Los enredos de la “tercera cadena” de TV

Si el Gobierno la llama de esa forma, su intervención abriría la puerta a un proceso muy litigioso; privilegiar cadenas locales evitaría ese problema, pero libera de su compromiso a Televisa-Iusacell.

Por: Edgar Sigler |
Miércoles, 19 de septiembre de 2012 a las 06:02

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Televisa y TV Azteca pueden evadir su compromiso de no bloquear la licitación de una tercera cadena nacional de televisión si prospera el nuevo esquema de concurso que priorice la creación de canales locales, algo que pretende evitar que el proceso se llene de amparos.

Como parte de las condicionantes para aceptar la compra del 50% de Iusacell por parte de la televisora, ambos grupos empresariales prometieron no interferir con la creación de una "tercera cadena nacional" de televisión, pero esa denominación ha generado dudas y discrepancias al interior en los órganos reguladores de competencia y telecomunicaciones.

"La resolución de Comisión Federal de Competencia (CFC) fue desafortunada por incluir el concepto de cadena nacional. Creo que eso no fue atinado", expresó Clara Luz Álvarez, ex comisionada de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Desde ambos organismos se ha subrayado que el compromiso se firmó entre los titulares de la dependencia, junto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Secretaría de Hacienda para presentar las bases de la licitación antes de que termine noviembre.

El comisionado de la Cofetel Gonzalo Martínez Pous, quien desecha el compromiso como parte de su trabajo, ha presentado un sistema de licitación que prioriza la decisión del mercado a la intervención del Gobierno, y que invita más a la opción de que se creen canales locales.

"Lo que tiene de ventaja este método es la capacidad de agregar espectro en las mejores manos, es decir, hacer la asignación eficiente", comentó el profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicos (CIDE), Alexander Elbittar, sobre el sistema de combinatorias del comisionado.

Este mecanismo de asignación permitirá que los participantes opten por cada una de las 306 frecuencias en  las 153 localidades o por un grupo de éstas, con lo que se quiere evitar los litigio generados durante las licitaciones de espectro 20 y 21 de hace dos años, según explicó Martínez Pous en una conferencia con miembros de la Barra Mexicana de Abogados.

"El sistema de combinatorias compara entre todas las propuestas realizadas y elige aquella que maximiza el valor del Estado, en función de los criterios (económicos y no económicos) previamente establecidos mediante un algoritmo para seleccionar al ganador", expresó el comisionado en su presentación.

La idea de este mecanismo es otorgarle una ponderación al ámbito económico del 20% frente al 80% de los no económicos, que pueden referirse a la creación de contenido local, a la inclusión de programas independientes, entre otros criterios que aún deberán definirse.

"Según la experiencia internacional, por la función social que tiene, es importante el contacto con las localidades para las televisoras. Además que se le den puntos adicionales a aquellos que ofrezcan televisión independiente, me parece muy bien", opinó Clara Luz Álvarez.

Gonzalo Martínez Pous adelanta que será una licitación muy litigiosa, pero su modelo incorpora desde un inicio varios supuestos de jurisprudencia para evitar que se detenga el proceso, como no priorizar el tema de la contraprestación, además de no prejuzgar un limitado universo de participantes.

Pero si de la licitación de estas frecuencias se perfilan canales de televisión locales, tanto Televisa como Iusacell tendrán una ventana para ampararse contra este proceso, opinó la ex comisionada de la Cofetel.

"Si Cofetel decide licitar por localidades, entonces no van a incumplir", expuso la experta.

Para ambos especialistas la opción de licitar a través del sistema de combinatorias resulta la mejor, pues aunque no se creen cadenas nacionales, las cadenas locales también llevarán competencia a este mercado.

Si el Gobierno persiste en su intención por crear una tercera o cuarta cadena de televisión nacional, pero sin caer en supuestos de inconstitucionalidad por su intervención en el proceso de licitación, deberá fomentarla por otras vías, como abrir la inversión extranjera en televisión, expresó Alexander Elbittar.

"Los derechos de exclusividad sobre artistas que se tienen aquí limitan la entrada de nuevos participantes. Ahí tienes otro elemento que no tiene que ver con el proceso de licitación, pero que puede fomentar la competencia", comentó el experto.

Televisa y TV Azteca cuentan con cinco canales considerados como nacionales, y concentran cerca del 100% tanto de los ingresos por publicidad en televisión abierta, así como de la audiencia.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n00590I
recomienda
Patrocinado por