ALERTA »  El Banco de México ve riesgos a la economía por los recientes acontecimientos sociales

Peña Nieto debe conectar a 74% de México

El nuevo Gobierno se comprometió a establecer la banda ancha como un derecho constitucional; pero de los 28 millones de hogares en el país sólo el 26% cuenta con acceso a Internet.

Por: Edgar Sigler |
Miércoles, 05 de diciembre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El nuevo Gobierno se ha comprometido a hacer del acceso al Internet de banda ancha un derecho constitucional para todos los mexicanos, un reto significativo teniendo en cuenta que cerca de 35 millones de mexicanos viven en zonas que no cuentan con la infraestructura para acceder a este servicio, mientras que el 74% de los hogares ni siquiera tienen una conexión a Internet.

El PRI, PAN y el PRD en conjunto con el presidente Enrique Peña Nieto se comprometieron en el Pacto por México a reformar "la Constitución para reconocer el derecho al acceso a la banda ancha"; sin embargo, primero se deberá definir un plan de acciones para garantizar no sólo la cobertura, sino el acceso y uso de las tecnologías de la información.

El compromiso firmado no aclara el papel que jugarán los actores del ámbito público y privado en este proceso, por lo que se debe tener cuidado en la forma en que se planteará en una reforma constitucional, comentó Gerardo Flores, senador por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

"En la medida en que no logremos dotar al Estado de un adecuado marco legal, vamos a condenar al propio Estado a que por una vía paralela tenga que hacer frente al compromiso a través de inversión pública", advirtió el legislador.

La OCDE señaló a inicios de este año que la falta de regulaciones en el sector telecomunicaciones en materia de tarifas y compartición de infraestructura ha degenerado en un ambiente poco competitivo en los sectores de telefonía fija y móvil, además provisión de banda ancha.

"El mercado mexicano de telecomunicaciones está dominado por una sola compañía que tiene 80% del mercado de telefonía fija y 70% del de telefonía móvil. La deficiente competencia ha dado por resultado una escasa penetración (suscriptores por cada 100 habitantes) en los mercados de telefonía fija, móvil y de banda ancha, lo que coloca a México en los lugares 34, 33 y 32, respectivamente, de los 34 países de la OCDE", expresó el estudio de enero de este año.

En el compromiso 44 del Pacto por México se aborda la aplicación de regulaciones a los actores dominantes en telefonía y servicios de datos, algo que apunta a mayores restricciones para Telmex y Telcel, compañías del empresario Carlos Slim.

En México existen cerca de 10.8 millones de conexiones de banda ancha fija y con 9.5 millones de banda ancha móvil, según datos de la Cofetel de julio de este año; mientras que hay 7.9 millones de hogares con acceso a Internet (26% del total de hogares) y 9.8 millones con una computadora (32%), según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La propuesta firmada por la clase política sigue la senda de planes similares en países como Finlandia, donde ya se trabaja en el acceso universal a la banda ancha.

"Finlandia fue el primer país en el mundo en considerar la banda ancha como un derecho legal de todos los ciudadanos, tras la entrada en vigor el 1 de julio de 2010 de una ley en la materia. En un principio se definió que todos los operadores estaban obligados a proporcionar una velocidad de 1 Mbps, pero existe el compromiso de que para 2015 los fineses tengan conexiones de 100 Mbps, pues la velocidad inicial ya resulta insuficiente para la prestación de otros servicios", apuntó la agencia especializada Mediatelecom en un documento publicado esta semana.

Computadoras y alfabetización digital

Además de crear un ambiente más competitivo para la inversión del sector privado, se requieren de un plan que contemple el proveer de equipos e instruir a la población para que el acceso a la banda ancha se convierta en una palanca del desarrollo.

"Los legisladores deberemos establecer metas anuales, no sólo de cómo se va a desplegar la infraestructura, sino sobre los dispositivos, las aplicaciones, contenidos, además de cómo se van generar las habilidades para utilizar esta tecnología", expresó Purificación Carpinteyro, diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La legisladora comentó que será tarea de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) establecer a fondo cómo se llevará y medirá el cumplimiento de este plan para llevar la banda ancha a todas las poblaciones.

El órgano regulador ha señalado que existe un rezago en el despliegue de infraestructura para dar conectividad a todas las comunidades. Según datos de la comisión, sólo 6,100 localidades en México  cuentan con cobertura de banda ancha; mientras que más de 35 millones de mexicanos no tienen acceso a este tipo de infraestructura.

"El primer paso es meterlo a la Constitución, pero para eso debes tener una estrategia de conexión, porque tiene que llegar a todas las partes y comunidades", dijo Salma Jalife, ex comisionada de la Cofetel.

En el compromiso 41 del "Pacto por México" se plantea la ampliación de la red de fibra óptica de la Comisión Federal de Energía (CFE), un insumo esencial para el Internet de banda ancha. La Cofetel calcula que costará 10,000 millones de pesos extender esta red de 22,000 a 35,000 km, con lo cual llegará a 98% de la población.

"Hay zonas que por rentabilidad que se requiera de aliento público para que lleguen ahí, pero no puedes sustituir y decir que el Estado lo va a proveer todo", expresó el senador por el PVEM.

Salma Jalife considera que se puede apostar por los mecanismos de asociación público-privada para cubrir a las poblaciones que no son económicamente rentables para los actuales operadores, aunque se debe cuidar la transparencia de estos procesos.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CFW