Facebook, ¿libre de impuestos?

El sitio podrá deducir el pago gracias a las acciones que dio a empleados: advierte el grupo CTJ; expertos aseguran que esto sólo se podría hacerse hasta que los empleados usen los títulos.

Viernes, 22 de febrero de 2013 a las 14:54

NUEVA YORK — Un grupo dedicado a la defensoría fiscal asegura que Facebook no pagará impuestos sobre la renta en 2012 aunque obtuvo en Estados Unidos una ganancia de 1,000 millones de dólares antes de impuestos el año pasado.

Expertos fiscales dicen que esa afirmación podría ser cierta -y de ser así, perfectamente legal- pero es sólo una parte de la historia. Lo que está en cuestión es una considerable deducción impositiva de opciones sobre acciones que Facebook otorgó a sus empleados.

Las opciones sobre acciones, al igual que los salarios ordinarios en efectivo, son deducibles de impuestos para las empresas estadounidenses. Las empresas pueden utilizar estas deducciones para compensar sus ganancias, y también trasladar esas pérdidas a ejercicios anteriores. Eso explica cómo una empresa podría incluso ser elegible para una devolución de impuestos en un año en que ganó dinero.

El grupo de defensoría Citizens for Tax Justice (CTJ) dice que Facebook recibirá una devolución de casi 430 millones de dólares como resultado de esas opciones sobre acciones.

Facebook señaló en un correo electrónico que la compañía cree en "pagar nuestra justa parte, y nosotros efectivamente pagamos nuestra justa parte."

Expertos fiscales independientes opinan que CTJ no se equivoca exactamente, pero que el grupo no cuenta la historia completa. Explican que CTJ está mezclando la legislación fiscal y las políticas de contabilidad corporativa, que a veces siguen diferentes conjuntos de reglas.

"[CTJ] está hablando de manzanas y naranjas... al mezclar dos conjuntos de reglas, es fácil dar información confusa," dijo Stan Pollock, un contador público certificado especializado en los planes de opciones sobre acciones.

Una empresa puede, por ejemplo, seguir correctamente normas contables que muestran el impacto que tiene en los ingresos la emisión de opciones sobre acciones, pero el IRS exige normas diferentes para calcular la contribución tributaria.

De hecho, las compañías pueden ser rentables desde un punto de vista contable y no ser rentables a efectos fiscales, y ambas son correctas según las distintas reglas.

En cuanto al dinero que Facebook o cualquier otra compañía da o recibe del IRS, Pollock indica que esa es otra cuestión pantanosa. "Las declaraciones de impuestos son privadas," apuntó Pollock. "Las compañías dan cifras en sus declaraciones financieras que no son necesariamente las verdaderas cifras de impuestos en lo que concierne al IRS".

Otro experto indicó que incluso si Facebook recibe una devolución de impuestos, esto no significa que los ingresos fiscales simplemente se pierdan. Los empleados que venden sus opciones sobre acciones pagan impuestos sobre éstas, a menudo a tasas más altas que las que pagaría una empresa.

"Algunas personas tienen dificultad para reconocer ambos lados de esa moneda", expuso Dan Morris, socio de la firma de contadores públicos Morris and D'Angelo. "Donde Facebook recibe una deducción, otra persona lo cuenta como ingreso. Los contribuyentes estadounidenses no fueron de ningún modo engañados en este asunto".

Sin embargo, las deducciones fiscales de opciones sobre acciones siguen siendo controversiales, en especial cuando se trata de empresas recién estrenadas en la Bolsa, como Facebook.

Cuando una compañía emite una opción de compra de acciones, le otorga al empleado el derecho a comprar esas acciones en el futuro al precio actual ‘razonable' (fair value). La compañía registra ese valor en sus libros en el momento de emitir la opción, pero no puede solicitar las deducciones fiscales hasta que el empleado ejerza su opción, a veces años más tarde.

Además, no es fácil determinar el ‘fair value' o valor razonable de las acciones de una compañía que todavía no cotiza en el mercado. "Es lo mismo que tener una bola de cristal y alguien con un turbante sobre la cabeza adivinando," dijo Morris.

El informe de CTJ afirma que "dado que las empresas normalmente subestiman deliberadamente los valores estimados, por lo general terminan con deducciones de impuestos más grandes".

El grupo de defensa no es el único que ha criticado esta disposición fiscal. El senador demócrata Carl Levin ha propuesto una legislación que obligaría a las empresas a tomar la deducción cuando las opciones se otorgan.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005GNH