Empresas

Los empleados le cuestan 1 bdp a Pemex

Los beneficios laborales tocaron un récord en 2012 y representan 50% de los pasivos totales; la empresa no tiene reservas para hacer frente a los vencimientos de esas obligaciones: analista.

Por: Edgar Sigler |
Jueves, 28 de febrero de 2013 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Los pasivos por beneficios laborales de los trabajadores de Pemex rebasaron por primera vez la frontera del billón de pesos y representan la mitad del pasivo total de la compañía, mientras la paraestatal continúa sin reformar los estatutos del contrato colectivo de trabajo para enfrentar esa situación.

El rubro de pasivos por beneficios a empleados se ubicó en 1.01 billones de pesos al cierre del año anterior, un aumento de casi 16% respecto al 2011, según datos de la petrolera enviados a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En tanto, los pasivos totales de la paraestatal ascendieron a 2.02 billones de pesos.

Los beneficios -que incluyen las pensiones, jubilaciones y gastos médicos para trabajadores en activo y retirados de la paraestatal, entre otros conceptos- son el resultado en gran parte de las condiciones pactadas en el contrato colectivo de trabajo con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, dirigido por el también senador Carlos Romero Deschamps.

Según Pemex, se incluyen comúnmente en el costo neto del periodo de beneficios a empleados el costo laboral del servicio actual y del servicio pasado, así como la ganancia o pérdida actuarial neta y el efecto de reducciones o liquidaciones anticipadas.

La petrolera divide los costos de los beneficios a sus trabajadores en los costos de ventas, gastos de distribución y gastos administrativos, que durante el año registraron aumentos de 27.5%, 20.8% y 40.1%, respectivamente, según el reporte financiero al cuarto trimestre de 2012.

"Las obligaciones contingentes laborales de Pemex son el mayor problema que enfrenta la paraestatal a futuro para su viabilidad", expresó Luis Miguel Labardini, socio del despacho de consultoría sobre el sector energético Marcos y Asociados.

El analista señaló que la petrolera no cuenta con las reservas para hacer frente a los vencimientos de estos pasivos, por lo que sus costos aumentarán de manera más acelerada durante la próxima década a consecuencia de los trabajadores que se jubilan.

La paraestatal contaba con poco más de 150,000 empleados al cierre de 2011, de los cuales 72% está afiliado al sindicato petrolero, algo que Pemex reconoce como un riesgo potencial para la compañía, según su reporte a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) de ese año.

La administración del ex presidente Felipe Calderón planteó la posibilidad de realizar cambios al contrato colectivo para que los nuevos empleados de Pemex que se sindicalizaran recibieran menores beneficios cuando se retiraran con el fin de contener esos pasivos, pero no se lograron.

"Lo hicieron con el IMSS, con el ISSSTE, pero no lo han hecho con Pemex. No se han querido meter con el sindicato. Yo esperaría que el Gobierno de Peña Nieto lo haga ahora que parece que se tienen las condiciones necesarias", expresó Labardini.

Algunos actores políticos y analistas han visto la detención de la líder del sindicato de maestros, Elba Esther Gordillo, como un mensaje del Gobierno de Enrique Peña Nieto para destrabar estos enclaves gremiales, sobre todo el petrolero, en vista de la propuesta de una reforma energética que garantice la viabilidad tanto de Pemex como del sector.

Aunque la contribución de Pemex al fisco aumentó el año pasado -alcanzó un récord de 902,000 millones de pesos-, especialistas internacionales han urgido al país a aprobar reformas para evitar que se estanque la extracción de crudo en los próximos años, concepto que en 2012 registró su octavo año consecutivo de disminución.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005H5X