El iPhone perdido, ¿publicidad o mito?

La prensa tecnológica publicó la supuesta pérdida del prototipo de Apple en un bar en San Francisco; lo mismo ocurrió el año pasado con el iPhone 4 justo antes de salir, y le dio mucha publicidad.

Por: Philip Elmer-DeWitt |
Lunes, 05 de septiembre de 2011 a las 12:25
Fortune
El prototipo del iPhone 5 se extravió en un bar en EU, y casualmente ocurrió lo mismo con el modelo anterior. (Foto: Cortesía Fortune)
El prototipo del iPhone 5 se extravió en un bar en EU, y casualmente ocurrió lo mismo con el modelo anterior. (Foto: Cortesía Fortune)
Otros enlaces

Ocurrió de nuevo: otro empleado de Apple pierde un prototipo de iPhone en un bar. Me huele a guión de película.

No hay cosa que le guste más a la prensa tecnológica que ir en busca del nuevo iPhone de Apple. Cualquier pista sirve: el diseño robado de una funda, una fotografía borrosa del dispositivo, o estimaciones de producción filtradas por una fuente de noticias asiática. 

Eso fue lo que hizo tan irresistible la novelesca historia que rodeó el año pasado al prototipo del iPhone 4 (olvidado en un bar, y después vendido a un editor de Gizmodo cuya casa fue cateada y sus computadoras requisadas).

La historia que protagonizó la semana anterior el iPhone 5 no es tan elaborada, pero tiene su encanto. Estos son mis detalles favoritos: 

1. Cava22. El bar de San Francisco donde se perdió el dispositivo se especializa en tequila y sirve un ceviche de camarón marinado en lima (CNET).

2. El alcohol. El dueño del bar dijo a CNET: "Supongo que tendré que hacer mis bebidas menos fuertes". 

3. En busca del iPhone perdido. Funcionó aunque no con mucha exactitud. Apple rastreó el dispositivo perdido a una casa de dos plantas en el barrio Bernal Heights de San Francisco (CNET), que resultó estar emplazada en el barrio Ingleside (SFWeekly). 

4. "Inestimable". Esa fue la respuesta que dio Apple al Departamento de Policía de San Francisco al preguntarle por el valor del objeto perdido (CNET). 

5. Los policías. El Departamento de Policía, que sufre problemas de presupuesto, creyó que el incidente era de suficiente importancia como para asignar cuatro oficiales al caso (SFWeekly). 

6. La búsqueda. El dueño de la casa -un tal Sergio Calderón, de 22 años- permitió que su residencia fuera inspeccionada meticulosamente sin pedir una orden de registro o ver alguna identificación (SFWeekly).

7. La intimidación. La policía esperó afuera de la casa mientras dos empleados de seguridad de Apple realizaban el registro; ofrecieron a Calderón una recompensa de 300 dólares, le hicieron vagas amenazas sobre extranjeros ilegales y le dejaron una tarjeta de presentación que puede asociarse a Apple (SFWeekly). 

8. El tipo duro. La página de LinkedIn (ya removida) de Anthony 'Tony' Colon, el detective de Apple que dirigió la búsqueda, enlistaba sus especialidades: evaluación de amenazas, contraterrorismo, protección a ejecutivos y estudios sobre las condiciones de seguridad en instalaciones (SFWeekly). 

9. La evasiva. El Departamento de Policía pudo mantener su participación en confidencialidad (al menos por algunas horas) diciéndole a la prensa que no tenía reportes de ninguna búsqueda u objeto perdido (Business Insider). 

10. La admisión. El teniente que finalmente reconoció la intervención del Departamento de Policía de San Francisco en el asunto, admitiendo que a petición de Apple no se reportó ningún crimen, fue Troy Dangerfield (SFWeekly).

¿Qué ocurrió con el iPhone perdido? ¿Aún anda prófugo? ¿Pudo Tony Colon encontrarlo? Apple, como es habitual, no ha dicho nada.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0034HB
recomienda
Patrocinado por