Columna invitada

En salud, el gasto es inversión

A veces gastamos más en cosas materiales que en el cuidado de nuestra salud, dice Rosa Ma. Galindo; incluso comenta que para muchos la imagen es más importante que una cita anual con el médico.

Por: Rosa María Galindo* |
Lunes, 25 de abril de 2011 a las 06:01
En México las personas gastan solo 2.9% de su infgreso en el cuidado de la salud contra 5.5% que se gasta en entretenimiento. (Foto: Photos to go)
En México las personas gastan solo 2.9% de su infgreso en el cuidado de la salud contra 5.5% que se gasta en entretenimiento. (Foto: Photos to go)
CIUDAD DE MÉXICO — ¿Cuánto gasta usted en mantenimiento y reparación de su coche anualmente? ¿Unos 15,000 pesos? Claro, depende del tipo de coche que tenga, pero nunca es un gasto menor. ¿Y en su cuidado estético personal? Si es mujer, seguro que más de 10,000 pesos anuales. Y no lo pensamos dos veces.

Es más, para proyectar una imagen de éxito, no sólo debemos pagar por el mantenimiento de nuestro coche, sino también debemos tener un automóvil caro y opulento -no importa que debamos pagarlo durante diez años más. Estar bien arreglado y tener el carro del año es vital. Por lo general, necesitamos cortarnos el pelo cada cuatro o seis semanas. ¿Pero de verdad necesitamos servicio de manicure todas las semanas?

Vivimos en una cultura en la que se nos motiva constantemente la imagen, a ser más felices y más exitosos, pero poco se enfoca a la importancia de estar sanos. El éxito está asociado a la imagen externa, no a la interna, aunque eventualmente una mala salud se refleja no sólo en el rostro, sino en el cabello, en las uñas, en la piel.

Cuidar la salud: un ahorro

Gran error: el cuidado de la salud lo dejamos hasta el último. A todos, hombres y mujeres, nos cuesta costearnos y apegarnos a nuestro tratamiento contra la gastritis, por ejemplo. Invertir tiempo y cuidado -y por supuesto dinero- en nuestra salud debería ser uno de nuestras prioridades durante este año.

Hay cosas básicas que nos "ahorramos" para poder gastar en ropa, estética y carro nuevo: como nuestra cita anual con el médico, por ejemplo. Se nos olvida que los pesos que nos puede costar no son un gasto, sino una inversión para la prevención de males mayores y una mejor calidad de vida.

Los datos sobre nuestras prioridades en gastos reflejan que la salud es uno de los  valores a los que menos atención prestamos. Según el INEGI, los mexicanos gastamos en promedio dos tercios de nuestros ingresos anuales en alimentación, transporte y educación: destinamos más a nuestra imagen personal que al cuidado de nuestra salud; usamos más recursos en transporte que en educación, y más en limpieza y cuidado del hogar que en vestido y calzado.

Mientras gastamos 34.3% en alimentos, 10.5% en educación y entretenimiento, 5.5% en ropa y 3.8 en cigarros de nuestro presupuesto anual, apenas gastamos 2.9% en cuidados a la salud, según un estudio de Salud Pública en México de 2007.

Ante este panorama, los especialistas en salud contraponen el siguiente dictamen: es mucho más importante cómo gastar que cuánto gastar.

Lo que sí existe son estudios farmacoeconómicos, que identifican, miden, comparan costos y consecuencias (clínicas y económicas) de los productos farmacéuticos, así como proveen de información sobre costo/efectividad del gasto en salud. Por ejemplo, según un estudio de la Universidad de Columbia, por cada dólar adicional gastado en nuevos medicamentos, el paciente ahorra alrededor de 7.20 dólares en otros costos de atención de la salud.

Pero México, desafortunadamente, no invierte en el cuidado de la salud. Un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indica que somos el segundo país que menos gasta en salud per cápita, desembolsando una media de 850 dólares por persona al año (alrededor de mil pesos),  que en comparación con Estados Unidos, resulta 7 veces menor a lo que se gasta.

Así, es importante que consideremos este rubro dentro de nuestra planeación económica durante el 2011. Gastar en salud no es gastar, es invertir.

*La autora es gerente de Faramaeconomía de Pfizer México.  


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002XFX