Dragon Mart refuta acusaciones de la SE

El grupo que desarrollará el proyecto comercial en Cancún dice que no requiere permisos federales; las Pymes serán beneficiadas con el centro de negocios, asegura Juan López, director del complejo.

Por: Jesús Ugarte |
Jueves, 17 de enero de 2013 a las 06:02

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La construcción y operación del megaproyecto comercial turístico Dragon Mart Cancún no requiere del permiso de las autoridades federales como las de medio ambiente o economía para su construcción u operación, además de que no representa ninguna amenaza para la planta productiva nacional, aseveró el director general del proyecto, Juan Carlos López.

El pasado 9 de enero el titular de Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, indicó que los responsables del complejo inmobiliario no han presentado ninguna solicitud de inmigración o comercio exterior a la dependencia que encabeza.

El funcionario aseguró, en el marco del Foro México 2013 "Políticas Públicas para un Desarrollo Incluyente", que el proyecto de inversión china aún no tiene los permisos municipales de uso de suelo para iniciar con la construcción.

Juan Carlos López dejó en claro que la empresa que dirige y que desarrollará el inmueble es "Real State Dragon Mart Cancún S.A. de C.V.", una persona moral mexicana que no requiere de la autorización de la Secretaría de Economía (SE) para invertir en la construcción del proyecto al tratarse de capital nacional.

"Cuando ya lleguen nuestros clientes (algunos de ellos expositores extranjeros) deberán cumplir con la Ley General de Sociedades Mercantiles al crear una empresa y avisar a esa dependencia lo que van a invertir, además de registrarse en el padrón general de importadores si es que van a importar, pero esos son trámites que deberán hacer en su momento nuestros clientes", explicó.

Con base en lo que ha señalado el ejecutivo, Dragon Mart Cancún es un proyecto comercial turístico que tiene como principal objetivo desarrollar un centro de exhibición de mercancías de comercio exterior. La razón para ubicar el proyecto en Cancún obedece a la relevancia de este lugar como punto de conexión aérea entre México y el resto del continente americano, tanto hacia el norte como al sur y hacia el Caribe.

"Somos un negocio inmobiliario que ni siquiera vamos a importar. En la edificación del proyecto se emplearán constructoras mexicanas y mano de obra nacional, es un negocio hecho aquí; desde luego que vendrán expositores, unos de México y otros del extranjero", indicó Juan Carlos López.

Se estima que la inversión exclusivamente para la construcción del centro comercial turístico será de alrededor de 200 millones de dólares y generará de 8,000 a 8,500 empleos entre directos e indirectos.

Para el director general de Dragon Mart Cancún, las autorizaciones sobre impacto ambiental son competencia estatal ya que no hay vegetación forestal sino de tipo acahual. "Además nos encontramos en un ecosistema de selva baja por lo que es competencia de la autoridad estatal y no de la Semarnat (La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales).

Aseguró que el proyecto ya cuenta con cuatro trámites autorizados: factibilidades, uso de suelo y criterios ecológicos, y la parte ambiental (por parte del gobierno del Estado de Quintana Roo). Agregó que el único permiso que les falta conseguir es el de construcción con el municipio de Benito Juárez.

"Las solicitudes de licencia de construcción se presentarán en los próximas dos semanas ante la autoridad municipal, y tendrá 5 días hábiles para contestar en tres sentidos: autorizar, negar o pedir más información", detalló.

En diciembre pasado, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin), Francisco Funtanet Mange, consideró que la instalación de este proyecto incrementa el riesgo de prácticas desleales de comercio contra la industria mexicana.

"Resulta inaceptable el apoyo para fomentar proyectos que incrementan el riesgo de prácticas desleales de comercio que atentan contra el comercio, servicios e industria nacional, así como el riesgo de inversiones inestables, con capitales golondrinos que pueden afectar el comportamiento y la estabilidad económica del país", sostuvo a través de un comunicado.

Dragon Mart beneficiará a Pymes

Muchos industriales y representantes de cámaras empresariales no conocen de primera mano los alcances de Dragon Mart, aseguró Juan Carlos López.

"Como todo proyecto privado, va a permitir que los expositores puedan contactar directamente a sus clientes. Hoy en día muchas operaciones se hacen a través de intermediarios y algunos de estos perciben que van a verse afectados", consideró.

Para el ejecutivo, hay dos cosas en el tema que ha causado polémica desde hace varios meses; desinformación e intermediarios que perciben que pueden verse afectados por la mayor competencia que implicará el centro de exposiciones.

Aclaró que Dragon Mart Cancún no implicará un barco con fábricas como llegó a comentarse, ya que no manufacturará ningún producto.

"En la medida en que se vaya aclarando la información, cambiará la percepción sobre el proyecto. Quizá algunos estarán preocupados al plantearles un modelo de negocio en el que se privilegia la competitividad y la eliminación de intermediarios (en la compra-venta de mercancías), por tanto el intermediario no va estar encantado", mencionó.

En su opinión entre los grandes beneficiados por Dragon Mart Cancún estarán la Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) de Centro y Sudamérica, además de las de México. Actualmente hacen compras a distribuidores, comisionistas e intermediarios y ahora van a poder comprar insumos más baratos, añadió.

Son 13 sectores que participarán en la comercialización de productos entre otros: el electrónico, equipo médico, maquinaria y equipo médico, ferretería y eléctrico, según el sitio de internet en que se presenta el proyecto.

"El comerciante que compra en México mayoreo para hacer su negocio y que no tiene capacidad de ir a China, Europa o la India será beneficiado, la ganancia se la quedará él no un intermediario", enfatizó Juan Carlos López.

Real State Dragon Mart Cancún S.A. de C.V. está constituida en un 90% por capital mexicano y el 10% restante de inversión extranjero, específicamente por la empresa representada por el inversionista chino Hao Feng.

La inversión del proyecto provendrá en parte de capital propio y otra, de financiamiento bancario, por lo que está descartada la participación del gobierno de China.

"No se va a manufacturar nada, lo que busca es posicionar a Cancún como un centro comercial para América como lo han hecho Sao Paolo, Miami y Panamá. Que Cancún no sólo tenga una vocación turística sino también comercial", dijo el directivo.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005E9A