Ticker
Empresas
Columna invitada

Criterios de selección de personal

Al cubrir una vacante se debe tomar en cuenta las necesidades de la empresa, dice Fernando Calderón; en la entrevista de trabajo es importante que muestres balance entre tu vida profesional y personal.

Por: Fernando Calderón* |
Jueves, 13 de diciembre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Estamos por cerrar el año 2012 y seguramente con el inicio del 2013 surgirán nuevas oportunidades de empleo, por lo que es muy importante que conozcas cuáles son los criterios más usados en la búsqueda y selección del talento humano para que puedas potencializar tus conocimientos con la empresa de tu interés.

Empecemos por comprender el término reclutamiento: McKinsey & Co., una importante consultora a nivel mundial, define el reclutamiento de personal como la guerra de los talentos puesto que cada día es más difícil encontrar a la persona adecuada para ocupar una posición de trabajo. Pero, ¿cómo se decide quién es el talento adecuado para el puesto? En general, los criterios de selección se dividen en tres pasos de los cuales los dos primeros están 100% enfocados a la posición per se y la última se enfoca al candidato:

1. Análisis del puesto: Se conoce como los cimientos de todo programa de recursos humanos, en el que después de una investigación exhaustiva se define qué tipo de posición se necesita en la organización y el alcance de la misma en cuanto a las necesidades presentes y futuras.

2. Descripción del puesto: Este paso detalla el trabajo que será realizado y sirve como punto de partida en toda contratación y evaluación de desempeño. La descripción del puesto inicia por trazar de forma general el puesto, para posteriormente detallar las responsabilidades, la línea de reporte, lugar de trabajo, rango de remuneración, horario y todo aspecto relacionado con una posición particular.

3. Descripción del candidato: Una vez que se conoce qué tipo de posición se necesita cubrir, y la forma en la que ésta impactará a la organización, se describe a la persona ideal y se es muy específico en describir las habilidades, conocimientos, aptitudes y experiencia que requiere el candidato, así como el dominio de idiomas y nivel de estudios, entre muchos otros requisitos. La descripción del candidato es el faro que guía el proceso de reclutamiento y selección.

Así pues, una vez que estos criterios han sido definidos se inicia el proceso considerando al talento interno que puede ser transferido o promovido, la ventaja para los reclutadores es que este tipo de candidatos ya cuentan con la cultura organizacional y conocen los objetivos de la compañía.

No obstante, no siempre es el talento adecuado y entonces tienen que llevar a cabo un proceso de reclutamiento externo convocando a candidatos a través de bolsas de trabajo como OCCMundial, acuerdos con universidades, becarios y/o referencias.

Este proceso suele iniciar con una llamada, o un correo electrónico, invitándoles a participar en una entrevista que busca detectar si un candidato cumple con los requisitos del puesto. Los criterios que suelen usarse para evaluar el éxito de la misma son los siguientes:

Historia profesional y educativa: Recuerda que tu participación en proyectos sociales, escolares y/o familiares pueden sustituir la experiencia profesional. Aptitudes profesionales: El reclutador estará al pendiente de tu carácter y la forma en que lo comunicas; te hará preguntas para conocer si eres un líder, un jugador de equipo, o un buen soporte para la organización. Equilibrio: Ni hables sólo de ti, ni hables sólo de trabajo...es importante que demuestres ser capaz de conservar el equilibrio entre tu vida profesional y personal. Actitud: Definitivamente uno de los criterios más importantes, el reclutador se mantendrá al pendiente de tu forma de comunicar tu disposición al trabajo en equipo, habilidades comunicativas, manejo de la presión, planes a mediano y largo plazo, motivación y método de trabajo. Comunicación verbal y no verbal: A lo largo del proceso de la entrevista el reclutador hace una evaluación entre lo falso y lo cierto, es decir, decide si estás hablando con la verdad o estás adornando la realidad para quedarte con el trabajo y esta información la cruza con tu lenguaje no verbal, en específico gestos, postura, etc.

Recuerda que la entrevista es una excelente oportunidad para posicionarte como el candidato adecuado, ¡aprovéchala!

 * El autor es Director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial.com


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CUQ