EU da luz verde a fusión AA-US Airways

Las autoridades pidieron a las aerolíneas vender ‘slots’ en siete terminales para aprobar la unión; US Airways y American Airlines aseguran que la medida beneficiará a los clientes.

Por: Chris Isidore y Evan Perez |
Martes, 12 de noviembre de 2013 a las 15:48

NUEVA YORK — El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha llegado a un acuerdo con American Airlines y US Airways que exige que las compañías aéreas vendan slots (franjas horarias) en siete aeropuertos con el fin de concretar su plan de fusión.

El acuerdo anunciado el martes posibilita que las aerolíneas de bajo costo aumenten su presencia en el aeropuerto Logan de Boston, el O'Hare de Chicago, el Love Field de Dallas, en Miami y Los Angeles, así como en los aeropuertos La Guardia de Nueva York y Reagan National de Washington.

En agosto, el Departamento de Justicia interpuso una demanda antimonopolio en contra de las aerolíneas con el argumento de que la combinación de ambas podría reducir las opciones para los consumidores, pues la línea aérea resultante tendría un dominio absoluto en algunos aeropuertos importantes. En el aeropuerto Reagan National, por ejemplo, las dos aerolíneas habrían controlado el 69% de los slots de despegue y aterrizaje.

Nota relacionada: EU busca parar pacto American-US Airways

Según el acuerdo, American Airlines y US Airways tendrán que vender a aerolíneas de bajo costo 104 slots en el aeropuerto Reagan National, 34 slots en LaGuardia, y los derechos de slots en Logan, O'Hare, Love Field, Los Angeles y Miami.

"Este acuerdo tiene el potencial de cambiar el panorama de la industria del transporte aéreo", dijo el Fiscal General, Eric Holder. "Al garantizar una mayor presencia de las compañías de bajo costo en los aeropuertos clave de Estados Unidos, este acuerdo garantiza que los pasajeros verán una mayor competencia en los vuelos sin escalas y los vuelos de conexión en todo el país".

US Airways y American Airlines habían argumentado que la fusión, que se prevé dé origen en la mayor aerolínea del mundo, crearía una extendida red combinada para beneficiar a los clientes.

Antes de alcanzar este acuerdo, el juicio por el caso antimonopolio estaba previsto para iniciar el 25 de noviembre.

Con apoyo político

Las compañías aéreas aplaudieron el acuerdo y la posibilidad de seguir adelante con la fusión. Las dos firmas habían conseguido el apoyo de sus sindicatos, así como de líderes políticos de todo el país, para tratar de presionar a la justicia estadounidense para que autorizara la operación.

"Nos alegra dejar atrás esta demanda y seguir adelante para construir juntos la nueva American Airlines", dijo el CEO de US Airways, Doug Parker, quien dirigirá la aerolínea combinada.

En una carta dirigida a los empleados, Parker y el CEO de American, Tom Horton, informaron que la aerolínea combinada no tendría que recortar personal adicional a causa de las franjas horarias que acordaron ceder. Señalaron que aunque la Corte de bancarrota aún debe aprobar el acuerdo, ellos esperan completar la fusión al final de este año.

El acuerdo aumentará la presencia de JetBlue en el Reagan National, y le dará a la operadora aérea Southwest Airlines la oportunidad de comprar slots en LaGuardia por primera vez. En la actualidad esa aerolínea renta slots en esos aeropuertos, pero ahora tendrá la posibilidad de adquirirlos. Las acciones de JetBlue y Southwest subieron tras la noticia.

El acuerdo "va a alterar las cómodas relaciones entre las aerolíneas interesadas", y añadió que "mejorará enormemente la capacidad de las aerolíneas de bajo costo para competir en todo el sistema", indicó el asistente del fiscal general en materia antimonopolio, Bill Baer.

Las acciones de US Airways, que vacilaron brevemente antes del anuncio, perdieron el terreno ganado previamente y cerraron a un precio ligeramente superior.

Pero las acciones de AMR, matriz de American Airlines, subieron significativamente después del anuncio. La firma ha estado en la Corte de bancarrota desde noviembre de 2011. La fusión permitirá compensar a los accionistas de American, algo inusual para las acciones de una empresa en quiebra.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0060FX