Columna invitada

¿Dónde se encuentra la China innovadora?

Su capacidad laboral ya quedó demostrada, ahora le falta mostrar su ingenio, dice Bill Fischer; la boyante economía asiática debe pensar en tomar las riendas tecnológicas con su poderío.

Por: Bill Fischer |
Lunes, 16 de agosto de 2010 a las 06:01
China cuenta con una población en la flor de su productividad, una situación que en poco se difuminará. (Foto: Cortesía Alonso Crespo-ProMéxico)
China cuenta con una población en la flor de su productividad, una situación que en poco se difuminará. (Foto: Cortesía Alonso Crespo-ProMéxico)
Otros enlaces

CIUDAD DE MÉXICO — Durante tres décadas, China ha crecido en presencia dentro de un mundo económico, si no como un fenómeno (lentamente al principio y después a toda velocidad) sí de una forma sin precedentes, constante, monótona y exitosa. Es, sin duda alguna, un logro extraordinario ¡pero ha llegado el momento de un cambio! Nos encontramos en un importante punto de transición en la historia del crecimiento de China. De hecho, me recuerda la metáfora de "cambiar la velocidades de un auto para ajustarse a las condiciones del camino". Ahora es cuando el motor tradicional de crecimiento de China requiere "un cambio de velocidad".

Veamos lo que está ocurriendo en la ruta del crecimiento de China y qué es lo que más importa. Si somos fríos y calculadores, el impactante y exitoso (re) debut de China en el escenario económico mundial en las pasadas tres décadas ha sido el resultado de mano de obra barata y bajos costos.

No cabe duda que existe también un extraordinario y atractivo mercado interno pero la ventaja real de China en la economía global son los bajos salarios de los trabajadores de la industria manufacturera. ¡Esto no es ninguna innovación! ¡No han sido los servicios! Ha sido un enfoque único de las ventajas de elaborar productos ya existentes de manera más barata. ¡Así de simple!

Si seguimos el precepto de Deng Xiaoping de "aprender de los hechos," podemos responder a una serie de profundas preguntas con la misma respuesta. ¿Hay alguna empresa china que haya creado un nuevo producto digno de mencionarse como la computadora personal PARC de Xerox, la cámara digital de Kodak, el 747 de Boeing, el CD de Philips o el walkman de Sony? ¿En China se han desarrollado importantes innovaciones a los procesos como el sistema de producción de Toyota o el diseño del laberinto de compras de IKEA? ¿O qué tal una propuesta en Internet tan notable como Amazon o Facebook? ¿Algún modelo de negocios parecido al cambio total de la experiencia de escuchar música para los clientes de iTunes o la reinvención de la frecuencia de ofertas de moda de Zara o la creación de una comunidad de miembros como con eBay? La respuesta a todas estas preguntas es no. La verdad es que el crecimiento de China ha sido impulsado no por hacer cosas (cualquier cosa) de forma diferente sino en hacer cosas que ya existen, pero menos caras y que a su vez empleen mano de obra barata.

¿Y por qué ahora esto representa un momento tan importante? El 2010 es el año en que la población china en edad productiva ha alcanzado su nivel más alto. Este año, el 71.9% de la población china tiene entre 15 y 64 años, la cual ha sido descrita por los estadísticos como las edades en las cuales las personas generan una contribución positiva neta a la creación de valor económico. Después de este año, esta proporción de la población disminuirá y después del 2015, el número real de chinos en edad productiva (15-64) también empezará a disminuir. Philip Bowring, eterno observador de China, comentó recientemente en el International Herald Tribune: "En total, en China existen únicamente 106 millones de trabajadores con edades de 15 a 19 años, comparados con los 122 millones en el grupo de 20 a 24 años. Hoy en día, China tiene 378 millones de personas entre 40 y 50 años pero sólo 273 millones menores a 20 años. La disminución, la cual es continua, en el número de jóvenes y personas dispuestas a reubicarse ha sido más notoria en las áreas rurales. Así pues, China tiene que encontrar otras formas de sostener su crecimiento económico y ganar en cuanto a la productividad de los trabajadores". La forma más obvia de que esto ocurra es a través de la innovación pero en esto, no tenemos los hechos para sustentar un argumento que nos diga que el pasado (sin innovación) cambiará repentinamente.

El enigma debajo de todo esto es que actualmente se puede encontrar una enorme cantidad de creatividad en China. En las artes escénicas, moda, escultura, música y cine, China desborda creatividad. Pero, si miramos con detenimiento, podremos darnos cuenta de que se trata de una innovación individual y no a nivel organizacional. Lo que diferencia a empresas como eBay, Amazon o Apple es que son ejemplos de innovación "organizacional" Los productos como el iPod, iPhone y iPad no pudieron haber sido diseñados por una sola persona; se requirió de uno y más equipos para lograrlo. Y lo mismo ocurre en las innovaciones más importantes de los últimos tiempos.

Aún así ¿qué hay acerca de las organizaciones chinas que se vuelven menos innovadoras que la suma de las personas bajo una estructura organizacional? ¿Es que la estructura centralizada y controladora de la dirección de las empresas, que ha caracterizado la historia de China durante miles de años, aún es bastante sólida? ¿O es el respeto confucionista hacia la jerarquía y las prerrogativas relacionales? ¿Es mucha o poca confianza? ¿O no hay diversidad suficiente? ¿O es algo más? Estas son preguntas tan relevantes en esta época en China que por ello, el IMD enviará, a su servidor, a Hong Kong a finales de año para llevar a cabo un programa para altos ejecutivos de la región que se enfrentan a la tarea de obtener mayor innovación efectiva.

Este es el momento para que China se concentre en la cuestión de la innovación para que sus éxitos anteriores sean "el final del principio", un periodo en el que China cambiará de ser una fábrica mundial a un innovador de clase mundial. Si esto no llegase a ocurrir, probablemente estaremos frente al "principio del fin" de la distintiva ventaja competitiva china y el momento en el cual este país será simplemente otro productor con salarios bajos, quizás, el más grande de todos, pero ya no más el más grande y el de precios más bajos.

*El autor es profesor de Administración de la tecnología en el IMD. Dirige el programa de Dominio de la Innovación global, el cual tendrá lugar en Hong Kong del 25 al 27 de octubre de 2010.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002KNM