Empresas

Blankfein, lejos de las metas de Goldman

Para obtener un bono de 10 mdd, el CEO y otros ejecutivos deben cumplir objetivos improbables; entre sus metas está que el banco registre retorno de capital de poco más del 30% este año.

Por: Stephen Gandel |
Jueves, 14 de febrero de 2013 a las 06:00

Lloyd Blankfein probablemente tendrá que despedirse pronto de un pago de 10 millones de dólares.

Hace dos años, Goldman Sachs creó un plan de bonificación especial para su presidente ejecutivo y otros cuatro altos ejecutivos que produciría un pago de ocho cifras si la empresa alcanzaba objetivos específicos de ganancias. En ese momento, algunos accionistas se quejaron de que los objetivos en el plan de bonos eran demasiado fáciles. Sin embargo, hasta ahora, el CEO Blankfein y el resto de su equipo no han llegado a la marca.

De acuerdo con el plan, para que Blankfein y los demás reciban el premio de 10 millones de dólares cada uno, Goldman tiene que producir un retorno sobre el capital (ROE, por sus siglas en inglés), una medida clave de la rentabilidad de Wall Street, de 15% en promedio para 2011, 2012 y 2013. El valor contable por acción de la firma también tiene que aumentar en un promedio del 12% anual.

El grupo también incluye al director operativo Gary Cohn y a los vicepresidentes Michael Evans y John Weinberg. El ex director financiero de Goldman, David Viniar, también formó parte del grupo original, pero renunció a la posibilidad de obtener el bono cuando se retiró el mes pasado.

Con un año restante, el escenario no luce adecuado para que Blankfein gane el bono especial. El ROE de Goldman fue de apenas 3.7% en 2011, y el valor contable de la compañía aumentó un sólo 1%. El año pasado, la firma tuvo un mejor desempeño. El ROE alcanzó el 10.7%. El valor contable de Goldman subió 11%. El resultado: Para que Blankfein y los demás cobren su bono, Goldman tendría que tener un ROE de poco más del 30% este año. Su valor contable por acción tendría que subir un 24%. Las bonificaciones especiales, si son ganadas, se pagarían en enero de 2014.

¿Cuál es la probabilidad de que eso ocurra? No mucha. Según Thomson Financial, los analistas predicen que Goldman tendrá un ROE de un poco más del 9% este año.

Eso no va a impedir que Goldman lo intente. En declaraciones a inversores y analistas en la conferencia Credit Suisse Financial Services la mañana del martes, el nuevo director financiero de Goldman, Harvey Schwartz, dijo que pensaba que la empresa pronto produciría un mayor rendimiento "porque tenemos que hacerlo". Sin citar ningún plan específico para Goldman, Schwartz dijo que pensaba que algunas de esas ganancias en rentabilidad tendrían que provenir de más despidos.

Una encuesta entre las personas que asistieron a la presentación de Goldman mostró que más de la mitad espera que la compañía produzca un ROE de 12%. Schwartz pareció sugerir que la estimación era demasiado baja.

Según el plan, Blankfein y los demás aún podrían ser elegibles para un bono menor a siete millones de dólares. Para que eso suceda, Goldman aún tendría que conseguir un ROE de casi 16% este año. Su valor contable por acción tendría que subir en 9%. Incluso sin el bono especial, Blankfein ha conseguido un aumento de sueldo. La firma recientemente reveló que pagó a Blankfein 19 millones de dólares en efectivo y acciones en 2012, frente a los 13.3 millones de dólares del año anterior.

Y Goldman parece estar haciendo todo lo posible para exprimir sus números. El banco hizo una recompra de acciones por 1,500 millones de dólares en el cuarto trimestre, más de lo que los analistas esperaban. Esto debería impulsar el ROE y el valor contable por acción, incluso si las ganancias no aumentan.

Además, al menos por ahora, Goldman parece estar ganando todavía buen dinero de su propia cartera de inversiones. En su trimestre más reciente, la compañía registró cerca de 2,000 millones de dólares en ingresos en su división de inversión. Goldman indica que ya no se participa en las llamadas operaciones por cuenta propia. Pero la empresa ha mantenido la mayoría de sus inversiones de capital privado y dice que no tiene planes inmediatos para salir de ese negocio. Las reglas Dodd-Frank de reforma financiera podrían obligar a Goldman a reducir aún más sus actividades de inversión. Pero esas normas no entrarán en vigor durante un tiempo, y Goldman ha demostrado que no es probable que abandonen esos negocios voluntariamente, al menos no antes de enero de 2014.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005FTL