GB va contra la evasión de corporaciones

El gobierno acusa a Google, Amazon y Starbucks de no pagar los impuestos justos y prepara medidas; el país busca recaudar 2,000 millones de libras más por año de las grandes empresas y millonarios.

Por: Mark Thompson |
Lunes, 03 de diciembre de 2012 a las 13:30

LONDRES — Gran Bretaña acabará con la evasión fiscal de las principales empresas internacionales luego de que un comité parlamentario calificara de "indignantes" los esfuerzos que hacen las corporaciones como Google, Amazon y Starbucks para reducir al mínimo la contribución que pagan en el Reino Unido.

"Las compañías globales con masivas operaciones en el Reino Unido que generan cantidades significativas de ingresos impunemente pagan un pequeño o ningún impuesto sobre sociedades aquí", dijo la legisladora Margaret Hodge, quien preside el comité de cuentas públicas. "Esto es indignante y un insulto a las empresas y los individuos británicos que pagan su justa parte".

Ejecutivos de Google, Amazon y Starbucks comparecieron ante el comité el mes pasado, cuando la comisión parlamentaria buscó ilustrar el problema más amplio de la evasión fiscal de las empresas.

Las tres compañías afirman cumplir con las leyes fiscales del Reino Unido, pero la presión empieza a hacerse sentir.

Starbucks declaró este lunes que estaba revisando su enfoque sobre la tributación en Reino Unido. "Hemos escuchado los comentarios de nuestros clientes y empleados, y entendemos que para mantener y construir la confianza pública tenemos que hacer más", dijo Starbucks en un comunicado, añadiendo que dará a conocer más detalles más adelante en la semana.

El Gobierno británico está intensificando los esfuerzos para cerrar las lagunas fiscales para las grandes empresas toda vez que la desaceleración económica que atraviesa le dificulta cumplir con las metas recaudatorias y en vista, además, de las críticas de los votantes y las empresas locales que opinan que están pagando una parte desproporcionada de los impuestos.

El Reino Unido gastará 77 millones de libras adicionales para contratar más inspectores especialistas e investigadores con la esperanza de recaudar 2,000 millones de libras más por año de las multinacionales y los individuos ricos. Los acuerdos de fijación de precios utilizados por las empresas globales también estarán bajo mayor escrutinio.

"El Gobierno es muy claro en que, si bien la mayoría de los contribuyentes están haciendo su parte para ayudar a equilibrar los libros, es inaceptable que una minoría evite pagar su justa parte, a veces infringiendo la ley", dijo en un comunicado el ministro de Finanzas, George Osborne.

Gran Bretaña se está endeudando más de lo previsto este año debido al impacto de la desaceleración del crecimiento económico en los ingresos. El país tiene una brecha fiscal (la diferencia entre el impuesto recaudado y el impuesto adeudado de acuerdo al espíritu y la letra de la ley) de 32,000 millones de libras esterlinas.

Osborne presentará una declaración presupuestaria actualizada el próximo miércoles. Y enfrentará la incómoda elección de abandonar su compromiso de reducir la deuda para 2015-16 o anunciar nuevas medidas de austeridad, señaló el Institute for Fiscal Studies la semana pasada.

En un informe publicado este lunes, el comité de cuentas públicas precisó que la evidencia proporcionada por Google, Amazon y Starbucks fue en general "poco convincente" y llegó a la conclusión de que las multinacionales están explotando la legislación vigente para llevarse las ganancias generadas por su actividad en el Reino Unido

Asimismo, describió como "poco creíble" la afirmación de Starbucks de que la cadena de cafeterías había perdido dinero durante 14 de sus 15 años operando en el Reino Unido.

"Esto es incompatible con las afirmaciones que hizo la compañía en las sesiones informativas con sus accionistas, apuntando que su negocio británico tenía éxito y que Reino Unido le generaba el 15% de sus beneficios", dijo el comité.

El comité también criticó a Amazon por ser "evasiva" y señaló que Google había minado la posición del comité en torno a que los beneficios deberían ser gravados en las jurisdicciones en las que se produjo la actividad y en su lugar remitía las ganancias generadas fuera de Estados Unidos a las Bermudas.

Amazon, que dirige sus operaciones europeas desde Luxemburgo, dijo que paga todos los impuestos aplicables en cada jurisdicción en la que opera.

En 2011, la compañía generó en Reino Unido aproximadamente 25% de todas las ventas internacionales, valoradas en unos 3,350 millones de libras. Los ingresos reportados para su filial británica fueron 207 millones de libras, con un gasto fiscal de 1.8 millones de libras, dijo el comité en su informe.

Google, que pagó 6 millones de libras en impuestos corporativos sobre ingresos por 396 millones de libras generados en Reino Unido, declinó hacer comentarios, pero el mes pasado afirmó que cumplieron con las reglas tributarias y que los políticos podrían optar por modificarlas si lo consideraban necesario.

Osborne también anunció un nuevo acuerdo con Estados Unidos para aumentar la cantidad de información intercambiada automáticamente entre los dos países sobre los ingresos potencialmente gravables.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CCB