Black Friday desvela a estadounidenses

Las tiendas abrieron desde la noche del jueves, por lo que recibieron varias olas de compradores; analistas calculan que las ventas de este año superarán hasta en 3% a las del año pasado.

Por: Hibah Yousuf |
Viernes, 23 de noviembre de 2012 a las 13:35
Multimedia
EU vive la euforia del Black Friday
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion

NUEVA YORK — Los compradores acudieron en masa a los centros comerciales y las grandes tiendas de todo Estados Unidos, aprovechando las ofertas del Black Friday ya que los minoristas abrieron sus puertas más temprano que nunca el día de Acción de Gracias. Según las primeras estimaciones, el madrugón comercial está dando sus frutos.

Toys R Us, Wal-Mart y Sears se adelantaron en este gran fin de semana de compras abriendo sus puertas a las 8 pm el día de Acción de Gracias. Un horario más temprano que el del año pasado, cuando el minorista de juguetes abrió el jueves a las 9 pm, Wal-Mart, la mayor cadena minorista del mundo, abrió a las 10 pm, y Sears permitió la entrada de clientes a las 4 am del viernes.

"Al abrir antes, los minoristas han podido atraer a un espectro más amplio de consumidores para participar en el Black Friday; no todos están dispuestos a despertarse a las 4 de la madrugada", explica Marshal Cohen, analista de la industria para NPD Group.

La gente en la tienda Toys R Us de Times Square en Nueva York comenzó a reunirse unas cuatro horas antes de la apertura, y la concurrencia fue mayor que el año pasado, dijo el CEO Jerry Storch.

"A nuestros clientes les gusta que abramos temprano. El ambiente es festivo y las multitudes están felices y emocionadas de empezar sus compras navideñas", señaló.

Aunque los compradores estaban entusiasmados por las ofertas, en especial en el segmento de la electrónica, muchos tuvieron que reorganizar sus planes para la cena de Acción de Gracias a fin de aprovechar la temprana apertura de este año. Algunos planearon ir de compras primero, y cenar más tarde.

Shay Brown, residente neoyorquino de 25 años, quien pasó Acción de Gracias con sus familiares en Pittsburgh, decidió acudir al Wal-Mart ubicado en Robinson Township para ir de compras en Black Friday por primera vez este año con su familia, pero no se mostraba entusiasmado con la temprana hora de apertura.

"Podríamos haber estado comiendo disfrutando de la compañía de los demás, pero en lugar de eso tuvimos que apresurarnos para conseguir las mejores ofertas", dijo Shay, que buscaba comprar DVD.

Vanessa Moore, de 36 años que también compraba en el Wal-Mart de Pittsburgh, sí celebró la apertura a las 8 p.m. Ella llegó dos horas antes a la tienda con nueve miembros de su familia, y tenía previsto pasarse al Kmart y al centro comercial después de Wal-Mart.

"De hecho, me gusta que arranquen desde el jueves, pues después de comer pavo no hay mucho qué hacer", dijo la experimentada compradora del llamado Viernes Negro.

Las aperturas más tempranas también afectaron a los empleados de los comercios, por supuesto.

Anticipándose al rally de compras, los grupos sindicales OUR Walmart y Making Change de Wal-Mart, junto con el organismo de control Corporate Action Network, anunciaron que estaban organizando protestas. Hicieron una llamada de atención al mayor empleador del país para poner fin a lo que ellos llaman represalias contra los empleados que defienden mejores salarios, horarios justos y atención sanitaria asequible.

Mientras tanto, en la tienda Sears del centro comercial North Point en Alpharetta, Georgia, los compradores comenzaron a congregarse alrededor de las 6:30 pm del jueves, y para el momento en que el minorista abrió, había una multitud de unas 500 personas, informó Nick Nicolosi, director general del centro comercial.

Una segunda oleada comenzó a llegar a las 10:30 p.m., conforme los compradores se formaban para ingresar a Macy's y el resto de los comercios del centro, alistándose para sus aperturas programadas a medianoche.

Nicolosi estima que las plazas de estacionamiento del centro comercial estaban a la mitad de su capacidad cuando el reloj dio las 12 p.m., y cerca de 5,000 personas estaban esperando para asaltar las tiendas, la multitud más grande de Black Friday que North Point ha visto desde que organizó el evento Rockin Eve Shoppin hace cinco años.

Ofertas de muebles para el hogar, incluyendo juegos de cama y alfombras; y aparatos electrodomésticos fueron particularmente populares este año, además de los suéteres, botas y la electrónica.

En Macy's, la wafflera marca Black & Decker se agotó enseguida, dijo Nicolosi. Los compradores también se apresuraron a comprar cafeteras Keurig y equipaje de viaje.

"Si la cantidad de bolsas sirve de indicador, creo que vamos a tener un gran Black Friday este año", auguró Nicolosi.

El centro comercial esperaba una tercera ola de compradores cuando JC Penney abriera sus puertas a las 6 de la mañana, dos horas más tarde de su apertura en el Black Friday del año pasado.

En los centros comerciales de todo el país, Victoria's Secret parecía estar atrayendo a grandes multitudes. En el centro comercial North Grand Mall en Ames, Iowa, la ropa deportiva de la marca se agotó en cinco minutos, según una portavoz, y en Lufkin, Texas, las filas en las cajas de cobro se extendían hasta la puerta incluso a las 2 a.m., dos horas después de que la tienda abrió sus puertas.

El gerente de la tienda de Victoria's Secret en el centro comercial Town East Mall en Mesquite, Texas, dijo que las ventas en el lugar habían superado con creces las del año pasado.

De hecho, las ventas de Black Friday en las tiendas de Town East Mall, que atrajo a más de 15,000 personas para su apertura a la medianoche, se incrementaron entre 8% y 50% a primeras horas del viernes en comparación con el año anterior, según el gerente general de centro comercial, Chad Hastings.

Dado el número adicional de consumidores que decidieron comprar este año y el mayor número de horas de compra por la ampliación del horario, el analista de NDP Group pronostica que el total de ventas registradas en el Black Friday superarán entre un 2% y 3% las del año pasado.

Con todo, para la mañana del domingo, Cohen espera que el tráfico de compradores sea similar al de un típico fin de semana de octubre.

El experto estima, además, que las ventas navideñas durante toda la temporada sólo aumentarán entre 1% y 2%. "Hay más horas para ir de compras, pero los consumidores no tienen más parientes o más dinero en su bolsillo, así que una vez que todo pase, no veremos un gran crecimiento general", dijo.

Mientras tanto, los compradores también estaban abalanzándose sobre las tiendas en línea. Para las 9 pm del jueves, las ventas en Internet se habían incrementaron casi un 18% con respecto al año anterior, de acuerdo con IBM. El número de consumidores que adquirió un dispositivo móvil alcanzó un nuevo récord de casi 30%.

Tradicionalmente, el Black Friday marca el comienzo de la temporada de compras navideñas en Estados Unidos. Los comercios lo consideran el periodo más importante del año, pues pueden generar hasta 40% de sus ventas anuales durante noviembre y diciembre.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/f0007VZ