Patrocinado por

ALERTA »  EU crece 4% en el segundo trimestre tras contraerse 2.1% en los tres meses previos

Columna invitada

Las microempresas, ¿pueden crecer?

La falta de financiamiento es el mayor problema que enfrentan las empresas comenta Adriana Espinosa; las empresas de hasta 10 empleados deben presentar propuestas sólidas para financiarse.

Por: Adriana Espinosa Pérez* |
Martes, 10 de noviembre de 2009 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO — Las microempresas son consideradas pequeñas unidades económicas-sociales, producto de los procesos de organización y experimentación social relacionadas con las actividades económicas a pequeña escala. Estas unidades presentan un modo coherente de organizar la actividad económica organizándose en algunos casos en empresas familiares, cooperativas, empresas de servicios, talleres artesanales y comercio.

En América Latina una microempresa puede ser ubicada en tres diferentes categorías: en primer lugar se encuentran las microempresas denominadas de subsistencia, que son aquellas  que ayudan a completar los ingresos de las familias latinoamericanas y son formadas por 1 o 2 personas. Otro grupo lo integran las microempresas, denominadas de acumulación simple, que tienen  entre tres y cinco empleados, las cuales además de generar un ingreso familiar, logran un pequeño nivel de ahorro que sirve para la mejora de la producción. Finalmente, están las microempresas de expansión, que son microempresas con un mayor nivel de sofisticación pues tienen más empleados y logran acumular un mejor ahorro el cual destinan para la compra de activos fijos, como por ejemplo la adquisición de un vehículo para transportar sus productos e insumos la compra de pequeñas máquinas industriales para la mejora de la eficiencia.

Esta clasificación inicial nos permite visualizar con mayor claridad, las necesidades económicas de los microempresas, pues, al parecer queda claro que detrás del fenómeno de la microempresa mundial, se ubica una de las pistas de un modelo de desarrollo económico y social de presente y futuro para cualquier país.

Con base en la estratificación establecida por la Secretaría de Economía en la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa,  se considera microempresa a la que tiene entre 0 y 10 trabajadores.

Los resultados del último Censo Económico del INEGI, indican que las microempresas son un motor de crecimiento económico y de empleo fundamental. De cada 100 empresas mexicanas 96 son micro y contribuyen con el 40.6% del empleo, aportando el 15% del PIB.

Por otro lado, el crecimiento de las microempresas es limitado ya que carecen de ciertos apoyos, en especial de créditos bancarios o de otras instituciones financieras. Para contrarrestar lo anterior, el Gobierno ha creado programas como el de  México Emprende que asesoran a los empresarios para poder obtener un apoyo financiero con alguna de las instituciones bancarias participantes.

¿Pero que tan fácil es accesar a estos créditos?, la realidad es que cuando una microempresa solicita apoyo financiero se enfrenta a una serie de requisitos que pudieran resultarle interminables, esto debido a la falta de asesoría, el carecimiento de una cultura empresarial, o bien, por ignorancia.  Por ejemplo,  veamos tan solo una de las primeras evaluaciones que realizan las instituciones financieras:

"La primera garantía que debe tener el crédito es la propia finalidad del crédito, por lo cual se vuelve necesario considerar los siguientes aspectos,

Motivo por el cual se solicita el crédito. Descripción del proyecto o inversión. Actividad y posición en el sector e la empresa. Experiencia personal del empresario. Competencia del equipo de trabajo.

De lo anterior se desprende que si el crédito es para invertir en negocios especulativos, sin experiencia o mala reputación, los expertos en riegos recomendarían el no aprobar el crédito" (Ranferi Molina, 2009)

Cuando un microempresario  requiere de un apoyo financiero para crecer, con la compra de una máquina, la adquisición de  inventarios a más bajo precio, la compra  de un vehículo para la distribución de sus productos, etc., se enfrenta a una serie de requisitos que muchas veces no saben cómo solventar, lo cual hace que desistan de sus propósitos de  crecimiento, dejando pasar la oportunidad para tiempos mejores.

Existen  3,837,000 microempresas en México, las cuales representan el 95.6% del porcentaje total de empresas, mismas que en su mayoría no logran superar la clasificación establecida ni generar más empleos.

Es necesario, por tanto, preparar a los microempresarios para que puedan generar propuestas sólidas con visión empresarial, que les permita crecer, conociendo su operación, sus limitantes, sus restricciones y aprovechando sus fortalezas para que puedan generar el flujo suficiente para poder amortizar sus compromisos y las amortizaciones de sus préstamos, cuando estas se presenten.

*La autora es aspirante al Doctorado en Administración de la Universidad Anáhuac México Sur. El texto fue revisado por Dr. Carlos Miguel Barber Kuri.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0024UY