Ciberseguridad, la apuesta de inversores

Los últimos ataques contra medios en EU han revelado un negocio para las firmas de defensa; Monument Capital y otras firmas reunen fondos para invertir en el sector de seguridad tecnológica.

Por: Katie Benner |
Jueves, 21 de febrero de 2013 a las 06:00

No es ningún secreto que el Departamento de Defensa enfrentará recortes de presupuesto draconianos si el Congreso no logra eludir su estancamiento reciente para marzo. Entre eso y la finalización de las guerras en Afganistán e Irak, las empresas de defensa se enfrentan a un futuro relativamente austero, y esas acciones se han rezagado frente al S&P 500 durante el año pasado.

Mientras las tropas vuelven a casa, Estados Unidos se enfrenta a un nuevo tipo de amenaza militar por parte de los piratas informáticos. A saber: Un informe de la firma de seguridad informática Mandiant ha vinculado al Ejército Popular de Liberación de China con un mayor número de ataques cibernéticos a las agencias de Gobierno de Estados Unidos, corporaciones, y compañías de medios como el New York Times y Wall Street Journal. (El New York Times contrató a Mandiant para investigar una serie de ataques informáticos que se han producido en los últimos cuatro meses).

Como era de esperar, algunas empresas -especialmente aquellas enfocadas en la guerra cibernética- escaparán a la corriente descendente presupuestaria y disfrutarán de un mayor financiamiento. "Los gobiernos de todo el mundo incrementarán el gasto en la seguridad marítima y fronteriza y en la protección de la infraestructura crítica", dice Douglas Baker, del Monument Capital, una firma de capital privado que está recaudando fondos para invertir en empresas de seguridad y defensa.

Monument no es la única firma que está recaudando fondos para invertir en oportunidades de defensa de alta tecnología. El año pasado, Madison Dearborn Partners se asoció con CoVant Management para formar CoVant Technologies, un vehículo de inversión creado para respaldar a firmas de seguridad cibernética, informática e ingeniería de sistemas que trabajan con el Gobierno.

Y Enlightment Capital está recaudando un fondo de 100 millones de dólares que utilizará para proporcionar deuda y tomar participaciones en empresas de defensa y servicios gubernamentales.

Las sociedades de inversión también han comenzado a repuntar, en particular entre las empresas medianas y las firmas de capital privado. Vistronix, un proveedor de soluciones de tecnologías para la seguridad nacional, se unió a Enlightment Capital para comprar Technology Associates, que desarrolla software geoespacial y de visualización de datos altamente especializado.

Algunas grandes empresas también han empezado a comprar. En septiembre, el fabricante de aviones francés Safran, con 15,900 millones de dólares en ingresos en 2011, anunció planes para comprar L-1 Identity Solutions, que proporciona seguridad biométrica para el Gobierno de Estados Unidos, por 1,600 millones de dólares.

De hecho, el interés en la ciberdefensa ha impulsado tanto las valoraciones que los compradores estratégicos están apuntando hacia empresas con ingresos desde 10 millones de dólares.

La seguridad cibernética es "mucho más amplia que lo que la gente piensa", dice Mike Steed de Paladin Capital Group, una firma de capital privado que coloca dinero en nuevas empresas enfocadas en la seguridad nacional. Eso solía significar robo de información, dice, pero en la actualidad "significa prevenir la destrucción y alteración de todo, desde bases de datos hasta la red eléctrica".

En un campo de nuevas empresas, hay pocas empresas públicas para que los minoristas inviertan. Una prometedora firma especializada es KEYW Holding, una empresa pequeña (con una capitalización de mercado de 450 millones de dólares), que ofrece software crítico para misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento para agencias como la CIA y la NSA. (El nombre refleja el cariño del fundador por Key West, Florida)

Randy Gwirtzman, analista senior de Baron Funds, uno de los mayores tenedores de esa acción, dice que los empleados de KEYW son sus ventajas: "La mayoría de los empleados tienen autorización de seguridad del Gobierno y han tenido puestos en el Gobierno protegiendo los sistemas informáticos".

Fundada en 2008, la compañía ha crecido a través de 13 adquisiciones; sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización creció un 44% en los últimos 12 meses después de duplicarse durante el periodo anterior.

Los analistas dicen que dos adquisiciones recientes de KEYW trajeron productos que atraerán a clientes no gubernamentales, lo que debería significar más crecimiento (algo bueno, debido a que KEYW opera en un elevado nivel de 50 veces sus ganancias futuras). Las compras de SenSage y Rsignia, que detectan amenazas mediante el monitoreo y análisis de los datos que fluyen a través de redes internas, hacen atractivos los servicios de KEYW para empresas que "están subatendidas por los productos de ciberseguridad comerciales disponibles", según una nota de Sterne Agee. Estos servicios, a los que los clientes se suscriben a través de contratos a largo plazo, deberían mejorar la estabilidad de los ingresos de KEYW.

A pesar del entorno presupuestario sombrío, KEYW "no sólo puede cambiar la tendencia, sino también lograr un crecimiento fuerte con su oferta única cibernética comercial y para el gobierno", escribió R. Rama Bondada, analista de RBC Capital Markets en una nota reciente. Al igual que cualquier acción neófita de baja capitalización, KEYW no debe representar más de una pequeña parte de cualquier cartera, pero ofrece potencial en un sector floreciente.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005GFT