Empresas
Columna invitada

El apetito de los mercados de capital

El Gobierno debe hacer que los inversores confíen en sus planes, dicen Jesús Luna y Juan Rodríguez; las Bolsas de valores juegan un rol crucial en el crecimiento, afirman los especialistas.

Por: Jesús Luna y Juan Omar Rodríguez* |
Lunes, 25 de febrero de 2013 a las 06:02

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — México se encuentra en una posición muy competitiva a nivel internacional debido a sus sólidos indicadores macroeconómicos e inmejorables expectativas de desarrollo para los años siguientes.

El mercado ha percibido positivamente los planes emprendidos por el nuevo Gobierno en fechas recientes que dan certidumbre acerca de las pasos que se están dando para resolver problemas y cerrar brechas en temas prioritarios para el país.

El gran reto será convencer a los actores internacionales de que nuestro país puede ser un mercado maduro para que la inversión extranjera fluya en mayor medida.

Los mercados financieros juegan un rol crucial en el crecimiento económico. Los avances en la materia han dado pie a la entrada de un mayor número de inversionistas a un proceso de Oferta Pública Inicial (IPO, por sus siglas en inglés), o bien, en obtener financiamiento a través de la emisión de deuda mediante diversos instrumentos a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En 2012, se registraron más de 90,000 millones de pesos en emisiones de capital, récord histórico con el incremento de casi siete veces en relación a 2011, de acuerdo con la BMV. La emisión de deuda es una fuente de financiamiento que cuenta con ventajas múltiples y que, cuando se cuenta con la estructura financiera, legal, y operativa suele tener un costo bajo para las entidades emisoras.

La necesidad de atraer nuevos inversionistas a los mercados de deuda y de capital mexicanos ha tenido como consecuencia que los reguladores introduzcan nuevos  esquemas e instrumentos especialmente diseñados para sectores e industrias que usan métodos tradicionales de financiamiento para realizar proyectos diversos.

Los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) son títulos o valores fiduciarios emitidos por fideicomisos para la canalización de recursos de inversión a sectores y actividades con un potencial de crecimiento importante a largo plazo, lo que genera cierta flexibilidad y nuevas formas de diversificación de portafolios a distintos tipos de inversionistas.

El rendimiento de los CKD es variable, depende de los resultados de cada uno de los proyectos, no pagan intereses fijos como los instrumentos de deuda tradicionales, ni garantizan el pago del capital principal, por lo que tienen un cierto riesgo implícito. Los principales inversionistas suelen ser Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), y hoy existen 24 emisores de CKD en la BMV.

Los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces, conocidos como FIBRAS, son instrumentos de inversión que han registrado hasta el  momento tres emisiones en el mercado mexicano.

Han funcionado con anterioridad en otros mercados y se les conoce como REIT (Real Estate Investment Trust), estos han demostrado su capacidad para obtener atractivos rendimientos, asimismo ser una valiosa forma de diversificar el portafolio de proyectos de inversión.

Como podemos notar, los mercados financieros son más complejos, por lo que existen más instrumentos destinados a satisfacer las necesidades de los inversionistas. El acceso a los mercados de capital y deuda son una realidad que debiera explorarse por compañías con planes de crecimiento. En los procesos de emisión de valores se dan múltiples factores que hay que considerar con sumo cuidado, tales como el aspecto financiero, regulatorio, contable, legal, entre otros, por lo que el acompañamiento de un asesor con la experiencia adecuada es crítica en dicho proceso.

Los autores son socio y gerente senior respectivamente de Asesoría Contable y Mercados de Capital de KPMG en México*.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005GND