La nueva ola de fusiones y adquisiciones

2013 se perfila como un buen año para esta actividad, gracias a compras como las de Dell y Heinz; los inversores se beneficiarán de esta racha de acuerdos que, sólo esta semana, sumaron 56,000 mdd.

Por: Maureen Farrell |
Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 06:02
El año pasado, un total de 982,000 millones de dólares en acuerdos basados en Estados Unidos fueron anunciados. (Foto: Tomada de CNNMoney.com)
El año pasado, un total de 982,000 millones de dólares en acuerdos basados en Estados Unidos fueron anunciados. (Foto: Tomada de CNNMoney.com)
Otros enlaces

NUEVA YORK — La manía de la fusiones está volviendo y los inversores están en buena posición para cosechar las recompensas. Recientemente se anunciaron tres ofertas por un valor total de 56,000 millones de dólares.

La más grande, por mucho, fue el plan de Berkshire Hathaway y 3G Capital por 28,000 millones para comprar al gigante de la catsup H.J. Heinz Co, anunciado el jueves temprano. Ese acuerdo, que es totalmente en efectivo, equipara a los multimillonarios negociantes Warren Buffett y al empresario brasileño/suizo empresario Jorge Paulo Lemann en una división pareja de 50-50.

La puerta de las fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) fue abierta por el anuncio de la semana pasada de la compra apalancada por 24,000 millones de dólares de Dell, y por la adquisición por 23,000 millones de dólares de Virgin Media por parte de Liberty Global.

"Hay un profundo trasfondo de actividad", dijo Chris Harned, director gerente de la división de fusiones y adquisiciones de Baird. "2013 va a ser un año muy fuerte". Si esta semana sirve de indicador, las predicciones de Harned se harán realidad.

Además de la oferta por Heinz, Comcast acordó el martes adquirir una participación del 49% que aún no poseía en NBCUniversal de General Electric, por 16,700 millones de dólares. Y la tan esperada fusión de aerolíneas entre US Airways y American Airlines fue anunciada finalmente la madrugada del jueves.

Con esos tres acuerdos recientes, la actividad de fusiones y adquisiciones de este año en Estados Unidos ha tenido su mayor comienzo desde 2000, según datos de Dealogic.

Si bien es dudoso que haya más compras apalancadas del tamaño de la de Dell, ya que hay muy pocas empresas con un fundador como Michael Dell que puedan aportar unos cuantos millones de dólares, podría haber más acuerdos de fusiones y adquisiciones por 20,000 millones de dólares pronto en el mercado.

Eso es un cambio notable respecto al año pasado. La amenaza de una implosión en los mercados de deuda soberana y la crisis que se anunciaba a causa del abismo fiscal en Estados Unidos hizo que las empresas fueran cuidadosas al considerar grandes acuerdos.

Con esas cuestiones en su mayoría desvanecidas tras el telón de fondo, los ejecutivos están dispuestos a hacer movimientos audaces.

Los inversores están listos también. Las compañías han estado sentadas en cantidades récord de efectivo y se ven sometidas a una creciente presión para ponerlo a trabajar, dijo Sarkis Jebejian, un socio de fusiones y adquisiciones de Kirkland & Ellis. "Los inversores activistas están presionando con toda su fuerza, y están preparados para asumir proyectos cada vez más grandes".

Apple es un buen ejemplo. La semana pasada, el gerente de fondos de cobertura David Einhorn imploró a Apple que diera más de sus reservas de efectivo por 137,000 millones de dólares de vuelta a los accionistas. Aunque Einhorn está presionando por un dividendo, y no por una fusión o adquisición, las empresas aún tienen la esperanza de evitar este tipo de levantamientos al poner su dinero a trabajar de forma proactiva.

Una audiencia en la Corte para resolver el problema entre Apple y Einhorn está planeada para la próxima semana.

Otro incentivo para que las empresas hagan ofertas: el financiamiento es abundante. "Hay una dinámica muy agresiva en los mercados de renta fija y en capitales", dijo Harned.

Todo eso es una buena noticia para los asesores de fusiones y adquisiciones. Freeman & Co estima que los banqueros involucrados en la oferta de Liberty/Virgin obtuvieron comisiones de entre 75 millones a 90 millones de dólares. En el acuerdo por Dell, los banqueros podrían ganar hasta 100 millones de dólares.

Los inversionistas han estado cosechando las recompensas también. Los precios de las acciones de las empresas que serán compradas generalmente registran una escalada de precios después de un anuncio de fusión, porque los compradores normalmente se comprometen a pagar una prima considerable.

Toma como ejemplo la adquisición por 8,200 millones de dólares del New York Stock Exchange (NYSE) por parte de IntercontinentalExchange (ICE), anunciada en diciembre. Las acciones del NYSE Euronext subieron más de 38% después de que el acuerdo fuera anunciado, mientras que las acciones de ICE ganaron 1.2%.

Recientemente, los inversionistas han estado premiando a los compradores también. Un mes después de que el acuerdo NYSE-ICE se anunciara, las acciones de ICE subieron 16%.

Aunque los banqueros y los abogados prevén un repunte respecto a los últimos años, pocos esperan que la actividad de fusiones y adquisiciones llegue de nuevo a los niveles previos a la crisis.

El año pasado, un total de 982,000 millones de dólares en acuerdos basados en Estados Unidos fueron anunciados. Eso representa un descenso de 35% desde el reciente pico de 2007, cuando el mayor acuerdo fue la adquisición por parte de AT&T de BellSouth por 85,600 millones de dólares.

Para llegar a ese nivel, las ofertas en 2013 tendrían que ser grandes y amplias.

Catherine Tymkiw de CNNMoney contribuyó con este artículo.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005G3T
recomienda
Patrocinado por