Juez limita pleito de Apple y Samsung

El magistrado Paul Grewal negó a Apple la inclusión del Galaxy S4 en su demanda de patentes; el juicio que será en 2014 no toma en cuenta la cantidad de dispositivos lanzados para entonces.

Por: Philip Elmer-DeWitt |
Viernes, 28 de junio de 2013 a las 15:05

FORTUNE — El magistrado estadounidense Paul S. Grewal, a cargo de un buen número de casos procesales derivados de las múltiples demandas por infracción de patentes presentadas en California por Apple y Samsung, tiene un "metabolismo judicial" más apto para el siglo XIX que para el siglo XXI.

Grewal es el juez sobre quien recayó la tarea el año pasado de programar la segunda gran demanda federal de patentes de Apple contra Samsung; no hay que confundirla con la demanda que la firma de la manzana ganó hace 10 meses, obteniendo una indemnización de 1,050 millones de dólares (de los cuales Samsung aún no paga ni un centavo). Esta nueva demanda es la que Apple presentó para ‘incautar' algunos de los smartphones que Samsung liberó en el ínterin.

Apple interpuso el segundo caso en febrero de 2012. El juez Grewal programó el juicio para marzo de 2014... es decir, 13 meses y varias generaciones de smartphones de Samsung más tarde.

El miércoles, ante una petición de Apple para sustituir uno de los teléfonos (estos dispositivos envejecen rápidamente) que aparece en la segunda demanda por el actual smartphone insignia de Samsung, el Galaxy S4, Grewel emitió una negativa judicial:

Añadir otro producto al caso es una "carga sobre los recursos de la corte", escribió Grewal, según información de Bloomberg. "Cada vez que estas partes se presentan en el tribunal, consumen una gran cantidad de tiempo y energía de la corte, quitándoles tiempo a otras partes que también necesitan y tienen derecho a la atención del tribunal".

El fallo de Grewel fue precedido por una resolución emitida en marzo por la jueza de distrito, Lucy Koh, quien solicitó a ambas partes reducir sus reclamaciones a 25 productos y 25 demandas por violación de patente, el primero de varios pasos con los que pretendía reducir aún más esa carga procesal.

Considerando que Samsung tiene docenas de productos en el mercado y Apple solo un puñado, esta racionalización o simplificación perjudica a Apple y, como cualquier demora en el proceso, juega a favor de Samsung.

Como bien escribió Florian Mueller de FOSS Patents en marzo:

"Yo entiendo que la jueza quiere limitar el número de productos procesados, pero hay algo importante que la orden no dice: ¿cómo puede cumplirse el estado de derecho si las empresas tienen que renunciar a reclamaciones contra productos que realmente considera que infringen la patente y si no tienen un acceso razonable a una medida cautelar que les daría el apoyo suficiente para obtener una resolución favorable? ¿Cómo puede un legítimo innovador hacer valer sus derechos contra un infractor obstinado?"

El texto continúa, "ahora que tanto se debate la disfuncionalidad del sistema estadounidense de patentes, casi no se le presta atención al hecho de que el sistema de observancia y aplicación de patentes de Estados Unidos hace que sea extremadamente difícil para los titulares de derechos enfrentar a quienes infringen un gran número de patentes con un gran número de productos".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005R2V