Empresas

Empresas brasileñas le apuestan a Perú

Alentadas por el auge económico y el ambiente político, Petrobras y Odebrecht ya operan en Perú; la economía peruana podría crecer hasta un 7% durante este año, según estimaciones del FMI.

Sábado, 17 de julio de 2010 a las 09:11

LIMA (Reuters) — Las empresas brasileñas harán cada vez más inversiones a Perú alentadas por el ágil crecimiento económico, la estabilidad política que resistiría las elecciones del 2011 y la posibilidad de industrializar el enorme sector de recursos naturales de la nación andina.

El creciente flujo de capitales de la mayor economía de Latinoamérica a Perú se da en momentos en que Brasil emerge como el líder indiscutido de la región y en un actor clave del escenario mundial.

La economía peruana sería, junto a Brasil, una de las que más crecería este año en América Latina, a una tasa de hasta el 7%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

Esta semana Odebrecht el mayor grupo constructor de Brasil dijo que invertirá 10,000 millones de dólares en Perú en los próximos cinco años, una de las cifras más ambiciosas anunciadas por una empresa foránea en el país.

"Es un país que tiene un nivel de riesgo ya bastante bajo, ya es grado de inversión lo que facilita conseguir financiación para poder estructurar proyectos", expresó el director de Odebrecht en Perú, Jorge Barata.

"Tiene una legislación adecuada y se esta trabajando para perfeccionarla (...) tiene una postura de apertura a las inversiones extranjeras. Junta todo eso y determinas que si hay que escoger, hay que escoger el Perú", agregó.

Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs en Nueva York, coincidió y resaltó que las compañías brasileñas también serán atraídas por el sólido crecimiento económico de Perú y por el buen ambiente político para sus inversiones.

Sin riesgo político

Ramos destacó que la elección presidencial del 2011, a la que el actual mandatario y amigo del libre mercado Alan García, no puede presentarse debido a que la ley local lo prohíbe, tampoco representaría un riesgo para la inversión.

"Nadie espera un cambio en las políticas actuales, y a los candidatos que apoyan un modelo diferente no les está yendo muy bien en las encuestas", refirió Ramos.

Las encuestas para las presidenciales son liderados por la hija del ex presidente Alberto Fujimori, la legisladora conservadora Keiko Fujimori, seguida por el alcalde capitalino Luis Castañeda, considerado un político pragmático.

El tercer puesto lo ocupa el nacionalista Ollanta Humala, quien inquietó a los inversores cuando casi gana la elección del 2006 con su promesa de dar un giro a la política de apertura económica que ha impulsado el crecimiento de Perú.

En busca de valor agregado

Las empresas brasileñas también buscarían aprovechar más la oportunidad de crear un mayor valor agregado para sus productos, principalmente los mineros.

"Perú tiene un montón de compañías mineras en los Andes, pero básicamente son de productos a medio terminar, entonces ahí los brasileños han visto que hay mucho valor por rescatar", dijo Juan Pablo Córdova, analista del Banco de Crédito.

Córdova explicó que algunas mineras brasileñas podrían seguir el trayecto de Votorantim, que entró a Perú con la compra de la refinería Cajamarquilla y se expandió después con la compra de una parte en la polimetálica local Milpo.

Y a fines de junio, fue más allá al lanzar una Oferta Pública de Adquisición para elevar su participación en Milpo a más del 50%.

Córdova dijo que Votorantim podría ir ahora a la caza de otras mineras pequeñas o buscaría aumentar su participación en la polimetálica Atacocha, pues "tiene muchas sinergias con Milpo por explotar".

El gran potencial de expansión de esas firmas polimetálicas animaría mayores inversiones por parte de empresas brasileñas.

"Acá la minería es a grandísima escala pero no se le da mucho valor, ahí creo que hay un nicho para estas compañías importantes", refirió el analista.

En el rico sector de los recursos naturales de Perú también operan otras firmas brasileñas, como la petrolera Petrobras y Vale. Esta última firma puso en marcha esta semana en Perú una planta que producirá anualmente 3.9 millones de toneladas de fosfatos.

Perú, un importante proveedor mundial de metales, es el segundo productor mundial de cobre y el sexto de oro.

Integración binacional

Otro factor que alentaría una mayor entrada de capital brasileño a Perú es la similitud de las líneas económicas de ambos países, así como una mayor integración física. 

Odebrecht culminará en noviembre una carretera que conectará a las dos naciones, con lo que Brasil tendrá un mejor acceso a los mercados asiáticos a través del Océano Pacífico.

Las inversiones "vienen en un momento en el que existe la integración física, una aproximación muy fuerte entre los dos gobiernos", dijo Barata, de Odebrecht.

García como su par brasileño, Luis Inácio Lula da Silva, impulsan un plan bajo el cual Brasil importará parte de la energía que producirá varias hidroeléctricas que se construirían en la Amazonía peruana.

Y finalmente Odebrecht tiene en carpeta la construcción de al menos tres hidroeléctricas en Perú.

"Existen oportunidades significativas, es un país amistoso para la inversión extranjera, no puede decirse lo mismo para otros países vecinos", concluyó Ramos, de Goldman Sachs.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002J51