Empresas

AMóvil, en la lucha por ‘reconectarse’

Apenas 7% de los 262 millones de usuarios de la firma tiene un ‘smartphone’ en plan de renta; el ritmo de expansión en sus ingresos por Internet móvil aún no cubre la caída en servicios de voz.

Por: Edgar Sigler |
Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La conferencia de América Móvil con analistas financieros de la semana pasada fue sintomática del reto que enfrenta la multinacional para compensar la caída en sus ingresos en servicios de voz fija y móvil.

La conversación entre los directivos de la firma de Carlos Slim y los especialistas giró sobre la cifra de los márgenes operativos, estancados desde hace un par de años, y que descendieron 8% en el cuarto trimestre de 2012.

"La presión de los márgenes obedece en gran medida al subsidio de teléfonos inteligentes de los clientes que migran (a las redes) 3G, ingresos que ahora provienen de la TV de paga y los servicios de valor agregado móviles (que tienen menores márgenes que los servicios de voz), junto a una mayor inversión en sus redes", explicó la mesa de análisis de Barclays en un reporte para inversionistas difundido el martes pasado.

Daniel Hajj, presidente ejecutivo de la multinacional, subrayó ante los analistas que la caída en los márgenes se debe a que se gasta más en costos de operación no sólo con el fin de aumentar su base de usuarios, si no de aumentar el uso de los servicios de Internet móvil, segmento que durante el cuatro trimestre creció 33%.

"La migración hacia los teléfonos inteligentes se encuentra en una fase inicial, con apenas el 55%-59% de los usuarios de postpago usando smartphones, equivalente al 7% del total de los clientes", detalló Barclays.

De la masa de 262 millones de usuarios, sólo 18.3 millones cuentan con un teléfono inteligente apegado a un plan de renta, por lo que el camino es largo, aunque la empresa espera que los precios de estos dispositivos continúen a la baja en el corto plazo, relajando los subsidios que debe aportar.

Pero tampoco parece haber marcha atrás en el proceso. En los últimos años la multinacional se ha visto obligada a compensar la caída en sus ingresos en servicios de voz fija y móvil, derivada de la conversión tecnológica así como de las regulaciones tarifarias en mercados como el de México y Brasil.

Nextel ha presentado su propio análisis del impacto que ha tenido la caída de las tarifas de interconexión (que se cobran entre operadores para conectar a un usuario de otra compañía) en los servicios móviles y fijos.

Para las tarifas que cobraba Telmex por llamar desde un teléfono fijo a uno móvil, Nextel explica que se vio una reducción anual sólo del 7% entre 2006 a 2011, mientras que para 2012 la reducción de la tarifa al público fue de 47% al pasar de 1.35 pesos a 0.71 pesos.

 

FUENTE: CNNExpansión, con información de Nextel.

Nextel también ha visto una caída en las tarifas de prepago tanto de Telcel y Movistar, los dos mayores participantes en este segmento del mercado, con una reducción de entre 76% y 79% en el año pasado.

Barclays también identifica que en las operaciones globales de América Móvil la caída de los ingresos por voz de la compañía, si bien han mostrado una tendencia a la baja en los últimos años, se acentuó el año pasado.

Así, entre el cuarto trimestre de 2010 y 2011 la proporción de ingresos generados por voz pasó de 48% a 47%, mientras que en 2012 bajó a 41.7%. Aunque el peso de los ingresos por datos va al alza, al pasar en los mismos periodos de 14% a 17%, y en el cuarto trimestre de 2012 a 20%, esta tendencia aún no compensa lo perdido en servicios de voz.

A la compañía no le queda otra salida que apostar por crecer a través de los servicios de datos en los siguientes años, así que la pregunta entre los inversionistas es cuánto tiempo tardará esta estrategia en volver a poner los márgenes en una posición ascendente.

"AMX es aún un crédito de primera en América Latina, pero la cuestión se mantiene en cuándo mejorarán los márgenes y el apalancamiento bajará", se cuestiona Barclays acerca de los bonos de la compañía, que por ahora cuenta con primas menores que otras firmas tanto en la región como en Estados Unidos.

Esta desconfianza se ha traducido en una caída del 11% acumulada durante la semana pasada, además de colocar a la acción en números rojos en lo que va del año, con un descenso de 4%.

Los directivos de América Móvil han dejado claro que seguirán invirtiendo tanto en trasladar a más clientes a usar smartphones en renta como en el despliegue de sus redes, como las de cuarta generación (4G), con el fin de que en unos años la compañía dependa más de sus servicios de Internet que de las llamadas.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005G5V