Grupo Salinas frena a autos FAW

La empresa dijo que suspenderá la comercialización de los autos chinos en México este año; el costo de detener las ventas asciende a 276 mdp de acuerdo con el reporte trimestral del Grupo.

Por: Isabel Ferguson |
Viernes, 26 de febrero de 2010 a las 11:14
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — Los planes de Grupo Salinas de mantener la comercialización de los autos chinos de First Automotive Works (FAW) culminó con la discontinuación de dichas operaciones.

La empresa indicó en su reporte del cuarto trimestre de 2009 que el costo por la suspensión de la comercialización de los autos FAW es de 276 millones de pesos y se debe a la "difícil situación de la industria automotriz a nivel global".

La venta de autmóviles en México tuvo un retroceso de 26.4% en 2009, al comercializarse 754,918 unidades, cifra inferior a la comercialización potencial de dos millones de vehículos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Grupos Salinas, a través de la subsidiaria Salinas Motors, y FAW Group comenzaron una alianza para vender los automóviles de bajo costo en México a finales de 2007, cuando ambas empresas además colocaron la primera piedra de la planta que los fabricaría en el país en el estado de Michoacán.

La inversión de 150 millones de dólares (mdp), que podría elevarse a cerca de 300 mdp hasta 2010, permitiría ensamblar cerca de 100,000 vehículos anuales, de acuerdo con declaraciones de Grupo Salinas en noviembre de 2007.

En ese año Salinas Motors anunció que comenzaría a importar dos modelos de autos de First Automotive Works a precios desde 69,000 pesos. El acuerdo permitía a GS importar 5,000 vehículos al año.

Los autos comercializados durante 2008 y 2009 eran vendidos a través de Elektra y podían ser adquiridos a través de créditos otorgados por Banco Azteca, los cuales permitían entrar al esquema de pagos semanales de desde 350 pesos.

En una entrevista con Expansión, en abril de 2009, el empresario Ricardo Salinas Pliego explicó que la idea original era producir unidades en México para exportarlas al mercado estadounidense, pero que ante el panorama económico actual y del sector automotor,  el plan "no se ve nada bien".

"Yo creo que este mundo no necesita otra planta (automotriz)", dijo Salinas Pliego, quien añadió que la última palabra la tienen sus socios chinos de FAW, quienes tendrían que aportar la mayor parte del capital de 300 millones de dólares para construir la planta. 

En julio de 2009 La Secretaría de Economía (SE) afirmó que estaba evaluando la cancelación del permiso otorgado a Grupo Salinas para importar los automóviles chinos Faw, ante el retraso en la inversión que anunció la empresa para establecer una planta automotriz en territorio nacional.

A finales de 2008 la producción de autos en México había tenido una caída cercana al 20% anual, por la baja en la demanda e impactada por la crisis automotriz en Estados Unidos.

FAW Group es una de la productora de automóviles más antigua de China, iniciando sus operaciones en 1953. La firma se especializa en la fabricación de vehículos modelo sedán y tiene "joint ventures" con firmas como Volkswagen - para la elaboración de autos Jetta o Magotan para el área occidental de China- y Toyota.

Grupo Salinas Motors mantiene aún en operaciones su planta ensambladora de motocicletas Italika, con una producción estimada de 120,000 unidades al año. Dicha fábrica comenzó a operar en Toluca, Estado de México en septiembre de 2008 tras una inversión de 165 millones de pesos.

Anteriormente el grupo importaba desde Asia todas las motocicletas que vende en las tiendas Elektra de esta marca, gracias a la asociación comercial que tiene la empresa mexicana con el Grupo Loncin China.

(Con información de José Manuel Martínez y Enrique Duarte)


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002AT7