Android lucha contra su estancamiento

El sistema operativo móvil de Google llegó a un pico, mientras sus rivales, Apple y Windows, crecen; la marca debe luchar contra sus fallas para desarrollar ‘apps’ y la lentitud de sus actualizaciones.

Por: Kevin Kelleher |
Miércoles, 13 de junio de 2012 a las 06:02

Durante varios años, pareció que nada podría frenar el alza de Android. El pequeño sistema operativo móvil que Google compró por 50 millones de dólares en 2005 fue adoptado por grandes fabricantes de smartphones como Motorola, HTC y Samsung. 

La participación de Android en el mercado mundial de teléfonos inteligentes pasó de alrededor de 2% a finales de 2008, a algún punto entre 51% y 59% en el último trimestre (dependiendo de quién lleve la cuenta). El posicionamiento de Google en la web móvil parecía decididamente fuerte.

Pero ahora parece que el crecimiento de Android podría haberse estancado a medida que Google enfrenta nuevos retos en el sector móvil por parte de sus antiguos rivales Apple y Facebook. Los reportes recientes sugieren la posibilidad de que el crecimiento de Android haya alcanzado un pico.

En primer lugar, Horace Dediu de Asymco señaló que el crecimiento neto de usuarios de Android se había reducido durante cuatro meses consecutivos y que el incremento en abril fue el más lento desde el mismo mes de 2009.

Luego, otro reporte de IDC indicó que la participación de Android en el mercado mundial de smartphones se reduciría de 61% este año a 53% en 2016. IDC proyectó que Windows Phone 7 de Microsoft aumentará su participación de mercado desde 5% este año a 19% en cuatro años, en gran parte debido a la larga trayectoria en mercados emergentes de Nokia, el socio de Microsoft en la industria móvil.

Y si Microsoft/Nokia comenzará a comerse la participación de Android en los mercados emergentes, el iPhone ya lo ha estado haciendo en Estados Unidos. A partir de que el iPhone estuvo disponible en las redes de Verizon, la participación de mercado de Android en el sector de teléfonos inteligentes en Estados Unidos comenzó a estabilizarse. Y después del lanzamiento del iPhone 4S, esa participación de mercado comenzó a erosionarse. Si como se prevé, Apple comienza a vender un iPhone 5 LTE este otoño, Android podría registrar una caída aún mayor en su participación de mercado en Estados Unidos.

Es fácil leer demasiado en los cambios a corto plazo en la participación de mercado. En abril, por ejemplo, la incertidumbre económica en Europa y Asia provocaron que muchos dueños de teléfonos con funciones básicas de llamadas y texto pospusieran su actualización a teléfonos inteligentes, y los teléfonos Android se vendieron bien en medio de la desaceleración global. Y Google parece listo para empatar el lanzamiento de un iPhone 5 con la salida de Jelly Bean, también conocido como Android 5.0, a finales de este año.

Pero mirando más allá del corto plazo, hay algunos desafíos que pueden causar problemas a Google en el mantenimiento de su formidable presencia en la web móvil. En primer lugar, la naturaleza abierta de Android -que le permite impulsar de todo, desde teléfonos de prepago de 99 dólares hasta celulares de alta gama como el Galaxy S3 y tabletas Kindle Fire de Amazon- deja la plataforma tan fragmentada que es difícil para los desarrolladores programar aplicaciones fácilmente para él.

Programar aplicaciones para el iPhone involucra una pantalla de tamaño estándar y, a menos que los propietarios del iPhone se tarden en actualizar su sistema operativo, una versión de iOS a la vez. Sin embargo, escribir y probar aplicaciones para Android y la inmensidad de dispositivos compatibles puede ser una tarea desalentadora.

Tampoco ayuda que muchos de los dispositivos Android sean lentos para actualizarse a la última versión del software: Sólo 7% de los dispositivos Android ejecuta Ice Cream Sandwich, también conocido como Android 4.0.

De acuerdo con la firma de análisis de aplicaciones Flurry, los desarrolladores construyen dos aplicaciones iOS por cada aplicación Android que crean. A cambio, reciben cuatro veces más ingresos por parte de los usuarios de iPhone que de los usuarios de Android. Esa diferencia es crucial, ya que, como Flurry señaló: "Si la comunidad de desarrolladores adopta una plataforma sobre la otra, los desarrolladores crearán software que extienda infinitamente el valor de la experiencia del consumidor, dando a una plataforma una ventaja competitiva significativa".

Y no es sólo que los desarrolladores estén desalentados por la complejidad de trabajar con Android. Mientras que el iPhone ha hecho incursiones en el mercado empresarial -a expensas del Blackberry de Research In Motion-, un reporte reciente de Gartner muestra que Android está "severamente limitado" en las grandes empresas debido al trabajo que implica gestionar esas mismas variaciones en dispositivos y versiones de sistema operativo.

Por supuesto, Google gana la mayor parte de su dinero de la publicidad. Android es útil en la medida en que proporciona una plataforma previamente preparada para presentar esos anuncios publicitarios. Pero Android parece estar llegando a un punto máximo justo cuando Google enfrenta nuevas amenazas en otras plataformas. Apple celebró una conferencia con sus propios desarrolladores esta semana, y anunció su propia aplicación de mapas para el iPhone, desplazando a Google. Apple también integrará la funcionalidad con Facebook en iOS6, lo que podría dejar de lado los esfuerzos de Google en las redes sociales. (Conoce los principales anuncios de Apple).

Nada de esto significa que Android vaya a desaparecer. IDC, que prevé una participación de mercado a la baja para Android, aún la ve como la plataforma móvil líder para los próximos años. Pero existen los suficientes desafíos ante Android como para desacelerar su impresionante impulso de los últimos años. Si eso sucede, los planes de Google de ganar dinero de los usuarios de smartphones podría toparse con un obstáculo, y la empresa tendrá que ser más creativa en sus esfuerzos en la web móvil.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0054C8
recomienda
Patrocinado por