Steve Jobs muere

El cofundador de Apple falleció este miércoles a los 56 años de edad, confirmó la empresa; desde hace algunos meses se informó que el ex CEO de la firma enfrentaba problemas de salud.

Miércoles, 05 de octubre de 2011 a las 18:50
“La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y es como debe ser porque la muerte es muy probable que sea la mejor invención de la vida”, expresó Jobs el 12 de junio de 2005 en la Universidad Stanford. (Foto: AP)
“La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y es como debe ser porque la muerte es muy probable que sea la mejor invención de la vida”, expresó Jobs el 12 de junio de 2005 en la Universidad Stanford. (Foto: AP)
Otros enlaces
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El ex presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, falleció este miércoles a los 56 años de edad, informó la empresa.

"Estamos muy tristes en anunciar que Steve Jobs ha muerto el día de hoy", dijo Apple en un comunicado.

La firma reconoció el trabajo de Jobs en la compañía. "El mundo es mucho mejor gracias a Steve", señala el documento y añade que "murió en paz, rodeado por su familia".

La tecnológica dijo que se creará un sitio de Internet para quienes quieran homenajear a Jobs.

"Su mayor amor era para su esposa, Laurene, y su familia. Nuestros corazones están con ellos y para todos aquellos que fueron tocados por sus regalos extraordinarios", finaliza el comunicado.

El cofundador de Microsoft, Bill Gates, dijo que haber trabajado con Jobs fue un "gran honor" y añadió que "lo echará enormemente de menos".

"El mundo raramente ve a alguien que haya tenido un impacto tan grande como tuvo Steve", agregó.

El pasado 24 de agosto, el hombre que presentó al mundo los populares iPhone y iPad renunció como CEO de la compañía por los problemas de salud que le aquejaban.

"Siempre he creído que si alguna vez llegara el día en que no pudiera satisfacer mis labores y expectativas como CEO de Apple, sería el primero en decírselos. Desafortunadamente, el día ha llegado", dijo en esa ocasión a través de una carta dirigida a la comunidad de la tecnológica.

Aquel día, Jobs dijo creer que los días más brillantes e innovadores de Apple están por venir. "Espero verlos y contribuir en ese éxito en una nueva posición", apuntó.

En el texto, Steve Jobs agradecía a sus compañeros en la empresa por los años de trabajo juntos.

"He conseguido a algunos de mis mejores amigos de toda la vida en Apple", concluyó.

El empresario, que luchaba contra un cáncer de páncreas, se encontraba bajo licencia en el cargo de CEO de Apple desde el 17 de enero de 2011, misma que terminó en agosto, cuando decidió renunciar.

Interrumpió su receso y reapareció brevemente en público en marzo para la presentación de la nueva versión de la iPad y posteriormente para asistir a una cena ofrecida por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para líderes tecnológicos en Silicon Valley.

La apariencia usualmente demacrada de Jobs generó interrogantes acerca de su salud y su capacidad para continuar al frente de la firma.

Tras la renuncia, Apple anunció que Steve Jobs ocuparía el cargo de presidente del directorio y que Tim Cook resultó seleccionado para reemplazarlo como presidente ejecutivo, tal como lo recomendó el cofundador de la compañía.

Apenas el pasado martes, Cook presentó el nuevo modelo iPhone 4S, en su primera presentación pública como CEO de Apple.

El 12 de junio de 2005, Steve Jobs dio un discurso en la Universidad Stanford en el que habló de la muerte, y que se considera uno de los pocos momentos en que abordó su vida privada.

"Nadie quiere morir. Incluso la gente que quiere ir al cielo, no quiere morir para llegar allá. La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y es como debe ser porque la muerte es muy probable que sea la mejor invención de la vida", expresó aquel día.

Jobs fue un pionero en la transformación de la computadora, que pasó de una curiosidad fabricada por jóvenes aficionados a un artefacto doméstico de primera necesidad, aunque sus computadoras Macintosh eventualmente perdieron casi toda su participación de mercado ante las PC, que contaban con el sistema operativo Microsoft Windows.

Guió a Apple, convirtiéndola de una empresa rudimentaria de dos empleados a un gigante de Silicon Valley, especialmente después del lanzamiento de la Apple II, la primera computadora de uso masivo. Su surgimiento hace 30 años obligó a IBM Corp. y a otros competidores a esforzarse por igualarla.

Jobs era un hombre carismático y expresivo, un vendedor por naturaleza y un oráculo de su industria que parecía intuir las necesidades de los consumidores antes que ellos mismos las conocieran.

Solía subir al escenario en las ferias y eventos de Apple en jeans, zapatos deportivos y suéteres negros, hechizando a la audiencia con sus más recientes innovaciones y concluyendo siempre con una presentación final precedida con la frase: "Hay un asunto más".

Su insistencia en la estética minimalista, el diseño cuidadoso y el uso de materiales de alta calidad hizo que los artefactos de Apple sean calificados como de alto calibre. También justificó los altos precios, aunque eventualmente la competencia le obligó a bajarlos.

En una entrevista para un documental transmitido en 1996 por la televisión estadounidense, Jobs recordó cómo creció en la década de 1970 y cómo su generación prefería la poesía en lugar de las finanzas. "Creo que eso fue maravilloso y creo que ese mismo espíritu puede ser introducido en productos, y que esos productos pueden ser vendidos a gente que apreciará ese espíritu", comentó.

En privado, sin embargo, otros lo calificaban de jefe autoritario y errático, que hacía exigencias irracionales y humillaba a sus empleados. Su biógrafo, Alan Deutschman, lo calificó de "emocionalmente inestable y excesivamente errático". En su vida personal, Jobs negó por dos años ser el padre de Lisa, quien fue hija de su novia Chrisann Brennan y que nació en 1978. Años más tarde, bautizaría a un modelo de computadora con ese nombre.

El carisma y fortaleza de Jobs parecían invencibles. Uno de sus ingenieros comentaba que en su presencia se creaba un "campo de realidad distorsionada" porque, en persona, era capaz de convencer a cualquiera sobre cualquier cuestión, aun cuando uno volviera a discrepar en cuanto él se iba.

Steven Paul Jobs nació el 24 de febrero de 1955 en San Francisco, hijo de Joanne Schieble -para entonces una estudiante de posgrado soltera- y Abdulfattah Jandali, un estudiante originario de Siria. Fue entregado en adopción a Clara y Paul Jobs, quienes alentaron su afición por la electrónica. Se graduó de la secundaria en 1972 y se inscribió en la universidad Reed College en Portland, Oregón, pero pronto abandonó los estudios.

Le sobreviven su hermana Mona Simpson, su hija Lisa Brennan-Jobs, su esposa Laurene Powell y sus tres hijos Reed, Erin y Eve.

Con información de agencias


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n004S2F
recomienda
Patrocinado por