Citigroup reorganiza su negocio

A un año de haberse escindido, el gigante busca recuperarse a través de una reestructuración; aunque sus acciones han repuntado, el banco aún lidia con activos tóxicos y malas decisiones.

Por: David Ellis |
Viernes, 08 de enero de 2010 a las 12:27

NUEVA YORK — La novela de Citigroup continúa. A casi un año de que la compañía se dividiera, el banco neoyorquino aún atraviesa una reestructuración masiva que posiblemente tarde años en consumarse.

En los últimos 12 meses la firma ha logrado muchos resultados (ha recortado gastos, ha sido crítica con sus prácticas de gestión arriesgadas y ha saneado sus hojas de balance), de hecho ha emitido cerca de 100,000 millones de dólares en activos en los últimos cuatro trimestres, la mayoría mediante la venta de numerosos negocios que una vez le permitieron autonombrarse "el supermercado financiero."

Sin embargo, los analistas coinciden en que el banco aún tiene camino que recorrer para retomar el rumbo. La razón es que Citigroup podría no obtener tanto dinero como quiere debido a que los activos que desea vender están en pésima situación.

Por ejemplo, las importantes pérdidas registradas en su negocio de crédito al consumo CitiFinancial podrían haber asustado a los compradores potenciales.  Además cualquier oferta que haya recibido no ha sido considerada seriamente por la firma, advierte Jess Varughese, director socio de la consultora Milestone. "Ahora hay muchos buscando buenas oportunidades para comprar, pero ellos deben operar teniendo en cuenta los intereses de los accionistas. No quieren vender a precios de pánico" explica Varughese.

Por su parte, los ejecutivos de Citi Holdings y Citigroup no quisieron hacer ninguna declaración en torno a su reestructuración, aduciendo un periodo de silencio previo a la difusión de los reportes anuales y del último trimestre. 

Mientras, los resultados del tercer trimestre reflejan que la compañía aún tiene en sus manos 182,000 mdd en activos denominados tóxicos, incluyendo obligaciones de deuda colateralizada y vehículos de inversión estructurada que, en algunos casos, no se incluyeron en sus hojas de balance antes de que la crisis llegara.

Pero incluso los más escépticos admiten que los cambios implementados por la compañía han ayudado a sacarla adelante. El mes pasado, por ejemplo, Citi devolvió 20,000 mdd al gobierno de Estados Unidos provenientes del rescate financiero. Además se espera que en el transcurso del año el Departamento del Tesoro pueda vender la participación accionaria que aún tiene (posee cerca del 25% del banco).

Las acciones de Citi, que cayeron por debajo del dólar en el punto más álgido de la crisis financiera, han repuntado a 3.60 dls por acción. Citicorp también ha visto días más brillantes, pues en los dos trimestres que ha reportado resultados separados registró ganancias por 3,100 mdd y 2,300 mdd, debido al buen desempeño de sus inversiones, servicios de transacción y operaciones en la banca minorista alrededor del mundo.

A pesar de los beneficios conseguidos con la reestructuración, Citi terminará por lamentar las decisiones que tomó durante el momento más crítico de la crisis. Uno de ellas es haber vendido gran parte de las acciones de su corredora bursátil Smith Barney a Morgan Stanley, pues se espera que -bajo los términos de esa empresa conjunta- en un lapso de 5 años Morgan termine poseyendo la totalidad de Smith Barney.

"Con la mejora del mercado accionario, ahora parece que fue una buena apuesta de Morgan Stanley. Viéndolo en retrospectiva, es un negocio del que Citigroup puede arrepentirse" sostiene Varughese.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0027XG