S&P pone ‘estrellita’ a banca mexicana

El sistema bancario está en buena posición frente a la economía mundial, dijo la calificadora; la firma espera que la cartera de crédito de las firmas crezca a menor ritmo al cierre de 2012.

Martes, 18 de septiembre de 2012 a las 21:33
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) — El sistema bancario mexicano se encuentra en una buena posición frente a la deprimida economía mundial, consideró este martes la calificadora internacional Standard & Poor's (S&P).

Estimó que los niveles de capitalización en general son buenos, la rentabilidad adecuada, el otorgamiento de créditos satisfactorio y los estándares de suscripción de estos bancos deberían permitirles hacer frente a las incertidumbres económicas.

"Esperamos que las carteras de crédito de los bancos mexicanos crezcan a un menor ritmo durante el segundo semestre de 2012, en línea con las expectativas económicas de México", expuso.

La empresa señaló que los 15 bancos más grandes en el país que califica tienen una adecuada diversificación de clientes, geográfica y de líneas de negocio, lo que respalda sus posiciones de negocio.

Estos bancos son: BBVA Bancomer, Banamex, Santander, Banorte, HSBC México, Inbursa, Scotiabank Inverlat, Banco Regional de Monterrey, IXE, Multiva, Mifel, Afirme, Compartamos, Ahorro Famsa, e Invex.

En el artículo Quince principales bancos calificados en México están bien posicionados para crecer ante el incierto panorama económico mundial apuntó que analizó a los bancos en función de sus posiciones de negocio y de riesgo, capital y utilidades, y fondeo y liquidez.

La calificadora internacional de riesgo crediticio resaltó que los bancos mexicanos salieron de la crisis financiera de 2008-2009 en muy buen estado con sus niveles de capital e indicadores de calidad de activos razonablemente intactos.

Y espera que éstos sigan centrando sus esfuerzos en fortalecer sus perfiles financieros en 2012, y que sus carteras de crédito crezcan alrededor de entre 10% y 12% este año.

"Aunque dos de los bancos mexicanos más grandes tienen matrices españolas, cuya calidad crediticia se ha deteriorado recientemente en medio de un entorno económico complicado en ese país, el impacto en sus subsidiarias mexicanas ha sido bajo", afirmó el analista del área de Instituciones Financieras de S&P, Alfredo Calvo.

El experto sostuvo que la resistencia de las subsidiarias mexicanas se deriva de sus niveles de capital, los cuales se comparan adecuadamente con el sistema bancario en general, junto con los perfiles de fondeo que dependen de los depósitos en lugar del financiamiento externo, tales como líneas de crédito de sus matrices.

En su reporte, S&P agregó que en el primer semestre de 2012, los bancos mexicanos mantuvieron un ritmo de originación de créditos similar al de 2011, aunque se espera que se desacelere durante el segundo semestre de este año, en línea con la economía.

Refirió que el Producto Interno Bruto (PIB) de México creció 3.9% en 2011, pero prevé que se desacelere a 3.4% en 2012.

La empresa manifestó que los niveles de capitalización de los bancos en México, que en general son buenos y están respaldados por una adecuada rentabilidad y estándares de originación y otorgamiento de crédito conservadores, deberían permitirle al sector manejar favorablemente las desaceleraciones económicas.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005916
recomienda
Patrocinado por