Corte puede ‘apretar’ el futuro de Axtel

Si pierde un amparo, la telefónica deberá usar parte de lo que obtuvo por su reestructura de deuda; la empresa confía en que incluso si se presenta un escenario adverso, está lista para competir.

Por: Edgar Sigler |
Martes, 05 de febrero de 2013 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Axtel enfrentará un panorama ajustado en caso de recibir un fallo negativo en los juicios de amparo que sostiene en materia de tarifas de interconexión y deberá usar parte de los recursos que ha generado su reestructura financiera para enfrentar las contingencias si pierde los litigios, aseguró el director general de la compañía, Tomás Milmo.

La firma de telecomunicaciones espera que para finales de febrero o inicios de marzo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) retome los juicios, en los que se definirá cuáles son los montos finales que deberían pagarse, explicó el directivo de Axtel.

"Si se resuelve en contra de lo que hemos estado peleando, va a apretar nuestro margen de maniobra", dijo Tomás Milmo; sin embargo, descartó que una resolución en contra los ponga en riesgo de salir del mercado

"Llevamos 12 años compitiendo y aseguro que vamos a seguir los siguientes 12 años. Si se resuelve a favor, pues obviamente con más ganas y más recursos. Si se resuelve en contra, pues sorteando más obstáculos", recalcó.

A finales del año pasado, el máximo tribunal atrajo el proyecto para amparar a la telefónica en contra de una resolución de la Cofetel sobre tarifas de interconexión que incluían costos por externalidad, lo que encareció su valor por encima de un peso, y contravenía una resolución de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que mantenía las tarifas a costo, con lo que su valor se situaba cerca de los 45 centavos.

La Corte aplazó el caso cuando desechó el proyecto del ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia (que dejó su lugar en el Pleno el año pasado), mientras que la mayoría apoyó tanto la facultad de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) para determinar las tarifas de interconexión como la inclusión de una externalidad dentro de ésta, en vista de que se usó como una política pública para apoyar al crecimiento de las redes.

"Respeto mucho lo que diga la Suprema Corte, y lo que acabe decidiendo lo vamos a tener que acatar", enfatizó Milmo.

Axtel estima que pagó en exceso cerca de 800 millones de pesos tanto a Telcel como a otros operadores móviles por interconexión entre 2006 y 2008, según datos al tercer trimestre de 2012.

A partir de agosto de 2008, la telefónica comenzó a pagar tarifas de interconexión cercanas a 0.45 pesos entre 2008-2011, mientras que los operadores móviles exigen cifras de 1.21 pesos (Telcel) y 1.32 pesos (otros operadores), por lo que reconocen una diferencia de 2,049 millones de pesos que deberá pagar si se le niega el amparo a la compañía.

Hasta que la Corte no tome una decisión será imposible saber la cantidad que Axtel pagará o recibirá al final del caso, subrayó su director general.

"Lo que pueden resolver es que confirmen la resolución de la autoridad. Pero también puede revocar el acto de la autoridad para que vuelva a resolver el caso", explicó Clara Luz Álvarez, ex comisionada de la Cofetel.

El tribunal puede optar por ofrecer el amparo "liso y llano", dándole al regulador la posibilidad de dar una nueva resolución con un amplio margen de maniobra sobre la decisión, explicó la ex funcionaria.

En este caso, la resolución de la Cofetel puede generar una tarifa de interconexión que suponga una suma más baja, o usar la misma metodología y ponderadores, aunque ofreciendo una mayor argumentación.

"Hay otra opción donde la Corte puede decir un amparo para efecto, es decir, que se reduzca la tarifa, aunque veo muy improbable que se meta en este tema", expresó Álvarez. En este caso la SCJN determinará que la Cofetel debe tomar en cuenta ciertos criterios al configurar la tarifa de interconexión, lo cual puede devenir en nuevas tarifas para estos periodos.

Pero si el tribunal se decanta por negar el amparo a la Axtel, entonces las tarifas y los montos calculados por la compañía se mantendrán al menos como ella misma lo estipula.

En un escenario adverso, el proceso de reestructura de la deuda de la compañía, así como la venta de activos que ha realizado en los últimos dos meses, servirán para enfrentar estas contingencias.

"No sé qué va a pasar, pero obviamente todas las acciones que hemos tomado son para estar preparados para competir en el mercado de manera exitosa, incluso las contingencias que se presenten en el camino", expresó Milmo.

Axtel ha logrado un ahorro de 310 millones de dólares (mdd) como parte de su intercambio de bonos por un monto de 765 mdd que llevó a cabo a mediados de enero, donde cerca de 65% de sus acreedores ha aceptado una pérdida a cambio de mejorar el panorama financiero de la telefónica.

Como parte de este intercambio, la compañía regiomontana acordó la venta de 883 antenas de transmisión a la firma estadounidense American Tower, con lo que recaudó 250 mdd, y que en principio se usará para pagar parte de sus deudas, así como inversiones de capital, como su nuevo servicio de televisión Axtel TV.

"Lo que significan esos 30 millones es parte de lo que ya se invirtió y lo que planeamos invertir en el resto de este año", explicó Tomás Milmo sobre la inversión inicial que darán al nuevo servicio, que espera cuente con 100,000 usuarios en su primer año.

El empresario admitió que parte del éxito de la compañía a futuro dependerá de que se concreten cambios en la legislación que alienten la competencia en el sector.

"Tenemos mucha esperanza en que una nueva política que sea promotora de la competencia, como ha dicho el nuevo presidente, y como se está contemplando en el Pacto por México, pues nos ayude a poder competir en base a la calidad de los servicios y calidad de atención al cliente, y no por consecuencia de la interconexión o una desventaja", expresó Milmo.

El directivo se refiere a los compromisos que acordaron las mayores fuerzas políticas del país en conjunto con la nueva presidencia de Enrique Peña Nieto, para promover legislaciones para disminuir el poder de los actores dominantes en el sector de telecomunicaciones.

"A cualquier empresa que no sea el monopolio le agrada escuchar que el presidente anunció cambios importantes que van a fomentar la competencia", coincidió Francisco Gil Díaz, presidente ejecutivo de Telefónica México y Centroamérica en un evento el miércoles pasado.

Telmex y Telcel que acaparan cerca del 80% y 70% de los mercados de telefonía fija y móvil; mientras que Axtel ocupa el segundo lugar en el segmento de telefonía fija, y Telefónica en telefonía móvil.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EZQ