Escándalo Walmart pega a Graco Ramírez

El gobernador de Morelos es acusado de recibir presuntos sobornos por parte de la empresa; el titular del INAH, Sergio Raúl Arroyo García, también es señalado de cometer actos de corrupción.

Viernes, 11 de enero de 2013 a las 09:44
El diario The New York Times indicó en diciembre pasado que Walmart de México ofreció supuestos sobornos por 52,000 dólares para abrir tiendas en México. (Foto: Getty Images)
El diario The New York Times indicó en diciembre pasado que Walmart de México ofreció supuestos sobornos por 52,000 dólares para abrir tiendas en México. (Foto: Getty Images)
Otros enlaces

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El perredista y ahora gobernador de Morelos, Graco Ramírez, así como el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Sergio Raúl Arroyo García, fueron señalados como parte de los funcionarios mexicanos que presuntamente recibieron sobornos de la empresa Walmart para que pudiera construir una Bodega Aurrerá en Teotihuacán y otras tiendas en el Distrito Federal.

Legisladores estadounidenses divulgaron el jueves presuntos correos electrónicos que demuestran que el presidente ejecutivo de Walmart Stores Inc., Mike Duke fue informado en el 2005 de acusaciones de que ejecutivos de la empresa estaban involucrados en sobornos en México.

En uno de los mensajes se informa que Graco Ramírez fue el contacto principal con el que se negoció la entrega de 2 millones de pesos, que se pagaron en ocho partes entre 2003 y 2004, a fin de que se facilitara la instalación de nuevas tiendas.

Lo señalado "por un funcionario menor de Walmart es una absoluta calumnia. Nunca me he reunido y concertado pagos. Yo no era congresista" en el tiempo en que presuntamente se hicieron pagos para que la empresa abriera tiendas en la zona centro del país, dijo Graco Ramírez en respuesta a las acusaciones.

El perredista anunció que presentará una demanda ante la Procuraduría General de la República (PGR) por daño moral. 

A través de su cuenta en Twitter @gracoramirez, señaló que él era dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Morelos y no hacía gestiones de Gobierno del Distrito Federal.

Por su lado, Sergio Raúl Arroyo dijo que revisará los procedimientos legales que resulten convenientes tras las acusaciones en su contra.

En entrevista con Milenio Televisión, el funcionario descartó dimitir a su puesto, ya que no se siente culpable de nada.

Manifestó que ha turnado los expedientes correspondientes a la Procuraduría General de la República, y a la Secretaría de la Función Pública.

Precisó que el INAH no otorga permisos, por lo que en el caso del proyecto de Walmart en Teotihuacán, el Instituto bajo su mando solo descartó la existencia de vestigios.

Refirió que durante los trabajos, en el área donde se hubiera construido el estacionamiento de la tienda de Walmart, encontraron un altar de 1.20 por 80 centímetros, que fue rescatado.

Rechazó algún vínculo personal con Graco Ramírez.

El 17 de diciembre pasado, el diario The New York Times indicó que Walmart de México ofreció supuestos sobornos por 52,000 dólares para poder construir una tienda en Teotihuacán pese a que desde 2003 se prohibieron los desarrollos comerciales en esa zona.  

Y en abril de 2012, el New York Times reveló que la filial mexicana de Walmart había destinado hasta 24 millones de dólares en presuntos sobornos a funcionarios para facilitar la obtención de licencias y permisos de construcción a fin de mantener su dominio en el mercado.   

Con información de ADNPolítico y Notimex


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DZW
recomienda
Patrocinado por