ALERTA »  Hacienda baja su estimación de crecimiento para este año a un rango de entre 2.1 y 2.6%

Columna invitada

La propuesta económica de Barack Obama

Obama heredó un gobierno con grandes complicaciones económicas, dice Rafael Ramírez de Alba; apostar por el crecimiento del gobierno y los incentivos fiscales minan a las empresas, asegura.

Por: Rafael Ramírez de Alba* |
Martes, 04 de septiembre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — De alguna manera, una elección es más un referéndum sobre la actuación y los resultados de la persona que ocupa el cargo en ese momento que un proceso para elegir a la mejor de dos propuestas.

En el caso del presidente Barack Obama, hay un historial de cuatro años que permite tener una buena idea de cómo podrían ser los siguientes cuatro, en caso de ganar la elección. Sin embargo, vale la pena revisar cuáles son los principales puntos que presenta Obama en materia económica para un segundo periodo. Sobre todo porque, de acuerdo a una reciente encuesta de Gallup, un 71% de la gente en Estados Unidos desaprueba su manejo de la economía.

No cabe duda que Obama llegó al poder en un momento sumamente complicado, no solamente para la economía norteamericana sino para el mundo entero, con una de las peores crisis económicas de la historia reciente. Basta recordar que el desempleo llegó a sobrepasar el 10% y el PIB enfrentó una caída del 6.8% (anualizado) en el último trimestre de 2008. Muchas empresas e instituciones financieras quebraron o estuvieron a punto de hacerlo, si no hubieran sido rescatadas por el Gobierno.

En respuesta a la crisis, Obama lideró la mayor expansión del Gobierno en la historia reciente de los Estados Unidos, con un estímulo fiscal del orden de los 825,000 millones de dólares y uno de los crecimientos más ambiciosos de la regulación y la intervención del Gobierno en distintos aspectos de la vida económica del país, especialmente en materia financiera y de servicios de salud.

De acuerdo con información oficial, la propuesta económica del presidente Obama se centra en los siguientes ejes:

- Lograr que Estados Unidos sea el líder mundial  en cuanto al número de personas que se gradúan de universidades para el año 2020.

- Invertir en energía "limpia", generada en Estados Unidos.

- Fomentar la innovación y la tecnología.

- Reconstruir la infraestructura del país.

- Reformar el código fiscal para controlar el déficit.

Estos cinco puntos reflejan objetivos sin duda encomiables, sin embargo el detalle del cómo lograrlos refleja toda una concepción del desarrollo económico y el progreso. Para lograr los objetivos planteados, lo que el presidente Obama propone es una mezcla de incentivos fiscales, subsidios y gasto gubernamental, acorde con su visión de que el Gobierno es el principal motor del crecimiento de un país, mas no la empresa.

Esta visión es congruente con un discurso donde, en pocas palabras, Obama les dice a los empresarios que si han sido exitosos no se debe a su esfuerzo, tenacidad y visión, sino al apoyo que han recibido del Gobierno.

Vale la pena resaltar que su plan económico no hace referencia a la necesidad de reformar los sistemas de seguridad social, especialmente Medicare, (el sistema de apoyo para gastos en salud de adultos mayores), los cuales se encuentran en una trayectoria que los hace insostenibles en los siguientes años.

Por otro lado, el centro de su propuesta de reforma al sistema fiscal es la regla de Buffet (en honor al famoso multimillonario que afirma que su secretaria paga una tasa de impuestos más alta que él), que consiste en elevar la tasa de impuestos a las personas que ganen más de 250 mil dólares al año, al considerarlos como "millonarios y multimillonarios" que no están pagando "lo que les corresponde". 

Sin embargo, este aumento de impuestos, más allá de su atractivo populista, no alcanzaría ni siquiera para compensar el aumento en el gasto que propone el presidente, sin mencionar el déficit. Asimismo, tendría un efecto negativo en los incentivos para la producción y el empleo.

Lo que podemos esperar de un posible segundo período del presidente Obama es la continuidad de las políticas que han resultado en alto desempleo, bajo crecimiento económico y el empeoramiento de la situación fiscal del país, lo cual podría desembocar en el corto o mediano plazo en otra desaceleración y posiblemente en una nueva crisis económica.

* El autor es académico de Entorno Económico del IPADE.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0058B5