Columna invitada

Valor en compañías mexicanas

Jesús Luna y Ángel Saenz comparan normatividades sobre la entrega de reportes financieros; los miembros de KPMG México se preguntan por aquellas firmas privadas que no cotizan en Bolsa.

Por: Jesús Luna y Ángel Saenz* |
Martes, 22 de enero de 2013 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La tendencia mundial de emitir información financiera bajo las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS) sin duda alguna ha causado gran impacto en México, derivado del requerimiento de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para que las compañías públicas en México emitan su información financiera con base en dichas normas a partir del primero de enero de 2012.

Sin embargo, existen cuestionamientos al respecto de su adopción para aquellas compañías privadas y que no cotizan en Bolsa, como por ejemplo: ¿cuáles son los beneficios que otorgan las IFRS en comparación con las Normas de Información Financiera Mexicanas (NIF mexicanas)?

El objetivo de las IFRS, como el de cualquier cuerpo normativo contable, es el de establecer un marco que dicte los principios contables que deben ser aplicados por las compañías al momento de generar información financiera para sus partes interesadas o stake78holders (accionistas, potenciales inversionistas, clientes, proveedores, entre otros). Lo anterior, para que efectúen sus análisis y tomas de decisiones correspondientes.

Una de las principales diferencias que existe entre las NIF mexicanas y las IFRS es que las revelaciones requeridas con base en IFRS son mucho más extensas que las NIF mexicanas, lo que origina que las partes interesadas cuenten con más información para la interpretación adecuada de los estados financieros de una compañía.

Otra diferencia importante entre dichas normatividades es la opción de aplicar el "Modelo de Valor Razonable" (avalúos practicados por peritos independientes) con relación a los activos de larga duración, como por ejemplo, los inmuebles, maquinaria, mobiliario y equipo, así como propiedades de inversión. Bajo las NIF mexicanas, éstos deben ser valuadas al costo histórico (más efectos de inflación cuando ciertos requisitos se cumplen).

Al respecto, la pregunta que surge es: ¿qué impactos/beneficios puede tener la opción de Valor Razonable en una compañía?

La opción de aplicar avalúos en los activos de larga duración de una compañía, tales como el activo fijo, tiene distintas repercusiones en los estados financieros, como por ejemplo, las siguientes:

*Se esperaría tener un incremento potencial en el capital contable, al reconocerse el incremento en el valor de los activos fijos contra la reserva por reevaluación (capital contable), teniendo un capital contable más sólido.

*El incremento en el valor del capital contable pudiera tener un efecto favorable en la determinación de razones financieras que involucran el capital contable, poniendo especial atención en aquellas compañías que tienen créditos significativos que incluyen obligaciones de hacer relacionadas a cumplimiento de razones financieras.

*Por otra parte, la depreciación de los activos fijos incrementaría en consecuencia, por lo que tendría un impacto en los resultados del ejercicio.

*Los gastos de fabricación que son capitalizados como parte del costo de fabricación del inventario sufrirían un incremento por el efecto en la depreciación mencionado anteriormente, originando un incremento en el valor de los inventarios, así como del costo de ventas al momento de realizar los inventarios.

Como podemos observar, el reconocer la opción de Valor Razonable en los activos de larga duración siempre trae consigo efectos importantes que las compañías deben analizar y jugar a su favor, considerando en todo momento cuál es la opción que se apega más a la estrategia de negocio que han implementado.

*Jesús Luna y Ángel Saenz son socio y gerente senior, respectivamente, de Asesoría Contable y Mercados de Capital KPMG en México


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EFG