Columna invitada

¿Twitter hará lo que Facebook no pudo?

Si el sitio de ‘microblog’ saliera a Bolsa definiría el futuro del sector web, dice Don Reisinger; los ingresos de la red se han disparado ya que ha sabido monetizar su estrategia móvil.

Por: Don Reisinger* |
Lunes, 22 de octubre de 2012 a las 16:58

FORTUNE — Mucho se habla de Facebook, pero es Twitter la que podría perfilar el destino bursátil de las startups sociales.

El bombo que rodeó a la oferta pública inicial (OPI) de Facebook en mayo fue abrumador.

Casi todos los bancos de inversión deseaban tener en sus manos acciones de la compañía. Analistas describían el suceso como el momento decisivo de una nueva ola en las OPI del sector Internet. Después del debut de Facebook, decían algunos, un sinfín de compañías web se unirían al frenesí bursátil y ofrecerían sus acciones. Un escenario idílico.

Por desgracia, la realidad asestó el golpe. Al igual que Ícaro, el valor del título de Facebook se desplomó desde el precio de salida de 38 dólares a alrededor de 20 dólares. Y allí se ha mantenido.

Naturalmente, otras empresas web que pensaban estrenarse en el parqué congelaron sus planes. Tal vez peor, la OPI que iba a ser un claro parteaguas que anunciaría una nueva era web marcada por un crecimiento masivo de las redes sociales, la agregación de noticias y los servicios basados ​​en la geolocalización terminó siendo, en cambio, un accidentado fracaso.

Pero tal vez exista un salvador: Twitter. A estas alturas, esta red social se ha convertido en una de las más importantes de la web. El sitio no tiene los 1,000 millones de usuarios de Facebook, pero se ha consolidado como un foro global siempre activo, siempre al día.

Consideremos esto: cuando Osama Bin Laden fue asesinado el año pasado, fue un usuario de Twitter en Pakistán quien primero dio la noticia. Ejemplos como éste abundan.

Todo esto ha contribuido a que el uso de Twitter se dispare. En mayo, Pew encontró que el uso global se ha duplicado en los últimos dos años, con el 15% de todos los cibernautas surfeando hacia la red.

Apenas un mes más tarde, el CEO de Twitter, Dick Costolo, anunció que su compañía había alcanzado los 400 millones de tuits por día, frente a los 200 millones de 11 meses antes.

Ese crecimiento ha impulsado las ganancias financieras de la compañía, aun cuando su modelo de ingresos todavía no ha madurado.

Según la firma de investigación eMarketer, los ingresos de Twitter probablemente lleguen a los 288.3 millones de dólares este año (mdd), y luego escalen hasta los 545.2 mdd en 2013. A finales de 2014, la cifra se elevará a 807.5 mdd.

A diferencia de Facebook, Twitter ha encontrado la manera de monetizar los usuarios móviles. Los llamados tuits patrocinados (mensajes pagados por anunciantes) se presentan como mucha mayor facilidad en las pequeñas pantallas de los teléfonos celulares. Para 2014, ese esquema podría generar 444.1 mdd de smartphones y tabletas, según eMarketer.

Por el contrario, el plan de Facebook para hacer dinero de los usuarios móviles no ha convencido a los inversionistas. Twitter no depende de otras empresas sociales para generar gran parte de sus ingresos, como sí ocurría con Zynga, que alguna vez fuera una acción bursátil candente.

De allí que Twitter sea tal vez la validación que necesita esta generación de compañías web. El sitio tiene el mismo atractivo público que Facebook, con un mejor tejido financiero (si acaso más modesto) para atraer a los inversionistas.

¿El único problema? Twitter aparentemente no tiene deseos de salir a Bolsa.

En una serie de entrevistas a lo largo de los últimos meses, los altos ejecutivos de la firma han dicho que no ven una OPI en un futuro próximo. A principios de este año, de hecho, el CEO Dick Costolo dijo a Bloomberg que la salida a Bolsa de su compañía sigue estando "fuera" de sus planes.

Se hizo eco de ese sentimiento en septiembre, declarando en una entrevista para la CNBC que Twitter tiene "toda la esperanza y la creencia de que seremos una empresa exitosa e independiente."

Sucederá algún día. Los primeros inversionistas y empleados se sienten atraídos por startups con una posible acción lucrativa.

Una OPI es la mejor manera de obtener efectivo. Twitter ha recibido importantes inversiones de capital riesgo, más de 1,000 millones de dólares en el último recuento. Cuando eso sucede, cabe esperar un escenario diferente al que pasó con Facebook.

Twitter tiene un modelo de negocio más estable que combina el uso intensivo con una fuerte participación de los usuarios. La red social se teje en los acontecimientos del día, y no depende tanto de otros socios para tener éxito.

Facebook puede recibir toda la atención como la red social más grande del mundo, pero tal vez sea Twitter la que venga a definir esta ola de ofertas públicas iniciales del sector web.

*El autor es colaborador en Fortune.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005AH5