iPhone 5, ¿sentencia para las redes 3G?

En Estados Unidos las telefónicas podrán dejar de usar la vieja tecnología de conectividad; actualmente operan las redes 2G, 3G y 4G, la popularidad del ‘smartphone’ cambiaría el panorama.

Por: David Goldman |
Viernes, 14 de septiembre de 2012 a las 16:08

NUEVA YORK — Ha llegado el momento que han estado soñando las operadoras de telefonía inalámbrica: Apple finalmente incorporó la capacidad 4G al iPhone, permitiendo así que las compañías telefónicas estadounidenses comiencen a desmantelar sus avejentadas redes 3G.

El iPhone 5, que Apple dio a conocer el miércoles, será el primer iPhone que soporte una tecnología inalámbrica 4G llamada Long Term Evolution, o LTE. Aún cuando las compañías han gastado miles de millones de dólares modernizándose a la red 4G, y muchos teléfonos de gama alta y tablets son actualmente compatibles con redes LTE, las ventas de dispositivos 4G se han rezagado.

El iPhone es el punto de inflexión que precisaba la red 4G. El smartphone de Apple es, con mucho, el teléfono celular más popular en el mercado estadounidense.

"Hará que mucha gente se pase a la 4G", comenta Ken Dulaney, analista de Gartner. "En cinco o seis años, (las operadoras) podrán clausurar por completo la 3G".

Eso será un alivio para las operadoras. Verizon, AT&T, Sprint y otras compañías han sido obligadas a mantener simultáneamente tres redes -2G, 3G y 4G- a fin de dar servicio a clientes con todas las variedades de teléfonos, los plegables, los básicos y los inteligentes.

Eso resulta increíblemente caro e ineficiente. Las redes 4G son capaces de ‘embutir' muchos más datos en su espectro inalámbrico que la red 3G y especialmente la 2G. Las primeras tecnologías de red ocupan una gran porción de valioso espectro que a las compañías le gustaría asignar a la 4G.

Y eso es exactamente lo que pretenden hacer, dicen los analistas de la industria. Las tres compañías nacionales que comercializan el iPhone se negaron a discutir sus planes para la reasignación del espectro.

La extinción de las redes 3G será lenta y gradual, pero ya ha comenzado. En este momento, todavía hay clientes con teléfonos móviles que sólo soportan redes 2G, que aún se emplean para los mensajes de texto y las llamadas de voz. Eso está a punto de cambiar: un nuevo protocolo llamado Voz over LTE o VoLTE, será el estándar en 2015.

Eso significará el fin de las redes 2G. Y sólo un par de años después, se espera que las redes 3G también desaparezcan. Los analistas predicen que las operadoras ofrecerán de forma gratuita teléfonos con capacidad 4G para que los últimos reductos que quedan se deshagan de sus viejos dispositivos.

Mientras tanto, los actuales clientes de redes 3G podrían empezar a notar una mejora en el rendimiento. A medida que más clientes se pasen a la 4G, los problemas de congestión que son rutinarios en las redes 3G en algunos lugares probablemente se reduzcan un poco, señala Dulaney de Gartner.

La siguiente preocupación de las operadoras será mantener el rendimiento de su red 4G. Para promocionar sus nuevas redes, los proveedores han estado anunciando ofertas llamativas, como velocidades similares a las de banda ancha que permiten visualizar videos en alta definición en nuestros móviles. Pero si millones de clientes del iPhone 5 comienzan a practicar el streaming de videos, lo que se seguirá es una congestión de la red.

"Muy pronto, con todos esos clientes del iPhone con capacidad 4G usando mayores cantidades de datos, la 4G también se atascará", indicó Dulaney. "Entonces, necesitaremos una 5G".

 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0058TL