PRI libra multa en caso Monex

La autoridad decidió no sancionar al partido por el origen y destino de dinero a través de tarjetas; cuatro consejeros pedían multar con 75.7 mdp al PRI por no comprobar el uso de 50 mdp en el proceso.

Miércoles, 23 de enero de 2013 a las 19:27

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) resolvió no multar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) por el caso de su relación con la financiera Monex en el pasado proceso electoral.

El partido gastó 50.5 millones de pesos a través de tarjetas de la compañía, informó el IFE el pasado lunes.

En sesión extraordinaria, la autoridad electoral sostuvo lo dicho en el proyecto de resolución en el sentido de que el origen de los recursos es legal al comprobarse la existencia de una relación contractual entre dos personas morales, una de ellas el PRI.

En cuanto al destino del dinero, cuatro consejeros electorales, Lorenzo Córdova, Benito Nacif, María Marván y Alfredo Figueroa, propusieron multar al partido con 75.7 millones de pesos por falta de comprobación de los gastos.

En la primera votación quedaron cuatro votos a favor y cuatro en contra, uno de estos últimos el del consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita.

Para la segunda votación participó para definir que no se multara al partido el consejero Sergio García, quien desde el 21 de julio de 2012 se había abstenido de participar en el caso después de reconocer una amistad con miembros de la familia Fraga, dueños de la empresa Efra, organización que supuestamente financió tarjetas de prepago Monex con las que se acusa al PRI de realizar la compra del voto.

Los demás consejeros del IFE respaldaron el voto de García, y aseguraron confiar en su objetividad.

El lunes, el IFE dio a conocer que la relación entre el PRI y Monex se dio a través de varios intermediarios: Alkino Servicios y Calidad, Comercializadora Atama, Grupo Comercial Inizzio.

Alkino se obligó a prestar servicios de disponibilidad inmediata de recursos monetarios a favor del PRI por 66.3 millones de pesos. Atama se comprometió con Alkino en entregar la cantidad en tarjetas de prepago.

Atama también firmó un contrato para realizar los mandatos que le encomendara Inizzio. Entre dichas comisiones, se encontraba la adquisición de tarjetas y dispersión de recursos, a través de Banco Monex.

Inizzio celebró con Banco Monex un contrato de prestación de servicios a través del cual adquirió 9,924 tarjetas de prepago.

Durante la campaña electoral se registraron 32,624 operaciones con tarjetas de Monex por 50.5 millones de pesos, donde un monto de 44.6 millones se movió a través de retiros en cajeros automáticos, según el IFE.

"No es posible acreditar que diversas empresas hayan aportado recursos con la finalidad de pagar la emisión de tarjetas y dispersión de los recursos (aportación prohibida por la legislación electoral), pues como ya se refirió, el Partido Revolucionario Institucional contrató un servicio de dispersión de recursos en virtud del cual adquirió diversas tarjetas de prepago y ha pagado en su totalidad sus obligaciones pactadas con la empresa ya referida", argumenta el IFE.

De las 9,924 tarjetas que adquirió Inizzio, la Unidad de Fiscalización determinó que el universo de estudio serían 7,851. De éstas, en 7,727 se presentaron movientos por 57.3 mdp.

"Por lo que hace a los gastos comprendidos en el periodo de campaña, tomando como referencia de corte de operaciones el 27 de junio de 2012 (último día de las campañas), se observaron 32,624 operaciones por un importe de $50,508,891.00 (Cincuenta millones quinientos ocho mil ochocientos noventa y un pesos 00/ 100 M.N.)", explicó la autoridad.

El límite de gastos para la contienda presidencial que estableció el IFE fue de 336 millones 112,084 de pesos.

Condusef descarta quejas

El titular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Costanzo Armenta, aseguró ante legisladores, que el organismo no ha recibido queja o controversia alguna por el caso Monex.

Al comparecer ante la comisión de la Cámara de Diputados que da seguimiento a las presuntas irregularidades denunciadas en los pasados comicios federales, el ex diputado del Partido del Trabajo (PT), señaló que en materia de transparencia Banco Monex tiene una calificación de 9.9 en escala de 10, aunque enfrenta nueve controversias.

Aseguró que la dependencia a su cargo no está facultada para vigilar operaciones bancarias relacionadas con tarjetas prepagadas, así como su origen y destino, ya que la labor de la Condusef se limita a transparentar la relación entre usuarios e instituciones financieras, cuando hay queja de usuario.

En ese sentido, pidió reforzar las atribuciones de la Condusef para poder supervisar con eficacia a más de 4,915 instituciones financieras.

Desde el inicio de la sesión de trabajo, Di Costanzo Armenta recibió cuestionamientos por parte de legisladores de izquierda, quienes además de abordar el caso, le recriminaron haber aceptado un cargo en la administración priista.

Los diputados de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano adelantaron que presentarán una queja ante la propia Condusef, por considerar que su titular no proporcionó la información requerida.

El representante de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja, recordó que cuando Di Costanzo fue diputado del PT, hizo cuestionamientos a la presunta triangulación de recursos realizada a través de Grupo Monex.

Desechan quejas por gasto de campaña

Más temprano, el IFE declaró infundada la queja contra el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su entonces candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, por el presunto rebase del tope de gastos de campaña en la contienda de 2012.

Durante su sesión de este miércoles, los consejeros respaldaron por unanimidad el proyecto de resolución de la Unidad de Fiscalización del IFE, que rechaza los argumentos del Partido Acción Nacional (PAN) y de la coalición de izquierda Movimiento Progresista en el sentido de que el PRI incurrió en erogaciones excesivas.

En distintas intervenciones, los consejeros señalaron que las pruebas aportadas por los denunciantes y la revisión del instituto no permitieron comprobar que el PRI cometiera irregularidades, aunque aclararon que la autoridad electoral no ha concluido la fiscalización de todos los gastos realizados por las fuerzas políticas.

La Unidad de Fiscalización detectó que el PRI gastó al menos 141 millones de pesos en rubros como transportación aérea, propaganda en internet, anuncios espectaculares u organización de actos masivos.

Esos recursos tendrán que ser sumados al total de erogaciones del partido durante la contienda electoral del año pasado, para la que el IFE fijó el tope de gastos de 336 millones de pesos por candidato presidencial.

Con información de Notimex y CNNMéxico

 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EJ9
recomienda
Patrocinado por