuel Martínez).