Patrocinado por

ALERTA »  El empresario mexicano Roberto Alcántara aumenta su participación en PRISA a 9.3%

Columna invitada

Los retos de la construcción en México

Los principales desafíos en el sector son la falta de crédito y clientes, advierte Alejandro Bravo; una evaluación integral permite que empresas obtengan los recursos necesarios para sus actividades.

Por: Alejandro Bravo* |
Martes, 08 de noviembre de 2011 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — No cabe duda que los últimos acontecimientos que se han dado a nivel mundial han puesto bajo una perspectiva totalmente diferente las expectativas económicas que se tenían para el siguiente año. Por un lado, la aprobación por parte del Congreso estadounidense sobre el techo de endeudamiento del Gobierno, que conllevó a una disminución en el grado de inversión de su deuda y, por el otro, los acontecimientos que se dieron en Europa sobre la posible moratoria de pago de los países denominados PIGS (Portugal Italia, Grecia y España),  han generado una incertidumbre generalizada sobre el porvenir económico mundial. Esto, sin duda, tendrá un impacto en todas las industrias en México, pero sobre todo en la de la construcción.

No se puede negar que la industria de la construcción en México es uno de los principales termómetros de la economía. Esta situación se debe a que ésta  tiene una gran interacción con otras industrias, requiere de una gran cantidad de especialistas y genera empleo para mucha gente. Esto se debe a la misma naturaleza de los proyectos, ya que son únicos, de tiempo definido, que involucran a varios participantes, así como a que es una industria especializada, con muchos actores que dan lugar a una competencia dura entre ellos; además de que en general no es muy dinámica para adaptarse a los cambios tecnológicos. Adicionalmente, en los últimos años ha habido una reglamentación más estricta, enfocada a temas ambientales, así como una mayor competencia extranjera. 

Retos de la industria

Son varios los retos a los que se enfrenta la industria de la construcción en México; sin embargo, los principales son la falta de crédito y de clientes, bajas ganancias, competencia excesiva y regulaciones. En esta ocasión, nos enfocaremos en los problemas de crédito (financiamiento) que se vislumbran bajo las condiciones económicas actuales. 

Es importante mencionar que dada la naturaleza y la magnitud de los proyectos, el pedir financiamiento (crédito) es una práctica común; sin embargo no significa que sea una regla. Ante esta situación, es normal que las empresas busquen hacerse de este financiamiento a través de contratos de crédito o de recursos con inversionistas, y mediante la colocación de deuda o capital accionario.

La expectativa es que la evaluación crediticia que se hará sobre las compañías será mucho más estricta. Los estándares que fijarán los agentes otorgantes de créditos, así como los organismos reguladores, deberán ser reevaluados para cerciorarse de que concuerdan con una situación económica más compleja.

El reto para las compañías de la industria de la construcción es cerciorarse de que cumplen cabalmente con todos los requisitos necesarios para poder acceder a los recursos que  requieren para sus actividades. Los requisitos pueden involucrar desde los factores internos (como que la estructura con que se cuenta no es la adecuada en materia humana, tecnológica, etc., para generar la información que se necesita) hasta los factores externos, como nuevas regulaciones, opciones de financiamiento y los requisitos solicitados por los proveedores de dicho financiamiento.

Ante tal situación, las compañías de la industria de la construcción requieren una evaluación integral que les permita identificar todas sus fortalezas y áreas de oportunidad. Las fortalezas pueden y deben llegar a ser verdaderos diferenciadores con respecto a la competencia. Una empresa con un historial de crédito bueno debe mantenerse en ese sentido para cuando requiera acceder a líneas de crédito. Igualmente, las compañías con una buena liquidez deben ser más meticulosas en la forma de invertir sus recursos, e invertir en aquellos portafolios que generen mayor rendimiento y les permitan la disponibilidad de recursos.

Por otra parte, las áreas de oportunidad deben ser atacadas a la brevedad ya que la rapidez con que se solucionen o mejoren les permitirá competir desde una mejor posición. Empresas con un historial crediticio no muy bueno deben de evaluar otras formas de financiamiento. Se estima que la tasa que tendrán que pagar será más alta, pero en un entorno económico en donde se estimula el gasto, el entorno recesivo no debería ser un tema que les impida tener acceso a fuentes de financiamiento, siempre y cuando los proyectos, desde el punto de vista inversión, estén bien evaluados.

Es importante mencionar que la evaluación de las perspectivas económicas debe ser seguida de manera constante, dado que esta industria es muy susceptible a los vaivenes económicos y, en caso de que sea un periodo prolongado, las firmas mejor posicionadas serán las que sobrevivirán.

* El autor es socio de auditoría y especialista en la Industria de la Construcción de KPMG en México.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n004TVY