Empresas

Dreamliner, ¿‘foco rojo’ para Boeing?

Varias naves de este modelo operadas por distintas aerolíneas han tenido fallos en los últimos días; los incidentes registrados no perjudicarán a la fabricante ni a los clientes, aseguran analistas.

Por: Charles Riley |
Miércoles, 16 de enero de 2013 a las 16:19

HONG KONG (CNNMoney) — Los problemas de Boeing con su aeronave insignia Dreamliner aumentaron este miércoles después de que un aterrizaje de emergencia en Japón provocara que dos aerolíneas mantuvieran su flota en tierra, detonando una caída en las acciones de Boeing. 

El aterrizaje de emergencia acrecentó las preocupaciones sobre la confiabilidad de la aeronave y ocasionó que All Nippon Airways y Japan Airlines suspendieran los vuelos en aviones 787 Dreamliner por lo menos hasta el jueves.

El Dreamliner ha estado involucrado en una serie de incidentes en los últimos 10 días, incluyendo un incendio de una batería, un parabrisas agrietado, dos fugas de combustible y un problema en el sistema de frenado.

Sin embargo, expertos de la industria de la aviación creen las repercusiones a largo plazo podrían ser limitadas, tanto para Boeing como para sus clientes.

En las operaciones de este miércoles, las acciones de Boeing cayeron 3.38% para cotizar en 74.34 dólares.

Cerca de la mitad de los 50 Dreamliner en servicio se han quedado en tierra, causando un perjuicio temporal para miles de pasajeros. Las autoridades de aviación de Estados Unidos están investigando el aterrizaje de emergencia y han anunciado una pesquisa sobre el diseño del Dreamliner, su fabricación y montaje.

"Las aerolíneas que se hacen cargo de las aeronaves al inicio del ciclo esperarían estas dificultades iniciales", dijo Paul Sheridan, responsable de la consultoría en Asia de Ascend, el brazo asesor de Flightglobal. "Las líneas aéreas deberían tener planes para hacer frente a una menor fiabilidad de la prevista".

El primer Dreamliner fue operado por All Nippon en octubre de 2011, y los 787 volaron sin mayores problemas durante más de un año.

Aun cuando la última serie de incidentes variaban en severidad, Sheridan señaló que no cree que estén conectados, y duda que alguna aerolínea cancele órdenes para la aeronave. "Me sorprendería si alguna aerolínea se replanteara sus órdenes. No anticipo que eso suceda".

Boeing ha entregado 50 unidades de la aeronave. Tiene más de 800 pedidos pendientes de compañías aéreas de todo el mundo que tardará años para cumplir.

Su rival Airbus aún no ofrecido su respuesta al Dreamliner, el avión A350, que se supone entrará en servicio en el segundo semestre de 2014, con un año de retraso.

United Airlines, la única compañía aérea estadounidense que hasta el momento opera los Dreamliner, dijo que sigue volando sus seis naves de este modelo.

"Hemos inspeccionado todos nuestros aviones 787 y están volando como estaba previsto", dijo en un comunicado la aerolínea. "Seguimos apoyando a Boeing y a las autoridades en su revisión".

El proceso de diseño del avión fue, sin embargo, notablemente dificultoso. Y muchas partes fueron ensambladas por primera vez por proveedores repartidos por todo el mundo, en lugar de ser ensambladas por Boeing mismo.

Es una forma de tercerización (outsourcing) que ha funcionado bien en buena parte del proceso de manufactura, pero es responsable de los retrasos en la entrega del avión.

El peor escenario para Boeing sería descubrir una falla en el diseño que envíe a los ingenieros de nuevo a la mesa de dibujo, y retirar del servicio a los 787 por un largo tiempo. Dada la naturaleza de los problemas reportados hasta hoy, Sheridan duda de que ese escenario ocurra. En cambio, considera estos recientes reveses como dificultades "iniciales".

"Cuando All Nippon y Japan Airlines comiencen a volar de nuevo los 787, enviarán un mensaje de confianza a los pasajeros", acotó.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005E8W